Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La Europa de los veintisiete vivirá una explosión demográfica, según un informe de Eurostat

La Europa de los veintisiete experimentará una explosión demográfica desde ahora hasta 2035, desde los 495 millones de habitantes actuales hasta 521 millones, según anticipa un grupo de expertos. La cifra se espera que descienda hasta los 506 millones en el año 2060. Estos dat...

La Europa de los veintisiete experimentará una explosión demográfica desde ahora hasta 2035, desde los 495 millones de habitantes actuales hasta 521 millones, según anticipa un grupo de expertos. La cifra se espera que descienda hasta los 506 millones en el año 2060. Estos datos se publicaron recientemente en un informe de Eurostat en el que se detalla la proyección poblacional para el periodo comprendido entre 2008 y 2060. El informe de la Oficina Estadística de las Comunidades Europeas también señaló que, aunque se espera que el número anual de nacimientos disminuya durante los próximos 52 años, las muertes aumentarán en el mismo periodo. En concreto, las muertes superarán a los nacimientos a partir de 2015. Se debe tener en cuenta que el crecimiento poblacional sólo se deberá a una migración neta positiva, y no a un incremento natural. Debido a que la migración neta positiva no podrá contrarrestar el cambio natural negativo a partir del 2035, la población comenzará a disminuir. El mayor crecimiento demográfico se registrará en Chipre (+66%), Irlanda (+53%), Luxemburgo (+52%), Reino Unido (+25%) y Suecia (+18%), según el informe. Los países más poblados serán Reino Unido (77 millones), Francia (72 millones), Alemania (71 millones), Italia (59 millones) y España (52 millones). Conviene subrayar que se espera que se produzcan diferencias significativas entre distintos Estados miembros. Los países que experimentarán las mayores pérdidas serán Bulgaria (-28%), Letonia (-26%), Lituania (-24%), Rumanía (-21%) y Polonia (-18%). Con respecto al envejecimiento, la Europa de los veintisiete se enfrentará a un envejecimiento demográfico, por el que la proporción de personas mayores pasará del 12,9% al 30% durante el periodo comprendido entre la actualidad y el año 2060. Los octogenarios supondrán el 12,1% de la población en 2060, en comparación con el 4,4% actual. Los factores principales del envejecimiento poblacional serán una persistente disminución de la fertilidad y una mayor supervivencia a edades avanzadas. Los datos mostraron que los Estados miembros que presentarán el mayor aumento de población mayor de 65 años serán: Polonia (36,2%), Eslovaquia (36,1%), Rumanía (35,0%), Dinamarca (25,0%), Reino Unido (24,7%) y Luxemburgo (23,6%). Además, el informe indica que se espera un aumento del índice de dependencia senil (la población de más de sesenta y cinco años dividida por la población en edad laboral) en la Europa de los veintisiete. Esta cifra pasará del 25% en el 2008 hasta el 53% en el 2060. En resumidas cuentas, sólo existirán dos personas en edad laboral por cada persona mayor de 65 años, en oposición a la cifra actual de cuatro por cada uno. El informe predijo que Bulgaria, República Checa, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía, Eslovenia y Eslovaquia mantendrán índices de dependencia senil de más del 60%, mientras que se espera que el índice en Dinamarca, Irlanda, Chipre, Luxemburgo y Reino Unido sea menor del 45%. Cabe destacar que el Eurostat basa sus predicciones en situaciones hipotéticas con el objetivo de recabar información sobre el tamaño y la estructura de la población en el futuro.

Artículos conexos