Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El Parlamento aprueba el sistema eCall

El Parlamento Europeo aprobó por una amplia mayoría durante la sesión del 27 de abril la adopción del sistema de seguridad eCall que llevarán todos los vehículos nuevos a partir de 2009. La votación marca un punto culminante en la historia de los Programas Marco de la Comisión...

El Parlamento Europeo aprobó por una amplia mayoría durante la sesión del 27 de abril la adopción del sistema de seguridad eCall que llevarán todos los vehículos nuevos a partir de 2009. La votación marca un punto culminante en la historia de los Programas Marco de la Comisión Europea, ya que según los investigadores participantes el proyecto eCall se concibió por primera vez y fue desarrollado por el proyecto AIDER del V Programa Marco. Cerca de 40.000 personas mueren en las carreteras europeas cada año y más de 3,3 millones sufren lesiones permanentes. Esto supone una carga económica y también emocional, que se calcula alcanza los 180.000 millones de euros. El objetivo es conseguir que todos los vehículos nuevos estén incluidos en eCall, el sistema que alertará inmediatamente a los servicios de emergencia en caso de accidente, indicando la ubicación precisa del suceso gracias al GPS o sistema de posicionamiento mundial, que reducirá el tiempo de respuesta de forma significativa. El sistema, sin embargo, depende de que se adopte el 112 como número de emergencia en toda la UE, garantizando así la completa interoperabilidad en todos los Estados miembros. Aunque el interés comercial por eCall ha sido muy elevado, algunos Estados miembros han tardado hasta la fecha en expresar su apoyo. El respaldo del Parlamento supondrá un impulso importante para eCall, con el que se espera reducir, una vez en marcha, en torno a un 15 por ciento el número de heridos por accidentes de tráfico y hasta un diez por ciento las víctimas mortales. Hay algunos modelos de lujo que ya ofrecen sistemas similares a eCall, pero este impulso hará expandir el alto nivel de seguridad de los conductores en beneficio de todos. El proyecto AIDER se lanzó en septiembre de 2001 y más de la mitad del proyecto fue financiado a través del VPM. El consorcio AIDER, dirigido por Fiat en Italia, estaba compuesto por otros nueve socios de Israel, Italia, Alemania, Austria y España. AIDER fue concebido como un mecanismo para reducir las consecuencias derivadas de los accidentes del tráfico rodado. A través del proyecto se concibió un tipo de "caja negra" del automóvil, similar a los dispositivos de los aviones, que continuamente evaluaría datos del entorno del coche, como los factores de velocidad, el terreno y otros más. Al producirse un accidente, la caja realizaría un cálculo rápido, en el que compararía el estado del vehículo antes y después del impacto. Así se obtendría importante información sobre dónde fue golpeado el coche, aunque quizá lo más importante sea la rapidez de frenada del coche y la gravedad del accidente. La caja alertaría después al centro de llamadas facilitando información fundamental sobre la naturaleza del choque, que podría reconstruirse. Al contactar inmediatamente con los servicios de emergencia y aportar información pormenorizada sobre el accidente, estos llegarían más rápido y estarían mejor preparados para curar lesiones concretas, lo que lo convertiría en un sistema eficaz para la reducción de víctimas mortales del tráfico rodado. "AIDER constituyó la primera aplicación, pero la filosofía era diferente", declaró en una entrevista concedida a Noticias CORDIS la coordinadora del proyecto AIDER, Silvia Zangherati, del centro de investigación de Fiat. "AIDER era una caja negra. En caso de accidente, se capturan y almacenan los datos para reconstruir el accidente y establecer una conexión vocal y de datos. En un principio no pensamos en el número de emergencia 112, sino en enviar información a un proveedor de servicios. Una vez constituida la conexión, era posible transmitir bioinformación sobre los ocupantes, evaluar la gravedad del accidente y alertar a los servicios de emergencia. "Tuvimos más o menos que tomar decisiones sobre cómo enlazar los datos de la caja negra con el proveedor de servicios y nos decidimos por una solución GPRS. Instalamos también cámaras de video para capturar datos sobre los ocupantes y ver si se podían mover o si habían sido expulsados del vehículo. Era un sistema