Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

A través de una red de la UE se crea un marco a largo plazo para la investigación sobre biodiversidad

A través de ALTER-Net, una red de excelencia financiada por la UE se ha creado una instalación de investigación interdisciplinaria, cuyo objetivo es investigar la compleja relación entre los ecosistemas, la biodiversidad y la sociedad. La pérdida de biodiversidad continúa pr...

A través de ALTER-Net, una red de excelencia financiada por la UE se ha creado una instalación de investigación interdisciplinaria, cuyo objetivo es investigar la compleja relación entre los ecosistemas, la biodiversidad y la sociedad. La pérdida de biodiversidad continúa produciéndose a unos niveles alarmantes en la UE y a nivel mundial con consecuencias potencialmente serias para el sustento de la vida y el crecimiento económico sostenible. Aunque la biodiversidad es una prioridad para Europa, muchas de las actividades de investigación parecen dispares y fragmentadas, lo que dificulta la respuesta a los temas específicos sobre biodiversidad. "La investigación en este campo está tan desconectada que es difícil conseguir una impresión de lo que está pasando", afirmó a Noticias CORDIS el coordinador de ALTER-Net, Terry Parr. El proyecto ALTER-Net es una asociación formada por 24 organizaciones de 17 países europeos que aborda la investigación sobre biodiversidad en los ecosistemas terrestres y de aguas dulces. El proyecto ha recibido 10 millones de euros a través de la prioridad temática "Desarrollo sostenible, Cambio planetario y Ecosistemas del VI Programa Marco (VIPM). En 2003, 51 países europeos adoptaron la Resolución de Kiev sobre biodiversidad con el fin de detener la pérdida de biodiversidad para 2010. La Estrategia sobre Biodiversidad de la Comisión Europea se dirige a conseguir este objetivo mediante una serie de acciones políticas que, sin embargo, se encuentran con serios obstáculos como la falta de prácticas científicas eficaces para evaluar el estado de la biodiversidad y del cambio climático y sus implicaciones en relación con un uso sostenible, explicó el Sr. Parr. "El objetivo de nuestro proyecto, por lo tanto, es integrar las capacidades de investigación de Europa con el fin de evaluar y prevenir los cambios en la biodiversidad, la estructuras, las funciones y la dinámica de los ecosistemas y sus servicios". Para conseguir el objetivo de 2010, a través de ALTER-Net se ha creado una red de sitios para la investigación sobre los ecosistemas y la biodiversidad terrestre y de aguas dulces a largo plazo (LTER), que reúne las investigaciones in situ y la supervisión que se ha llevado a cabo durante una década o más. En muchos de estos sitios se ha realizado una supervisión continuada. "La idea no consiste en dirigir investigaciones sobre el estado de la biodiversidad sino en medir también la presiones y amenazas a las que se enfrenta, como el cambio climático, el cambio en el uso del suelo y las especies invasoras", explicó el Sr. Parr. Parte del trabajo de LTER consistirá en armonizar los enfoques sobre mediciones y en desarrollar sistemas que permitan la distinción entre los impactos locales y mundiales del cambio sobre áreas protegidas. A través del proyecto se ha desarrollado también una segunda red de sitios para la investigación socioecológica a largo plazo, que se utilizará para determinar las implicaciones socioeconómicas y las actitudes de los ciudadanos frente a la pérdida de biodiversidad. "No es suficiente con conocer el estado de la biodiversidad, también es importante llegar a comprender las implicaciones socioeconómicas". Con este fin, LTSER congrega a las redes nacionales en las que participan ecologistas e investigadores socioeconómicos que intentarán identificar los impulsores socioeconómicos del cambio de la biodiversidad y analizar la dinámica política, social y económica y las opciones que desde el ámbito político mitigarán los efectos negativos. El Sr. Parr cree que estos sitios aportarán apoyo científico para la evaluación de políticas y el desarrollo de un uso sostenible de la biodiversidad y su protección en la UE. Para garantizar que los resultados científicos son adoptados a nivel político, la red participa en la Plataforma europea para la estrategia de investigación sobre biodiversidad (EPBRS), que es un foro de científicos que trabajan en estrecha colaboración con los responsables políticos a nivel nacional y europeo con el objetivo de identificar y promover investigaciones relevantes sobre biodiversidad que contribuyan a las políticas y la gestión orientadas a reducir la pérdida de biodiversidad. Otras de las actividades relevantes de la red es su función de divulgación a la ciudadanía. "Los investigadores de estos sitios están generando muchos conocimientos sobre biodiversidad que deberán recopilarse y ser difundidos a los medios, los responsables políticos y el público en general". Para ello, la red ha creado el Centro de prensa internacional sobre investigación en biodiversidad (IPCB), un recurso en línea de noticias y comunicados de prensa regularmente actualizado sobre investigación internacional en biodiversidad, de utilidad para periodistas y otros usuarios. Desde su lanzamiento en 2005, las visitas al portal han aumentado conforme aumentan los datos, según explica el Sr. Parr. ALTER-Net desarrolla también asociaciones con los comunicadores científicos y centros científicos destinados a recibir visitantes. Una de estas asociaciones se ha establecido con At Bristol, uno de los principales centros para visitantes del Reino Unido que transforma el conocimiento científico desarrollado por investigadores en actividades prácticas para los niños. "La asociaciones con estos centros permiten un proceso de comunicación a dos vías. No sólo nos permite demostrar el valor de la investigación sobre biodiversidad, también nos brinda la oportunidad de obtener las opiniones del público que luego entrarán a formar parte de las actividades de la red". Pero quizá la audiencia más importante de todas sea la próxima generación de científicos. La red lo sabe y por eso tiene previsto celebrar una escuela de verano en agosto para que los investigadores accedan a los conocimientos teóricos y prácticos con el objetivo de dirigir una investigación integrada europea sobre biodiversidad. "La escuela contribuirá a la integración y la difusión a largo plazo de la excelencia en múltiples formas, por ejemplo, promoviendo enfoques interdisciplinarios y verdaderas perspectivas europeas en investigación sobre biodiversidad", explicó el Sr. Parr. "El éxito de esta iniciativa y de las otras actividades de la red quedará constatado si continúan las actividades una vez finalizado el proyecto".