Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Los murciélagos son fundamentales en la transmisión del Ébola

Investigadores del Institut de Recherche pour le Développement (IRD) en París han identificado a los murciélagos como portadores del virus de la fiebre hemorrágica, el Ébola. El virus del Ébola ha conseguido un estatus mítico debido al alto índice de infección y rapidez con ...

Investigadores del Institut de Recherche pour le Développement (IRD) en París han identificado a los murciélagos como portadores del virus de la fiebre hemorrágica, el Ébola. El virus del Ébola ha conseguido un estatus mítico debido al alto índice de infección y rapidez con la que causa la muerte. Se identificaron dos especies en 1976: Ébola Zaire y Ébola Sudán con índices de mortandad del 83 y el 54 por ciento respectivamente. Un tercer virus, el Ébola Reston fue descubierto en un grupo de monos en 1989 y un caso único de Ebola Costa de Marfil se descubrió en 1994. Brotes del Ébola han azotado a Uganda, Gabón, Sudán y la República Democrática del Congo, el último tan sólo en mayo de 2005. Se pensaba que la transmisión a humanos ocurría a través del contacto directo con los cadáveres de los primates infectados, pero una nueva investigación demuestra que es posible la transmisión a través de tres especies de murciélagos. El equipo se dispuso a la búsqueda de pequeños murciélagos sanos en los alrededores de los cadáveres de primates infectados. Una vez capturados, el equipo sometió a los animales a una serie de pruebas para ver si portaban los anticuerpos del virus del Ébola. Se descubrió que las tres especies de murciélago, el Hypsignasthus monstrosus, el Epomops franqueti y el Myonycteris torquata tenían anticuerpos del Ébola, lo que indica que pueden portar la enfermedad sin llegar a desarrollarla. Los índices de contagio aumentan durante la estación seca, y el equipo cree que los murciélagos y los primates compiten por la misma comida. En este periodo es cuando los murciélagos tienen crías, y esto puede alterar las respuestas inmunes, así que cuando los primates entran en contacto con los fluidos de la placenta o la sangre de los murciélagos, se puede transmitir el virus, aunque son necesarias otras investigaciones adicionales para confirmar esta teoría. Algunos murciélagos son comidos también ocasionalmente por comunidades humanas locales en áreas proclives a la epidemia, por lo que el equipo argumenta que es necesaria una campaña de educación y ayuda alimentaria durante la estación seca para minimizar este contacto.

Países

Congo, Costa de Marfil, Francia, Gabón, Sudán, Uganda

Artículos conexos