Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El jefe ejecutivo de EFC habla de un nuevo comienzo para las fundaciones de investigaci¢n europeas

La reciente conferencia celebrada en Bruselas, que congreg¢ a fundaciones de investigaci¢n de toda Europa y a representantes de la Comisi¢n Europea, puede suponer un nuevo comienzo para la participaci¢n de las fundaciones de investigaci¢n en el mbito de la investigaci¢n de la ...

La reciente conferencia celebrada en Bruselas, que congreg¢ a fundaciones de investigaci¢n de toda Europa y a representantes de la Comisi¢n Europea, puede suponer un nuevo comienzo para la participaci¢n de las fundaciones de investigaci¢n en el mbito de la investigaci¢n de la UE. As¡ al menos lo espera el Centro Europeo de las Fundaciones (EFC), que se ha mostrado optimista tras la manifestaci¢n. Seg£n Gerry Salole, jefe ejecutivo de EFC, el resultado es que el centro es ahora "capaz de mantener conversaciones m s elocuentes con la UE". El EFC informa a sus miembros sobre la legislaci¢n de la UE, respalda la creaci¢n de capacidades y fomenta la colaboraci¢n. El motivo de que la Uni¢n Europea est� interesada en las fundaciones de investigaci¢n es que �stas asumen riesgos. No tienen que rendir cuentas a nadie, pueden financiar cosas que no gozan de popularidad y son entidades m s espec¡ficas y perdurables", explic¢ a Noticias CORDIS el Sr. Salole, para quien "la investigaci¢n constituye un dominio m s neutral para la adjudicaci¢n de recursos que las organizaciones de sociedad civil o las ONG, que tienen mucho m s f cil financiar universidades o museos", pueden ser relativamente peque¤as, lo que implica flexibilidad, y cuentan con un potencial real para liberar recursos. El Sr. Salole identific¢ dos resultados principales derivados de la manifestaci¢n: la relevancia que han tomado las instituciones que trabajan en el mbito de la ense¤anza superior, desde las que financian una universidad concreta a las que destinan fondos para investigar un rea determinada; y "el hecho de que la UE haya comenzado a lidiar con las dificultades y complejidades de las fundaciones". Hasta ahora, " la tendencia era a considerar las fundaciones y las asociaciones por igual", declara el Sr. Salole, quien espera que esto cambie a partir de ahora. Las fundaciones de investigaci¢n no han estado tradicionalmente bien representadas en los Programas Marco de Investigaci¢n de la UE. Seg£n el Sr. Salole, la conferencia ha permitido poner en evidencia esta cuesti¢n por lo que espera que los representantes de la UE encuentren ahora otras v¡as de participaci¢n para las fundaciones en el mbito de la investigaci¢n europea en colaboraci¢n. "Las fundaciones tienen recursos independientes y no requieren necesariamente de dinero para la colaboraci¢n transfronteriza", explic¢ Emmanuelle Faure, directora de Asuntos Europeos del EFC. Las fundaciones est n interesadas en constituir asociaciones de valor, a¤adi¢. Numerosas de ellas incluso agradecer¡an una modalidad de participaci¢n diferente, por ejemplo, mediante la representaci¢n en consejos de expertos. Tanto el Sr. Salole como la Sra. Faure destacaron el beneficio que reportar¡a adem s a la investigaci¢n de la UE las fundaciones si hubiera m s proyectos de investigaci¢n sobre ellas. Otro resultado positivo de la Conferencia de Bruselas ha sido el apoyo contundente a la creaci¢n de un foro europeo de investigaci¢n, como propone el grupo de expertos Aho en su reciente informe y respalda el Comisario de Ciencia e Investigaci¢n de la UE, Janez Potocnik. El EFC tambi�n apoya la iniciativa, que constituir¡a un mecanismo permanente a nivel europeo para compartir experiencias, revisar las mejores pr cticas y promover la sinergia y la cooperaci¢n". "No existe fundaci¢n en el mundo que piense que puede hacerlo todo ella sola", afirm¢ el Sr. Salole, quien expuso la voluntad de las fundaciones de trabajar unidas en un foro de esta naturaleza. Aunque algunas fundaciones son muy grandes, casi institutos de investigaci¢n