Skip to main content

A Water-Soluble Packaging to Unlock New Markets

Article Category

Article available in the folowing languages:

Plásticos a base de leche para reducir los daños medioambientales

El gesto parece intrascendente: llenar el lavavajillas o la lavadora con una dosis de detergente envasado en plásticos solubles. Pero lo que parece desaparecer en realidad tiene un impacto negativo a largo plazo en la naturaleza, que podría resolverse con una alternativa biodegradable adecuada.

Cambio climático y medio ambiente
Tecnologías industriales

Cada año que pasa, los bioplásticos continúan ganando cuota de mercado, pero siguen siendo marginales. En la actualidad, solo representan alrededor del 1 % de la producción total de plástico de Europa, y solo una mayor investigación y desarrollo puede ayudar a superar los obstáculos que aún existen para una adopción más amplia. En el contexto de la creciente preocupación por la contaminación marina por plásticos, una de las principales barreras es la falta de hidrosolubilidad. La mayoría de los intentos de crear plásticos solubles en agua han dependido hasta ahora de polímeros a base de petróleo, mientras que el santo grial podría haber estado todo este tiempo en las proteínas de la leche. ¿La leche tiene proteínas? Lactips, una pyme francesa basada en el concepto de construir gránulos termoplásticos a partir de proteínas de leche, está invirtiendo fuertemente en la producción y comercialización de sus primeras aplicaciones. A juzgar por los 3,7 millones de euros que recaudaron en 2018, claramente van por buen camino. Tal y como señala Jean-Antoine Rochette, director general de Lactips, la empresa detrás del proyecto ECOLACTIFILM (A Water-Soluble Packaging to Unlock New Markets): «Nuestro producto es el único termoplástico basado en biomateriales seguros y limpios (biodegradables y de fuentes biológicas) en el mundo que es soluble en agua a temperatura ambiente. Para producirlo, mejoramos la proteína principal de la leche desclasificada llamada caseína, que solía destruirse, para crear un polímero procesable. Esta proteína es renovable, biodegradable y compostable, y permite desarrollar un bioplástico sin toxicidad acuática significativa». ¿Se ha fijado alguna vez en que las pastillas de detergente para lavavajillas suelen envasarse en envases de plástico soluble? Gracias a Lactips, esta película soluble a base de poliacetato de vinilo (PVA) que se disuelve pero no se biodegrada en el agua o en el suelo puede reemplazarse por plásticos a base de proteínas lácteas certificados con etiqueta y certificación ecológicas. A diferencia del PVA, cuya biodegradación aeróbica se limita al 13 % en veintiún días en agua, la alternativa de Lactips puede alcanzar casi el 100 % de biodegradación en veintiocho días. «Todo en nuestro producto se ha concebido teniendo en cuenta el impacto medioambiental: desde el origen de los materiales hasta el final de la vida útil del producto, pasando por su producción (actualmente se está llevando a cabo un análisis del ciclo de vida). Nuestra temperatura de transformación para fabricar gránulos es la única energía que utilizamos durante todo el ciclo de vida, y esta temperatura es dos veces menor que la requerida para la transformación del PVA», explica Rochette. Hasta el mercado y más allá Las ventas comenzaron en el último trimestre de 2018, y Lactips y ULRICH-Natürlich ya han acordado un primer conjunto de pedidos. El fabricante alemán de productos de limpieza y cuidado ecológicos tiene la intención de utilizar la tecnología patentada para sus pastillas para lavavajillas. «Usar Lactips es una gran aventura. La ventaja para nosotros y para los clientes será la película sin plástico, que no desprende ningún veneno en el agua. De este modo, los clientes también pueden utilizar pastillas, envasadas en una película sana, y no tienen que preocuparse por los componentes», dice Klaus Röhrle, director de investigación y desarrollo de ULRICH-Natürlich. El envasado de las pastillas de detergente es solo un ejemplo del potencial de Lactips. La empresa ya está contemplando nuevos mercados como la construcción, los tintes, la industria textil, el sector agroquímico y el mercado alimentario. Lactips tiene previsto instalar en breve en su región una planta de 2 500 m2 en el marco de su estrategia «Made in France» al 100 % y tiene la intención de seguir reforzando su capacidad de producción. «Estamos ofreciendo soluciones a las necesidades de la sociedad, protegiendo el planeta, especialmente los océanos, así como cumpliendo los requisitos de la industria del plástico. Nacido de una experiencia científica y tecnológica patentada, nuestro material combina beneficios sociales, ambientales y económicos para sentar las bases de una industria virtuosa», concluye Rochette.

Palabras clave

ECOLACTIFILM, Lactips, envasado, detergente, hidrosoluble, biodegradable, contaminación, termoplástico, agua

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación