Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El informe anual del centro Común de Investigación muestra los logros de 2005

Las semillas que germinaron en el Centro Común de Investigación se consiguieron en un entorno de cooperación, que se generalizó tras la Segunda Guerra Mundial. El proceso avanzó hasta el Tratado de Roma del 25 de marzo de 1957, a través del cual se concretaron no sólo las fund...

Las semillas que germinaron en el Centro Común de Investigación se consiguieron en un entorno de cooperación, que se generalizó tras la Segunda Guerra Mundial. El proceso avanzó hasta el Tratado de Roma del 25 de marzo de 1957, a través del cual se concretaron no sólo las fundaciones de la entonces Comunidad Económica Europea, sino también la Comunidad Europea de la Energía Atómica (Euratom). Parte del Tratado EURATOM incidía en que una organización llevara a cabo la investigación que requería la Comisión. Esta organización de investigación se materializó en el CCI. El informe anual del CCI 2005 ofrece una instantánea de parte de la investigación que ha desarrollado y que en gran medida es innovadora. Las dispares ubicaciones de los centros del CCI en Europa procedían de donaciones realizadas en los años cincuenta y sesenta: el centro de Ispra en Italia, el reactor de Petten en Países Bajos, la instalación de investigación de Geel (Bélgica) y el Instituto de Elementos Transuránicos de Karlsruhe (Alemania). El centro de Sevilla es una adquisición relativamente nueva de1992. El CCI comenzó a ampliar la diversificación de sus actividades en la década de los setenta para incluir mucho más que investigación nuclear. Hoy en día, las competencias del CCI garantizan su utilidad como "centro de referencia" para la ciencia y la tecnología en la UE, que está al servicio de los Estados miembros pero actúa de forma independiente. En 2005, el CCI empleó a 1.708 trabajadores a los que se une 947 trabajadores invitados, que supuso un gasto en conjunto de 299 millones de euros y la autoría de 1.581 publicaciones. Entre las responsabilidades del CCI se incluye la participación o la dirección de proyectos del VI Programa Marco. En 2005, el CCI ganó 55 proyectos, el 53 por ciento de los solicitados, e invirtió alrededor de 11 millones de euros en actividades de apoyo a la investigación requerida por la Comisión que no abarcaba el programa de trabajo del CCI. El personal del CCI es reclutado de todos los confines de la UE y la organización es ejemplo frecuente de la mejor cooperación de la UE. El Comisario de Ciencia e Investigación de la UE, Janez Potocnik, afirma en la introducción del informe elogiar "los esfuerzos por fortalecer el apoyo científico y técnico de la Comisión, el Parlamento Europeo y las oportunidades también de apoyo al Consejo [...]. Mi objetivo sigue siendo el mismo, concretamente hacer que la ciencia europea sea la mejor y tener trabajando a los mejores científicos del mundo para que siga avanzando, en beneficio de la competitividad y la prosperidad europeas. A través de su programa de trabajo, del personal visitante y los programas de intercambio, junto con las pericias técnicas, las instalaciones y las redes, el CCI desempeña un papel en esta consecución". Entre los resultados más destacados de 2005 se encuentra el primer atlas de Europa de los suelos. El CCI fue el coordinador del proyecto en el que se incluye aportaciones de más de 40 países. El atlas será útil para supervisar la degradación del suelo, las amenazas a la salud humana y, naturalmente, la protección del suelo, entendido como un recurso no renovable. El proyecto ganó para el CCI el prestigioso premio Sickle de oro en la feria internacional Agrícola y de Alimentación Agrokomplex. Enumerar detalladamente todos los proyectos del CCI de 2005 sería largo, pero entre los publicados que más destacan están el Africa Observatory for Sustainable Development, que se centrará en comprender los cambios medioambientales. El CCI contribuyó a la coordinación de los esfuerzos por aliviar los efectos de los desastres del tsunami asiático y del terremoto de sur de Asia a través de mapas de alta calidad y otras capacidades técnicas. En el ámbito de la energía renovable, el CCI inauguró en Petten nuevas instalaciones de pruebas para las pilas de combustible de hidrógeno. En cuanto a la seguridad, los nuevos métodos de prueba desarrollados por el CCI ayudarán a la lucha contra el contrabando de material nuclear, mientras que los nuevos reglamentos de la industria química servirán para probar sustancias químicas y desarrollar alternativas a la experimentación con animales.

Artículos conexos