Skip to main content

Article Category

Entrevista

Article available in the folowing languages:

Los dirigentes de las empresas lanzan a los responsables políticos el siguiente mensaje: "Tenemos el diagnóstico, comencemos la terapia"

Durante la cuarta cumbre europea de la empresa (EBS), celebrada en Bruselas los días 16 y 17 de marzo, representantes de la empresa han hecho un llamamiento a los líderes europeos para que respalden con hechos sus palabras llenas de buenas intenciones sobre la relanzada agenda...

Durante la cuarta cumbre europea de la empresa (EBS), celebrada en Bruselas los días 16 y 17 de marzo, representantes de la empresa han hecho un llamamiento a los líderes europeos para que respalden con hechos sus palabras llenas de buenas intenciones sobre la relanzada agenda de Lisboa. La cumbre EBS de este año contará por primera vez con la presentación a la comunidad empresarial de los Programas nacionales de reforma a cargo de representantes de la estrategia de Lisboa de los Veinticinco. Tras la manifestación, se espera que los líderes empresariales emitan una declaración conjunta sobre la Estrategia para el Crecimiento y el Empelo de la UE, que se presentará el 23 de marzo ante el Consejo Europeo. El secretario general de la patronal europea, UNICE, Philippe de Buck, comentó a Noticias CORDIS antes de la cumbre que elogiaba los planes de reforma esbozados por los Estados miembros, calificándolos de hojas de ruta para retomar la vía del crecimiento y el empleo. "Pero ahora tenemos que ponernos en camino. Debemos ir más allá del mero análisis de los problemas de Europa y comenzar con la terapia", añadió el Sr. de Buck. "La palabra clave de la Estrategia para el Crecimiento y el Empleo de este año debe ser la aplicación. Si de nuevo este año las palabras no van seguidas de hechos, la credibilidad de los líderes europeos se pondrá seriamente en entredicho". Por lo tanto, los esfuerzos de UNICE en esta cumbre, y de toda la comunidad empresarial en su extensión, deben enfocarse principalmente en el debate con los responsables políticos sobre cómo aplicar las reformas exigidas en sus respectivos países. "La situación difiere en cada Estado miembro y, por consiguiente, las políticas de reforma necesarias varían. Es probable que las respuestas que escuchemos de cada Estado miembro sean diferentes", cree el Sr. de Buck. No obstante, existen diferentes áreas centrales donde los Estados miembros deben centrar sus resultados, según UNICE. Entre estas figuran: lograr financiación pública sostenible en una sociedad envejecida; desarrollar la sociedad del conocimiento y una cultura que promueva la iniciativa empresarial; adoptar el enfoque "flexicuridad" para los mercados laborales, proteger a las personas en vez del empleo; y crear un mercado interior que no presente un comportamiento proteccionista. La Comisión destacó de forma sistemática la necesidad de un sentido más generalizado de la titularidad en el relanzamiento de la estrategia de Lisboa. Noticias CORDIS le preguntó al Sr. de Buck si había presenciado muestras de ello dentro del sector empresarial. "Sí, la Estrategia para el Crecimiento y el Empleo siempre ha contado con el fuerte apoyo de la comunidad empresarial, no sólo desde su relanzamiento el año pasado sino cuando se decidió en el Consejo Europeo de 2000. Esto significa que [...] la estrategia se remonta a ¡hace seis años! Por eso la empresa espera ahora que se realicen serios esfuerzos de reforma". Sin embargo, a pesar de este sentido de titularidad que perdura desde hace tiempo, el Sr. de Buck no cree que sea labor de las empresas inmiscuirse demasiado en el lanzamiento de la estrategia. "Creo que todos deberían centrarse en sus propias actividades: para las empresas esto significa hacer negocios y mantenerse competitivas a escala mundial. Lo que no implica que deban permanecer calladas", concluyó. "Continuaremos instando a los políticos a que realicen las reformas necesarias y les presentaremos soluciones para abordar los retos a los que nos enfrentamos".