Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Semana Verde: Por qué nos preocupa la naturaleza y por qué la investigación desempeña un papel clave

El Comisario de Medio Ambiente de la UE, Stavros Dimas, inició el 30 de mayo la apertura de la conferencia de la Semana Verde con un discurso titulado "Por qué nos interesa la naturaleza". En él reiteró los problemas de "detener la pérdida de biodiversidad y limitar el cambio ...

El Comisario de Medio Ambiente de la UE, Stavros Dimas, inició el 30 de mayo la apertura de la conferencia de la Semana Verde con un discurso titulado "Por qué nos interesa la naturaleza". En él reiteró los problemas de "detener la pérdida de biodiversidad y limitar el cambio climático como dos de los desafíos más importantes del planeta". También resumió el papel clave de la investigación en el Plan de Acción sobre Biodiversidad en el que se plantean ambos temas. El Comisario Dimas destacó que aunque el cambio climático llegue a acaparar muy eficazmente los titulares, la pérdida de biodiversidad asociada es una cuestión igualmente seria y llamó la atención de los presentes con algunas estadísticas alarmantes sobre la pérdida de biodiversidad. "El índice de extinción mundial representa por lo menos cien veces el índice de la naturaleza y en torno a 34.000 especies de plantas y otras 5.200 de animales se enfrentan a la extinción. Esto significa que una de cada ocho especies de aves, una cuarta parte de los mamíferos y una tercera parte de los anfibios están en peligro. Los científicos no exageran cuando hablan de la sexta gran extinción planetaria. La última sucedió hace 65 millones de años y llevó a la desaparición de los dinosaurios". Para solucionar la situación, el Comisario Dimas hizo referencia al Plan de Acción adoptado por la Comisión a principios de mayo, que aporta dos razones convincentes para situar la pérdida de biodiversidad entre las prioridades de la agenda política: "La primera es que la naturaleza tiene un valor intrínseco", declaró, "porque la degradación del ecosistema es a menudo irreversible y la pérdida de especies siempre es también así, cuando destruimos la naturaleza estamos negando a las futuras generaciones sus opciones de supervivencia y desarrollo. No es sólo un comportamiento irresponsable, sino que tampoco es ético. "La segunda razón es que la naturaleza es la base de nuestra calidad de vida. Debemos ser honestos y admitir que existe una percepción ampliamente afianzada aunque completamente errónea de que la protección de la naturaleza se consigue a costa del desarrollo económico. El motivo principal de la Comunicación de la Comisión es modificar esta creencia. Los mensajes clave que aporta son que nuestra prosperidad está sostenida por ecosistemas saludables y que los ecosistemas, de la UE y del mundo entero, distan de ser saludables ya que, de hecho, se encuentran en serio descenso". En la Evaluación del Ecosistema del Milenio 2005, elaborado por las Naciones Unidas, se definieron cuatro "servicios de los ecosistemas", que se dan por hecho, aunque dos tercios están en descenso: - el suministro de bienes, como alimentos, fibras, combustibles y materias primas; - la regulación del aire que respiramos y de los sistemas acuíferos del planeta; - la regulación de la fertilidad del suelo y la reproducción de plantas; - beneficios culturales de la fauna y flora y de los espacios naturales. En la práctica, esta disminución en los "servicios de los ecosistemas" supone un agotamiento de los recursos naturales como, por ejemplo, la casi total extinción de peces que una vez fueron comunes como el bacalao o el daño causado a los hábitats naturales, que pudieran haber mitigado los efectos de los desastres naturales como el huracán Katrina y el tsunami asiático. Como explica el Sr. Dimas "son ejemplos que aparecen en primera página en los periódicos, y hay muchos más casos que son menos grandilocuentes y que tienen una menor incidencia [...] pero que, en su conjunto, suponen un importante quebranto para nuestras economías". El Comisario pasó a explicar que la pérdida de recursos genéticos es literalmente incalculable, debido a que la evolución implica que la forma en que se desarrollan las especies es por fuerza desconocida ya que acontece en un futuro lejano. No sabemos lo que estamos perdiendo. Los "servicios de los ecosistemas" tienen un impacto mayor de lo que se podría pensar en un principio. La investigación británica concluyó que las actividades basadas en torno al medio ambiente natural contribuyen anualmente a la economía británica con la asombrosa cifra de cien mil millones de euros. En Costa Rica, el ecoturismo es la mayor fuente de ingresos de este país. El Comisario Dimas hizo una reflexión sobre el milagro económico de China. "Veinte años de crecimiento sin control han supuesto que el 20 por ciento de la tierra esté afectada por la erosión del suelo y que el 75 por ciento de los lagos y casi todas las aguas costeras se consideren contaminadas. El 90 por ciento de las praderas sufren procesos de degradación". Claramente, los milagros económicos tienen un precio. Volviendo al escenario en Europa, que cuenta con parte del suelo más contaminado del mundo, las medidas para abordar la degradación del hábitat se remontan a la década de los setenta. A través de la iniciativa NATURA 2000 se ha conseguido reunir a los espacios naturales de Europa que de esta forma serán el área "de mayor entidad territorial de la UE, superando a cualquier Estado miembro". El Plan de Acción aporta a la UE un marco para avanzar de cuatro formas diferentes: mirar más allá de 2010; crear un mecanismo para la UE de asesoramiento basado en la investigación que informe sobre las decisiones futuras; identificar áreas para la futura investigación y, por último, iniciar un debate sobre el futuro de la naturaleza. El Comisario Dimas concluyó afirmando que las necesidades de la biodiversidad deben aparecer entre las prioridades de Europa. "Esta es la razón de que haya elegido dedicar la Semana Verde de este año al tema de la biodiversidad. Por lo tanto me gustaría acabar invitándoles a que atiendan y participen en las manifestaciones que se celebrarán durante los próximos cuatro días, y se lleven consigo al final de la semana el mensaje de que lo importante es la biodiversidad".