Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Investigadores y MPE reaccionan ante las propuestas de la Comisión en materia de política de investigación

'Lo que necesita Europa es voluntad política. Hay voluntad política en la teoría, pero esa voluntad debe ser expresada y clara,' escucharon los MPE en el debate público sobre el futuro de la investigación europea celebrado en la comisión de industria, investigación y energía (...

'Lo que necesita Europa es voluntad política. Hay voluntad política en la teoría, pero esa voluntad debe ser expresada y clara,' escucharon los MPE en el debate público sobre el futuro de la investigación europea celebrado en la comisión de industria, investigación y energía (ITRE) del Parlamento Europeo el pasado 24 de enero. El llamamiento lo hacía Carl Sundberg, Profesor Asociado en el Instituto Karolinska de Suecia, quien también expresó el deseo de 'ver a más parlamentarios impulsar la ciencia'. La comparecencia pública ofreció a los representantes de la comunidad investigadora la oportunidad de responder a las propuestas de la Comisión sobre el futuro de la investigación europea, y explicar cómo les gustaría que se desarrollaran las propuestas. Los MPE se mostraron satisfechos de escuchar la reacción de las partes interesadas, y de aclarar lo que consideran son las prioridades de la política de investigación. Los debates se centraron en concreto en la investigación básica y el Consejo Europeo de Investigación (ERC), las pequeñas y medianas empresas (PYME) y la innovación, las prioridades temáticas y las plataformas tecnológicas. El Profesor Sundberg y Federico Mayor, Presidente del Grupo de Expertos del ERC, destacaron la importancia de que el organismo se rija por un gobierno independiente, y de utilizarlo para atraer a más investigadores de países terceros a Europa. Horst Soboll, de UNICE, expresó su respaldo al ERC con la condición de que su creación no sea a expensas de la industria. Debe ser gestionado junto con las actividades del programa marco, señaló. Entre las muchas intervenciones de MPE que siguieron al debate, se plantearon cuestiones sobre la estructura del ERC, el peligro de que coincidan las disposiciones de los Estados Miembros sobre investigación básica, y el valor añadido europeo. La MPE británica Eluned Morgan planteó que, si la excelencia es el único criterio para recibir fondos comunitarios, los equipos compuestos de investigadores de un solo país podrían obtener ayuda financiera. '¿Dónde está en este caso el valor añadido europeo? ' preguntó. La Sra. Morgan recibió dos respuestas. El Profesor Sundberg afirmó que el valor añadido europeo vendría de la masa crítica de reunir a los científicos de toda Europa para evaluar las propuestas. El Presidente de ITRE y MPE británico Giles Chichester añadió: 'Yo pensaría que el hecho de que hayan competido con los mejores de Europa es un valor añadido europeo en sí mismo.' El relator Pia Locatelli resumió el debate sobre el ERC con el siguiente comentario: 'el número de preguntas sobre la forma en que funcionará el Consejo Europeo de Investigación indica lo importante y delicado que todo el mundo piensa que es. Es un peldaño en el camino hacia la creación de un Espacio Europeo de Investigación, que quizá sea tan importante como el mercado interno o la unión monetaria.' En cuanto a las PYME, Susana Borrás, de la Universidad de Roskile en Dinamarca, apuntó las numerosas políticas que se necesitan para que funcionen. 'Las PYME innovadoras aún continúan atrapadas entre la política de empresa y la de investigación,' dijo. La combinación de políticas requeridas debe abordar cuestiones tales como la infraestructura física, las políticas medioambientales, la formación, la divulgación de la información, la investigación, el capital riesgo y la agrupación de empresas, dijo. La Sra. Borrás pidió que el Séptimo Programa Marco (VII PM) de investigación sea más accesible para las PYME. Así mismo, subrayó la necesidad de prestar más atención a los parques de ciencia y tecnología (a los que se refirió como 'fábricas de innovación'), la divulgación del conocimiento y la transferencia de tecnología en las universidades. Además, la futura política de innovación de la UE debería establecer las condiciones marco para la innovación en los clusters, promover la participación de una amplia variedad de actores locales, y estimular las asociaciones transfronterizas para el aprendizaje político, añadió. Philomela Komninou, Profesora de la Universidad de Aristóteles en Tesalónica, Grecia, defendió el aumento de los fondos destinados a recursos humanos y movilidad en el VII PM. Respondiendo a su propia pregunta de '¿cómo hemos llegado a este punto?', la Profesora Komninou mencionó una falta de reconocimiento público de los investigadores, una carencia de planes de desarrollo profesional e incentivos, limitaciones al número de contratos consecutivos, y la inseguridad asociada a los contratos a corto plazo. Mostrando su respaldo a la Unión Europea, Raffaele Liberali expresó su compromiso con las nuevas iniciativas para atraer a los mejores cerebros a Europa. Abordando una cuestión sobre la que aún no ha comenzado el verdadero debate, Sigurd Lettow expuso las opiniones de Helmholtz Gemeinschaft sobre las prioridades de investigación en el VII PM. Enumeró seis campos de investigación que deberían tenerse en cuenta: energía renovable; investigación medioambiental y sistemas terrestres; investigación de la salud; nuevas tecnologías y materiales; transporte; y tecnologías de procesamiento de la información. Además, pidió que se promueva la interdisciplinariedad a través de la integración del actual programa NEST (ciencia y tecnología nueva y emergente) en las prioridades temáticas, y la publicación de más convocatorias de propuestas conjuntas. Tras la respuesta formal del Parlamento y el Consejo, la Comisión espera que la decisión definitiva sobre el futuro de la política de investigación se tome a mediados de 2006