muy complejo. "La intención no era utilizar todos los sistemas sino ver su funcionalidad por separado. eCall está definido por una arquitectura diferente que todavía tiene que concluirse, pero AIDER era un sistema completo, que ofrecía soluciones técnicas innovadoras e integraba la funcionalidad. AIDER todavía se está promocionando", declaró la Sra. Zangherati. Aunque la Sra. Zangherati no participa directamente en el proyecto eCall, continúa especializándose en tecnologías innovadoras para Fiat. Ahora eCall ha pasado a ser gestionado por la asociación europea de fabricantes de automóviles (ACEA), que ha ajustado la idea del ambicioso concepto AIDER y ha organizado un "grupo de conducción" para planificar el despliegue del sistema eCall. El concluido sistema AIDER, lejos de haber caído en el olvido, representa hasta dónde puede llegar la seguridad de los coches en el futuro. El sistema transmitirá ahora datos geográficos del GPS e informará directamente a los servicios de emergencia. Sólo en las áreas rurales el tiempo de respuesta se reducirá hasta un 50 por ciento y un 40 por ciento en las urbanas. Cada segundo de tiempo ganado son vidas salvadas. El sistema eCall abrirá también una línea directa con los servicios de emergencia, que se habrá puesto en funcionamiento automáticamente tras el accidente, o se puede activar manualmente. La conexión a través de voz es importante ya que puede aportar detalles adicionales sobre la naturaleza del accidente, preparando de esta forma a los equipos de emergencia. El portavoz de ACEA, Alfredo Filippone, explicó a Noticias CORDIS que "hay que resolver algunas cuestiones relacionadas con el sistema eCall. Los Estados miembros tienen que cambiar sus códigos del servicio de emergencia al número 112. También, al ser eCall una llamada automática, los centros de llamada tendrán que ser capaces de manejar este tipo de señales en los centros de emergencia y se producirá un volumen mayor de llamadas y aumentará la necesidad de equipos técnicos en los centros de llamada de emergencia. Este cambio tendrá que producirse en toda la Unión. "También necesitamos invertir más dinero para hacer que sea más atractivo el sistema, pero esto será una tarea en común. El plan deberá reportar ahorros importantes y, si es así, las aseguradoras querrán participar. A nivel técnico, el plan no es demasiado complicado, requiere de un enlace entre las tecnologías GSM, de teléfonos móviles y de GPS, el sistema mundial de posicionamiento", declaró el Sr. Filippone. De hecho, el sistema 112 tendrá que actualizarse para pasar al conocido provisionalmente como E112. Desde las líneas terrestres, las llamadas son transferidas a los centros locales de llamada de emergencia. Sin embargo, con los "teléfonos móviles esto no pasaría probablemente. El E112 incluirá como factor la localización, haciendo más específicas las llamadas de emergencia, lo que será fundamental para el buen funcionamiento de eCall, ya que la velocidad del tiempo de respuesta es una prioridad del proyecto. ECall se ha convertido en el centro de la iniciativa eSafety de la Comisión Europea, lanzada en julio de 2005 por la Comisaria de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, Viviane Reding. El objetivo del proyecto es reducir a casi 20.000 el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico en la UE para 2010. "eCall es un buen ejemplo de cómo se puede mejorar la calidad de vida de los ciudadanos europeos gracias a la innovación y el uso de las nuevas tecnologías", declaró. Desde el lanzamiento, las partes interesadas han sido invitadas a firmar un Memorando de Acuerdo para dejar constancia así de su apoyo a la iniciativa y "garantizar la consecución del servicio de llamada de emergencia interoperable (eCall) incorporado en el vehículo, su introducción y puesta en funcionamiento en toda Europa", declara el Memorando. La votación del Parlamento surgió de la recomendación del ponente británico, el eurodiputado Gary Titley (PES), que presentó un resumen exhaustivo del estado de funcionamiento de eCall y explicó lo que tienen que hacer los Estados miembros para que la introducción de este sistema en 2009 sea una realidad. La agenda para la introducción de eCall prevé la puesta en marcha de prototipos en el curso de este año, la realización de pruebas a escala natural y la rápida aprobación del proyecto para 2007 como fecha más próxima.

Artículos conexos