Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Identifican genes relacionados con el cáncer de mama

Un equipo internacional de investigadores ha identificado cuatro nuevos genes relacionados con el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Aunque aún no hay a la vista ninguna prueba diagnóstica para esta enfermedad, estos hallazgos ayudan a comprender por qué algunas mujeres son...

Un equipo internacional de investigadores ha identificado cuatro nuevos genes relacionados con el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Aunque aún no hay a la vista ninguna prueba diagnóstica para esta enfermedad, estos hallazgos ayudan a comprender por qué algunas mujeres son más susceptibles a desarrollarla. Además, los investigadores opinan que el método de «asociación de genoma completo» que emplearon podría servir para desentrañar otros cánceres. Hasta ahora la comunidad científica sólo había identificado genes que daban cuenta del 25% de los casos de cáncer de mama heredados (que en Europa afecta a cientos de miles de mujeres cada año). En la década de los noventa se localizaron dos genes (BRCA1 y BRCA2) que implicaban un gran riesgo, pero también se descubrió que son infrecuentes en mujeres. Estudios de ligamiento genético posteriores no han logrado identificar más genes relevantes para el cáncer de mama. Esta investigación, dirigida por la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y publicada en Nature Genetics, confirma la idea de que la susceptibilidad al cáncer de mama se debe a un gran número de genes, cada uno de los cuales tiene un pequeño efecto en el nivel de riesgo de desarrollar esta enfermedad. Para comprobar esta hipótesis, los investigadores estudiaron el ADN de unas 50.000 mujeres con un método llamado «asociación de genoma completo». La mitad de las mujeres padecían la enfermedad y la otra mitad estaba sana. Se encontraron cinco áreas del ADN que eran más comunes entre quienes padecían cáncer. Esto les permitió identificar cuatro genes cuya variación, opinan, incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Se cree que dos de dichos genes (FGFR2 y TNRC9) aumentan el riesgo de cáncer de mama en hasta un 20% en mujeres que tienen una copia defectuosa de un gen y en entre un 40% y un 60% entre las mujeres que tienen dos copias defectuosas de cualquiera de los genes. Tres de las cinco áreas identificadas en el estudio contienen genes relacionados con el crecimiento o la señalización celular. Los genes ligados anteriormente al riesgo de cáncer de mama estaban implicados en la reparación del ADN y en la síntesis de las hormonas sexuales, y también en las vías metabólicas. Los investigadores opinan, pues, que estos hallazgos pueden abrir nuevos caminos para la investigación fundamental sobre el cáncer de mama. «Nos entusiasman estos resultados, porque las regiones que identificamos no contienen genes del cáncer heredados que se conocieran anteriormente», afirmó el profesor Douglas Easton, autor del estudio y director de la unidad de epidemiología genética de Cancer Research UK, situada en Cambridge. «Ahora sabemos que estos métodos de búsqueda son efectivos y creemos que se pueden detectar muchos más tipos de cáncer de mama. Estos métodos ya se están aplicando en Cancer Research UK para dar con los genes específicos de un gran número de cánceres de otro tipo, por ejemplo de próstata, intestinal y pulmonar», añadió.