Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Científicos identifican una firma de genes que predicen la expansión del cáncer

Un equipo de científicos de los Países Bajos ha descubierto un indicador genético y proteínico que podría evitar que las enfermas de cáncer de mama reciban un tratamiento de quimioterapia innecesario, según la revista médica The Lancet. La investigación, desarrollada en la e...

Un equipo de científicos de los Países Bajos ha descubierto un indicador genético y proteínico que podría evitar que las enfermas de cáncer de mama reciban un tratamiento de quimioterapia innecesario, según la revista médica The Lancet. La investigación, desarrollada en la escuela médica Erasmus de Rotterdam, localizó una firma de 76 genes que predijeron en qué pacientes se extendería el cáncer a otra parte del cuerpo en un plazo de cinco años. En la actualidad no existe ninguna herramienta de diagnóstico fiable para predecir qué pacientes de cáncer de mama tienen más probabilidades de sufrir una recaída. John Foekens y su equipo se centraron en una enfermedad denominada cáncer de mama sin nódulos linfáticos. Si se diagnostica a tiempo (cuando el cáncer aún no se ha extendido a los nódulos linfáticos), hasta el 70 por ciento de las pacientes de cáncer de mama que reciben tratamiento quirúrgico o radioterapia se curan. Sin embargo, a este tratamiento normalmente le sigue la quimioterapia de tratamiento hormonal como medida preventiva para evitar la reaparición del cáncer, y la realidad es que muchas mujeres no necesitan esa terapia de seguimiento. Con este nuevo instrumento de diagnóstico, el Dr. Foekens espera poder evitar a las pacientes de riesgo bajo un tratamiento innecesario. El equipo de investigación tomó muestras de tumores de 286 mujeres en las que el cáncer de mama se limitaba al pecho (sin llegar a los nódulos linfáticos) y que no recibieron terapia hormonal o quimioterapia tras la cirugía. Se realizaron pruebas genéticas a todas las pacientes, y se les hizo un seguimiento durante una media de ocho años. En ese tiempo, el cáncer reapareció en el 33 por ciento de las mujeres en otra parte de su cuerpo. Los investigadores estudiaron entonces 115 de esos tumores para seleccionar los marcadores, y descubrieron una firma de 76 genes que podría predecir qué mujeres presentan un riesgo alto de reaparición. La firma de genes se comprobó posteriormente en el perfil genético de 171 pacientes en las que el cáncer de mama no se había extendido a los nódulos linfáticos, y predijo con un 93 por ciento de precisión qué mujeres habían sufrido una recaída en un período de cinco años. No obstante, fue menos preciso al predecir en qué mujeres no había reaparecido el cáncer en ese tiempo (una sensibilidad del 48 por ciento). 'Solamente entre el 30 y el 40 por ciento de las pacientes en las que el cáncer de mama no se había extendido a los nódulos linfáticos sufrieron una recaída, por lo que nuestra firma de pronóstico podría constituir un valioso instrumento para identificar las pacientes de bajo riesgo y evitar el tratamiento innecesario en un gran número de ellas,' dijo el Dr. Foekens. 'Si se confirma en los demás estudios, la recomendación de aplicar quimioterapia hormonal a las pacientes en las que el cáncer de mama no se ha extendido a los nódulos linfáticos podría guiarse por esta firma de pronóstico.' No obstante, no es la primera vez que los investigadores identifican firmas genéticas para predecir la reaparición del cáncer de mama. Las críticas advierten que, aunque este estudio es el mayor que se ha realizado de este tipo, puede que aún sea pequeño para ofrecer una selección definitiva de los genes adecuados para el análisis.

Países

Países Bajos