Skip to main content
European Commission logo print header

Article Category

Noticias
Contenido archivado el 2023-03-02

Article available in the following languages:

ACTIVE promueve el conocimiento en Europa

Europa se ha propuesto alcanzar el objetivo de convertirse en la principal economía del conocimiento del mundo antes de 2010. Esto significa que las empresas deben reforzar la productividad de sus trabajadores del conocimiento para impulsar su competitividad. El problema es qu...

Europa se ha propuesto alcanzar el objetivo de convertirse en la principal economía del conocimiento del mundo antes de 2010. Esto significa que las empresas deben reforzar la productividad de sus trabajadores del conocimiento para impulsar su competitividad. El problema es que los sistemas de información existentes no proporcionan a las empresas la ayuda necesaria, por lo que el intercambio de información puede demorarse en el tiempo o ser incluso imposible. Según el proyecto ACTIVE, financiado con fondos comunitarios, la solución es aumentar la productividad de una forma proactiva a la par que sencilla. En la actualidad, gran parte del conocimiento en las empresas se almacena en correos electrónicos, archivos personales y dentro de las mentes de los empleados. El objetivo de ACTIVE es colarse en estas fuentes ocultas de conocimientos no compartidos y convertirlos en conocimientos que se puedan transferir, interoperar y procesar. De esta manera se lograría una cooperación coherente y se podrían resolver los problemas, afirman los socios del proyecto. En el corazón del proyecto está el desarrollo de un «Knowledge Workspace» (espacio de trabajo del conocimiento), un sistema innovador que según los socios de ACTIVE brindará a las empresas el ímpetu necesario para que la tecnología del conocimiento resulte eficaz para un porcentaje más grande de sus conocimientos básicos. Este espacio de trabajo será mejor que el software actualmente existente en el mercado, en opinión de los socios. «El "Knowledge Workspace" de ACTIVE mejorará notablemente la eficiencia y la eficacia de los trabajadores del conocimiento», explica Paul Warren, director del proyecto para ACTIVE. «Impulsará el poder del intercambio de conocimiento informal que se ha producido siempre en las conversaciones en los pasillos». Para crear este espacio de trabajo, los socios del proyecto integrarán conceptos y herramientas procedentes de cuatro campos: aplicaciones de software social y Web 2.0 tecnologías semánticas, extracción del contexto, modelado y gestión de tareas sensibles, y extracción, modelado y apoyo a los procesos de conocimiento. Los socios del proyecto estudiarán los principales factores económicos y de organización, así como mecanismos de incentivos para garantizar el desarrollo del espacio de trabajo. Además, se desarrollará y evaluará un sistema centrado en el usuario. Asimismo, el proyecto ACTIVE se basará en los procesos de conocimiento existentes. Normalmente, estos procesos son establecidos por las personas que necesitan una solución rápida. El problema es que se olvidan pronto y se reinventan. Mediante la captura de estos procesos, ACTIVE brindará a la gente la oportunidad de reinventarlos, permitiendo que jueguen un papel importante en la transferencia de inteligencia oculta dentro de las empresas. Los trabajadores del conocimiento, según el consorcio de ACTIVE, desean que la información se filtre para poder acceder fácilmente a la información clave y al mismo tiempo poder descartar los datos menos importantes. Estos trabajadores consideran que las interrupciones únicamente son admisibles cuando surgen problemas urgentes. Según ACTIVE, la gestión del contexto será fundamental para resolver el problema. Los socios del proyecto tratarán de adaptar la experiencia del usuario al contexto actual de su trabajo. La primera fase de la actividad consiste en usar la solución del espacio de trabajo en tres sectores de la industria: la asesoría, las telecomunicaciones y la ingeniería. El valor añadido de la «tecnología ACTIVE» será evaluado en los estudios económicos, de organización y de los usuarios. Se llevarán a cabo pruebas de campo exhaustivas. «Confiamos en que la tecnología desarrollada por ACTIVE sea adoptada por empresas de conocimiento dentro y fuera de Europa», afirma Warren. Está previsto que el proyecto, financiado dentro del campo temático «Tecnologías de la Información y las Comunicaciones» (TIC) del Séptimo Programa Marco (7PM), se prolongue hasta 2011.