Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un informe presenta los retos a los que se enfrenta la innovación en Bulgaria

El Fondo para las Investigaciones Aplicadas y las Comunicaciones (Fondo ARC), una organización especializada sin fines de lucro establecida en Sofía, ha publicado un informe en el que hace un seguimiento de los resultados de la innovación y el potencial de la economía en Bulga...

El Fondo para las Investigaciones Aplicadas y las Comunicaciones (Fondo ARC), una organización especializada sin fines de lucro establecida en Sofía, ha publicado un informe en el que hace un seguimiento de los resultados de la innovación y el potencial de la economía en Bulgaria. El informe, titulado "Innovación.bg: Measuring the innovation potential of the Bulgarian economy", tiene por objeto respaldar los esfuerzos de los sectores públicos y privados del país para lograr de forma satisfactoria pasar a una economía basada en la innovación. El informe se centra en diversas condiciones económicas, políticas e institucionales nacionales concretas, identificando varios retos que deben superarse para desarrollar un sistema de innovación moderno. A pesar del significativo crecimiento económico experimentado desde finales de 1990, los indicadores económicos muestran que Bulgaria todavía se encuentra bastante rezagada respecto a la media de la Europa de los Veinticinco. Sin embargo, los productos búlgaros, caracterizados por un fuerte aparte de material y mano de obra, y los bajos costes son considerados los motores de la reciente competitividad del país. Aunque los autores del informe reconocen que la innovación es una herramienta importante para mejorar la competitividad de las industrias búlgaras y para la economía en su conjunto a largo plazo, estiman que la inversión en los componentes principales del proceso de innovación, como la ciencia y la tecnología, ha sido escasa. El informe indica que la proporción de empresas innovadoras en Bulgaria corresponde aproximadamente a la cuarta parte de la media de la Europa de los Veinticinco. Respecto a las empresas innovadoras, el informe señala que su actividad se basa principalmente en la adquisición de nueva maquinaria y equipos, y que la comercialización, la formación del personal y la inversión en investigación y desarrollo (I+D) quedan relegados a un segundo plano. Esta conducta, explica, refleja la fase relativamente poco avanzada en la que se encuentra el mercado y el desarrollo de la innovación en la economía búlgara, caracterizados por la fabricación de productos baratos con bajos niveles de diferenciación. El informe muestra que las industrias que cuentan con mayores inversiones extranjeras directas constituyen una proporción mayor de empresas innovadoras. Con el fin de sacarle el mayor partido a las inversiones extranjeras, el informe apunta a la necesidad de que las empresas nacionales absorban mejor las inversiones y el conocimiento extranjeros, y que atraigan más inversiones extranjeras con mayor contenido de I+D. En términos porcentuales del PIB búlgaro, el gasto total del país en I+D durante los últimos 10 años ha representado aproximadamente un cuarto de la media del nivel de la Europa de los Quince. De acuerdo con las conclusiones del informe, la contribución de las empresas a la I+D sigue siendo menor a la mitad de lo que contribuye el Estado que es exactamente lo contrario de lo que ocurre en las economías europeas que lideran la innovación. La peor parte se la lleva el sistema de I+D aplicada y experimental que, según el informe, reviste una especial importancia para la innovación en las economías de mercado actuales. Para corregir la situación, el informe recomienda, a corto y medio plazo, que las contribuciones estatales y privadas al gasto de I+D sean las mismas y que se incremente el porcentaje de gasto del PIB en I+D al 1,5 por ciento. A largo plazo, Bulgaria debería aumentar el gasto en I+D al 3 por ciento del PIB, en consonancia con el objetivo de la UE. Respecto a mayores inversiones, el informe subraya la necesidad de que haya una sólida infraestructura de I+D que debería adoptar el sector público para la integración con éxito del sistema de innovación búlgaro en el Espacio Económico Europeo. Las organizaciones búlgaras de I+D y las empresas de innovación deberían participar en los programas especializados de la UE y de la OTAN. Para mantener sus ventajas competitivas, el informa recomienda que las empresas creen departamentos especiales de I+D que desarrollen productos de mayor nivel añadido con alto contenido de conocimiento. Otro punto esencial del desarrollo a largo plazo del sistema búlgaro de innovación es la calidad y cantidad del capital humano disponible. La capacidad de la economía búlgara de absorber, utilizar y adaptar nuevos conocimientos, e introducir innovación externa, es determinada por la calidad de la enseñanza superior y secundaria y el sistema de aprendizaje permanente. De nuevo en este punto el informe pone de manifiesto la existencia de problemas a todos los niveles en el sistema educativo del país pero señala indicios de que las universidades han comenzado ya a responder de forma más adecuada a las demandas del mercado, especialmente en el caso en las materias tecnológicas y concretamente en los cursos de tecnologías de la información. El informe sugiere que los responsables políticos deberían consolidar sus esfuerzos para multiplicar estas tendencias positivas emergentes y dedicar más tiempo a reforzar los requisitos de calidad a la salida del sistema educativo. Las carreras de ciencias (doctorados) y el empleo en I+D definen además el potencial interno de la economía para generar innovación, indica el informe. Sin embargo, las estadísticas correspondientes a 2002 muestran que el nivel de empleo en I+D en Bulgaria se situó por debajo de los niveles de los 10 nuevos Estados miembros. De hecho, esta cifra es incluso más baja en el sector privado y si no fuese por el sector público, que compensa la I+D global, el desempleo hubiera aumentado. Aunque el Estado ha subvencionado el exceso de oferta de trabajo en la I+D, herencia del pasado, el Estado ha contribuido a conservar parte del potencial científico del país durante los años de transición, pero el desequilibrio entrer los sectore público y privado en términos de empleo en la I+D es improductivo e insostenible a largo plazo. El desmantelamiento progresivo del sistema de subsidios al empleo en este sector constituye un paso importante hacia la mejora de la eficacia de mercado de las ciencias y de la enseñanza. Otros factores que determinan el desarrollo de una economía basada en la innovación son la puesta en marcha de redes comerciales estructuradas en torno a agrupaciones tecnológicas y de innovación específicas, en lugar de la ampliación de las relaciones comerciales; el desrrollo de una infraestructura moderna para las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC); la garantía de una eficacia máxima de los enlaces entre las instituciones públicas y privadas dedicadas a la innovación; y el fomento del espíritu empresarial en la población del país. El informe concluye afirmando que la innovación en Bulgaria prosperará si se tienen en cuenta estas realidades en la política nacional de innovación.

Países

Bulgaria