Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Se identifica una molécula que influye en el aumento de peso

Científicos del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL), el Instituto Alemán de Nutrición y la Universidad de Cincinnati (EE. UU.) han identificado la molécula que determina que ciertas personas aumenten de peso con más facilidad que otras. Esta investigación se llevó...

Científicos del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL), el Instituto Alemán de Nutrición y la Universidad de Cincinnati (EE. UU.) han identificado la molécula que determina que ciertas personas aumenten de peso con más facilidad que otras. Esta investigación se llevó a cabo en el seno del proyecto DIABESITY, financiado mediante el Sexto Programa Marco de la UE. ¿Por qué unas personas ganan más peso que otras, siguiendo la misma alimentación? La molécula «Bsx» responde en parte a ese interrogante, según este equipo encabezado por Mathias Treier. Esta molécula permite relacionar la actividad física espontánea, por ejemplo moverse con inquietud ante el ordenador mientras se trabaja, y la alimentación. El Dr. Treier explica las implicaciones de carecer de la molécula Bsx: «los ratones que carecen de la Bsx en el hipotálamo son mucho más perezosos que los ratones normales. Muestran menor actividad espontánea y menos conducta de búsqueda de alimento, que se basa en la actividad locomotora.» La Bsx funciona regulando la expresión de NPY y AgRP, hormonas del hipotálamo (que comunican el sistema nervioso con el sistema endocrino) que promueven la alimentación. Así, cuando carecen de la Bsx, son pocas las veces que los ratones van buscando alimento, aunque se les haya dejado pasar hambre durante un periodo prolongado. Esto induce a pensar que el cerebro necesita la Bsx para sentir las señales de hambre que emite el organismo y responder a ellas. «La Bsx se encuentra en diversas especies y, muy probablemente, desempeña una función similar en el control del peso corporal de los humanos», explica Maria Sakkou, perteneciente al equipo de investigación. «Las diferencias que hay entre individuos con respecto a la actividad de la Bsx podrían explicar por qué algunas personas son intrínsicamente más activas que otras y menos susceptibles a ser obesas por la alimentación que siguen. La Bsx podría ser la clave de por qué la misma alimentación hace engordar a unas personas y no a otras.» Los científicos opinan que la molécula Bsx se podría utilizar para controlar en humanos la obesidad debida a la alimentación. Esta investigación se ha publicado en el número de junio de 2007 de Cell Metabolism.

Países

Alemania, Estados Unidos