Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Aumenta el consumo excesivo de alcohol en los países mediterráneos

Un estudio sobre las costumbres de los adultos en algunas regiones de España ha mostrado que el consumo excesivo de alcohol está en aumento, cosa que sugiere que la UE debería actuar respecto de este tema. A pesar de que el consumo excesivo de alcohol se ha asociado tradicio...

Un estudio sobre las costumbres de los adultos en algunas regiones de España ha mostrado que el consumo excesivo de alcohol está en aumento, cosa que sugiere que la UE debería actuar respecto de este tema. A pesar de que el consumo excesivo de alcohol se ha asociado tradicionalmente con países del norte de Europa, el estudio, publicado en el número de octubre de la revista «Alcoholism: Clinical & Experimental Research» indica que el consumo excesivo de alcohol está aumentando entre los adultos jóvenes, especialmente entre los hombres con estudios, en la región de Madrid. El informe también ha hallado que los bebedores excesivos suelen beber licores más que cerveza o vino, y esto sugiere un cambio respecto de la tradición mediterránea de beber una o dos copas de vino al día para acompañar las comidas. «Aunque tradicionalmente los países del sur de Europa tenían un consumo per cápita alto derivado en su mayor parte de la ingesta diaria de vino con las comidas, ésto está cambiando», afirmó Joan Villalbi, médico de la Universidad Autónoma de Madrid. «Por ejemplo, el consumo diario de alcohol durante las comidas está menguando en España, y la cerveza es la bebida alcohólica que más se consume. La ingesta excesiva de alcohol, especialmente entre los jóvenes durante los fines de semana, se ha convertido en un asunto sanitario y social en España, un proceso que se refleja en otros países del sur de Europa», añadió. Los investigadores fundamentan sus hallazgos en datos recogidos entre los años 2000 y 2005 mediante entrevistas telefónicas a 12.037 personas de entre 18 y 64 años de la región de Madrid. El consumo excesivo de alcohol está definido como la ingesta de ocho o más unidades de alcohol para los hombres y seis o más para las mujeres en una sola sesión. Los resultados mostraron que el 30,8% de los hombres y el 18,2% de las mujeres de entre 18 y 24 años eran bebedores excesivos. «A pesar de que beber hasta emborracharse no está aceptado socialmente en España, el consumo excesivo de alcohol sí se está convirtiendo en algo aceptable, especialmente entre los jóvenes», concluyó el Dr. Villalbi. «La ingesta excesiva de alcohol parece ser un "modelo importado" que se basa en licores como la ginebra, el whisky, el vodka, etc., que no tienen raíces culturales en España», señaló José Lorenzo Valencia-Martín, de la Universidad Autónoma de Madrid y uno de los autores del estudio. «Nosotros creemos que los licores son los más consumidos por los bebedores excesivos ya que éstos tal vez buscan los efectos psicoactivos del alcohol en un tiempo relativamente corto.» «Las bebidas alcohólicas y los licores combinados con Coca Cola o con otros refrescos son muy populares entre los jóvenes», añadió el Dr. Villalbi. «La industria de las bebidas alcohólicas se ha esforzado grandemente por comercializar sus productos entre los jóvenes, especialmente respecto de las bebidas alcohólicas mezcladas con refrescos y ha sorteado la prohibición actual de hacer publicidad televisiva de bebidas que tienen un contenido alcohólico de más de 23%. El marketing de esta industria está dirigido explícitamente a los grupos de edad más joven y vincula el beber con la diversión y el éxito social y sexual. Existen datos que documentan el crecimiento extremo de los gastos en publicidad y su impacto en España durante los últimos años.» Ambos investigadores creen que la ingesta excesiva de alcohol es parte de un modelo de consumo de alcohol que está evolucionando en los países europeos, otra consecuencia de lo que el Dr. Valencia-Martín denomina «la globalización de la bebida». «Obviamente, es una consecuencia que conlleva grandes riesgos, porque la ingesta excesiva de alcohol está asociada con choques, una conducta de conducción peligrosa, y lesiones que resultan de una conducta violenta», afirmó. «En los países mediterráneos debemos aumentar la conciencia social sobre este problema, de modo que las familias y el gobierno trabajen juntos para controlar el consumo excesivo de alcohol entre los jóvenes.» El Dr. Villalbi está de acuerdo con esto. «Si la bebida se está convirtiendo en un problema social y sanitario, con importantes efectos negativos que afectan también a quienes no beben, no puede dejarse a merced de opciones individuales e iniciativas industriales», señaló. «Los gobiernos también deben involucrarse y actuar. Estos resultados proporcionan el marco adecuado para la creciente atención de las políticas de la Unión Europea a este campo.»

Países

España

Artículos conexos