Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La biotecnología es buena para todos, dice la industria

La solución para cerrar distancias con EE.UU. en el campo de la biotecnología es doble, afirman los representantes del campo de la biotecnología para la atención sanitaria en Europa: la creación de una bolsa paneuropea y la 'europeización' del concepto de Jóvenes Empresas Inno...

La solución para cerrar distancias con EE.UU. en el campo de la biotecnología es doble, afirman los representantes del campo de la biotecnología para la atención sanitaria en Europa: la creación de una bolsa paneuropea y la 'europeización' del concepto de Jóvenes Empresas Innovadoras (YIC, del inglés Young Innovative Companies). Son declaraciones realizadas en la presentación de Bio Impact, el primer estudio científico sobre el impacto de los medicamentos derivados de la biotecnología en la calidad de vida y la esperanza de vida de los pacientes, celebrada en París y Bruselas el 10 de febrero. En el acto, la industria de la biotecnología exigió también un sistema comunitario de seguimiento rápido para el registro de productos innovadores y una política común para el reembolso de productos innovadores por parte de los sistemas nacionales de seguridad social. El concepto de Jóvenes Empresas Innovadoras (YIC), que se desarrolla actualmente en Francia, implica la ausencia de costes sociales, del impuesto sobre la renta y del impuesto sobre las ganancias de capital para las empresas de menos de 15 años que destinen al menos el 15 por ciento de su gasto a la investigación y el desarrollo (I+D). 'Europa necesita ser independiente en el terreno de la atención sanitaria, igual que necesita ser independiente en defensa,' afirma Philippe Pouletty, presidente de France Biotech y vicepresidente de EuropaBio, la asociación europea de bioindustrias. 'La diferencia entre la UE y EE.UU. en términos de biotecnología es muy grande, y cada vez mayor. La diferencia porcentual de la inversión en la UE y en EE.UU. es del 17 por ciento. No es una buena cifra. Nuestro PIB es similar, pero Europa tiene una población mayor. No nos podemos permitir quedar rezagados, o dependeremos de los medicamentos investigados y desarrollados en EE.UU.' La biotecnología es un sector estratégico - el 50 por ciento de los nuevos medicamentos se originan en este campo, sobre todo los medicamentos más innovadores (insulina, hormonas del crecimiento, vacunas anticuerpos monoclonales para el tratamiento del cáncer, y terapia celular). Casi 250 millones de pacientes se benefician ya de los progresos de las biotecnologías, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento. Según el estudio de Bio Impact, estos medicamentos ofrecen soluciones terapéuticas más seguras y eficientes con menos efectos secundarios, especialmente en situaciones en las que las necesidades médicas sin resolver son muy altas, como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la hemofilia, la esclerosis múltiple, la hepatitis, la anemia aguda, las enfermedades inflamatorias y la carencia de hormonas del crecimiento. La biotecnología también puede ser de gran ayuda en el campo de las enfermedades raras que suelen ser de origen genético. En Europa hay 1.500 pequeñas y medianas empresas (PYME) que participan en el desarrollo de nuevos productos terapéuticos en el ámbito de la biotecnología. Según la industria biotecnológica, resulta fundamental estimular el entorno para estas empresas innovadoras de biotecnología, y fortalecer sus relaciones con la investigación académica y la industria farmacéutica. No obstante, la biotecnología consume capital. Cuando una empresa desarrolla un fármaco, puede que no logre beneficios en diez años, por lo necesita inversiones considerables y de largo plazo. A pesar de que esta industria reconoce que el entorno en Europa está mejorando, señalan que aún faltan elementos clave. 'Las empresas europeas sufren la fragmentación y la anemia de las bolsas de valores europeas, así como la falta de apetito entre los inversores europeos para las acciones tecnológicas. La vía del mercado de valores es imprescindible para el crecimiento de una empresa de biotecnología que necesita un capital de varios cientos de millones de euros para desarrollar su primer medicamento y ser rentable. La ausencia de posibilidades de salida en la bolsa de valores pone en peligro y coloca en desventaja la financiación de empresas de biotecnología de nueva creación, ya que los fondos de capital riesgo continúan financiando las empresas existentes y no las de nueva creación,' explica France Biotech. Para cumplir los objetivos de Lisboa, Europa necesita llegar al sector privado, especialmente en campos con un gran potencial de crecimiento, añade EuropaBio: 'Las YIC tienen potencial de crecimiento y continúan siendo una fuente sin explotar de innovación y de crecimiento del empleo.' Según EuropaBio, las YIC constituyen una inversión con un alto rendimiento económico para los gobiernos. La industria también exige recortar la carga burocrática que actualmente frena el desarrollo, y reducir el tiempo necesario para obtener la aprobación del producto. Ysbrand Poortman, de la plataforma europea de organizaciones de pacientes, ciencia e industria (EPPOSI), pidió también que se reestructure el sistema actual de reembolso de la atención sanitaria para que los productos de biotecnología tengan cabida. 'El sistema actual se basa en una actitud de 'esperar hasta que el daño esté hecho', dijo el Sr. Poortman. 'Con la biotecnología, se pueden predecir antes las enfermedades y comenzar el tratamiento antes de que se produzca el daño. Tenemos que trabajar en un nuevo sistema de atención sanitaria, basado más en la predicción y la prevención. Tendría sentido económico,' añadió. En opinión de la industria, hay que concienciar a la gente de las ventajas de la biotecnología. 'Ahora que estamos produciendo, tenemos que demostrar que merece la pena invertir dinero y confianza en la biotecnología,' señaló Erik Tambuyzer, vicepresidente de EuropaBio. Respecto a la decisión del gobierno belga, anunciada el 10 de febrero, de bloquear el reembolso de todos los medicamentos biotecnológicos, el Dr. Tambuyzer declaró que 'el problema es que se habla demasiado de los pacientes y no se habla lo suficiente con los pacientes. No se les pide opinión. Los pacientes y su calidad de vida son rehenes en las cuestiones relacionadas con la financiación.' La biotecnología domina las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) en términos de inversión en Europa, pero los productos biotecnológicos no llegan a los pacientes, se quejó el Dr. Tambuyzer. La gente debe recordar lo que la biotecnología ya ha hecho por la sociedad, añadió Johan Vanhemelrijck, secretario general de EuropaBio. 'La prueba de diagnóstico para ver si el alimento es saludable constituye una herramienta de la biotecnología, como el ADN. Todos lo consideramos algo normal, pero tenemos que recordar todos los estudios que fueron necesarios para obtenerlo. El público olvida demasiado rápido,' comentó para concluir.

Artículos conexos