Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Salvar los ecosistemas de los arrecifes de coral mundiales

Los arrecifes de coral, que con frecuencia rebosan vida marina, están entre los organismos naturales más delicados. Uno de estos arrecifes sano puede albergar miles de especies pero, por desgracia, están sometidos a una presión enorme que pone en peligro su supervivencia. Un e...

Los arrecifes de coral, que con frecuencia rebosan vida marina, están entre los organismos naturales más delicados. Uno de estos arrecifes sano puede albergar miles de especies pero, por desgracia, están sometidos a una presión enorme que pone en peligro su supervivencia. Un equipo internacional de investigadores codirigido por la Universidad de Newcastle (Reino Unido) y la Sociedad para la conservación de la flora y la fauna (Estados Unidos) ha identificado las zonas en las que se deberían centrar los esfuerzos para proteger los arrecifes de coral. Los arrecifes de coral se encuentran amenazados a escala mundial. Aumentos de temperatura de tan sólo uno o dos grados pueden producir una decoloración del coral o incluso aumentar los efectos de las enfermedades infecciosas, y acabar de esta forma con enormes extensiones de coral. Algunas técnicas de pesca, como el uso de dinamita, también son responsables de su destrucción. Por esta razón se crearon cotos de pesca, no sólo para proteger los peces, sino también los corales en los que habitan. No obstante, según la última investigación, la ubicación de dichos cotos necesita ser examinada y actualizada. Se formó un equipo de investigadores de Australia, Francia, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos para realizar uno de los estudios más amplios de estas características. Este equipo investigó cotos en 66 localizaciones de 7 países en el Océano Índico. Los resultados de esta investigación se publicaron en la revista PLoS ONE. Los científicos descubrieron que las zonas de conservación ahora están ubicadas en el lugar equivocado, con lo que dejan a merced de los efectos del cambio climático algunos arrecifes de coral. Según el director de la investigación, Nick Graham, de la Escuela de Ciencia y Tecnología Marinas de la Universidad de Newcastle, es necesaria una acción inmediata. «Necesitamos un enfoque completamente nuevo, y hay que actuar de inmediato», afirmó éste. La investigación demostró que todos los cotos existentes deberían conservar su estatus, pero que también hay que crear nuevos cotos para proteger otros arrecifes. «Nuestra investigación demuestra que muchas de las zonas protegidas existentes en el mundo se encuentran en el lugar equivocado. Es necesario establecer nuevas zonas protegidas que se centren en áreas que escapan o se recuperan positivamente de los impactos del cambio climático. Pero se debe prestar una atención aún mayor a aumentar la resistencia del sistema en su conjunto, lo que significa eliminar tantas amenazas locales como sea posible», continuó el Sr. Graham. Además, se debe establecer un sistema holístico de gestión de ecosistemas para que los arrecifes puedan sobrevivir. «Un coral muere cuando se le somete a estrés biológico, por lo tanto, lo que tenemos que hacer es reducir el impacto humano directo (como la sobrepesca, la contaminación y la sedimentación) en todo el área», afirmó. «Al eliminar este tipo de estrés, estamos dando al coral una mayor probabilidad de sobrevivir y recuperarse de cualquier cambio de temperatura ocasionado por el calentamiento global.»

Países

Australia, Francia, Suecia, Estados Unidos

Artículos conexos