propiamente dichos, otras son bastante m s peque¤as y consideran la participaci¢n en el foro como una lucha debido a la falta de capacidades. No obstante, se muestra confiado en que el foro podr funcionar: "Es un inmenso campo de aprendizaje, pero hay entusiasmo y capacidades a nivel nacional", y a¤ade que la UE tiene un importante papel que desempe¤ar en la coordinaci¢n de las fundaciones europeas dentro del foro, "aunque hay que estar abiertos para aprender c¢mo llevar a cabo esta tarea". Otras de las propuestas que surgieron del reciente informe tratan sobre un estatuto europeo para las fundaciones de investigaci¢n y el planteamiento de cuestiones como la transparencia y la colaboraci¢n transfronteriza. Todas estas propuestas deben ser abordadas por diferentes interlocutores y, seg£n el EFC, el progreso se deber cuantificar dentro de tres a¤os a partir de este momento. Uno de los problemas a la hora de analizar las fundaciones de investigaci¢n es que no existen estad¡sticas sobre el n£mero de ellas que hay. El EFC est en proceso de elaborar una visi¢n m s definida sobre las fundaciones europeas, una labor nada f cil, que necesita todav¡a de enormes esfuerzos para cartografiar el campo de la investigaci¢n. Algunos afirman que Europa tiene muy pocas fundaciones en comparaci¢n con EEUU, pero el Sr. Salole descarta esta afirmaci¢n por ser un mito. "Existe mucha m s financiaci¢n destinada a las universidades, s¢lo tenemos que capturarla", afirma, a¤adiendo que los planes de becas cuentan con una larga tradici¢n en Europa. Si bien hay que reconocer, declara el Sr. Salole, que determinados pa¡ses est n m s avanzados que otros en cuanto a fundaciones de investigaci¢n, como Reino Unido, los pa¡ses escandinavos y Alemania, todos ellos bastante activos, y el inter�s est aumentando en los pa¡ses del sur de Europa. A la pregunta de por qu� cree que ha aumentado este inter�s, el Sr. Salole enumer¢ entre las razones las "necesidades percibidas en los ciudadanos, las necesidades educativas, los problemas para financiar determinadas investigaciones y el intento por retener a los investigadores en Europa". Seg£n opina "tambi�n el mayor bienestar econ¢mico ha generado un aumento de las fundaciones". El desarrollo de determinados campos cient¡ficos, como la bio�tica y la modificaci¢n gen�tica, han propiciado adem s el incremento en el n£mero de nuevas fundaciones, como explica la Sra. Faure. Para ella, los Gobiernos han repercutido en el aumento de las fundaciones. Europa en su conjunto y los pa¡ses por separado luchan por competir con las econom¡as emergentes, principalmente de Asia, as¡ que muchos se orientan hacia la investigaci¢n conscientes del potencial que ofrece. En los £ltimos a¤os, los Gobiernos buscan socios para financiar la investigaci¢n y algunos pa¡ses han introducido planes espec¡ficos que prev�n, por ejemplo, la equiparaci¢n de la financiaci¢n de las fundaciones por parte de los Gobiernos. La Sra. Faure, destaca, sin embargo, que las fundaciones s¢lo pueden ser complemento de lo que aportan las autoridades p£blicas y no pueden funcionar como sustitutos de la financiaci¢n p£blica, "las fundaciones pueden hacer mucho, pero al analizar el alcance de las necesidades, no las pueden asumir". La aparici¢n de nuevas fundaciones podr¡a tambi�n estar justificada por los logros que han conseguido unas pocas fundaciones de gran �xito. El Sr. Salole pone el ejemplo de la Fundaci¢n para la Ciencia de Irlanda, "con un aprovechamiento muy inteligente de la financiaci¢n p£blica, se han producido algunas cosas muy interesantes. Los cambios significativos tuvieron lugar durante un periodo de diez a¤os y son un ejemplo muy bueno del trabajo en com£n del Gobierno y fundaciones". Parece que las fundaciones de investigaci¢n europeas tienen ante s¡ un futuro alentador y el equipo de EFC est muy optimista, gracias al entusiasmo mostrado por todos los actores. "Tenemos la sensaci¢n de que nos hubieran encomendado una tarea", declar¢ el Sr. Salole.

Artículos conexos