Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La radiología se hace un hueco en el mercado electrónico

Los mercados electrónicos proporcionan soluciones para los fabricantes que tienen problemas para encontrar proveedores. La radiología también podría beneficiarse de este tipo de servicios dado que en varias regiones europeas existe una carencia de radiólogos mientras que en ot...

Los mercados electrónicos proporcionan soluciones para los fabricantes que tienen problemas para encontrar proveedores. La radiología también podría beneficiarse de este tipo de servicios dado que en varias regiones europeas existe una carencia de radiólogos mientras que en otras hay un excedente. Para solucionar este problema, la UE está apoyando un proyecto de validación comercial de dos años de duración denominado R-Bay, mediante el que se creará un mercado electrónico para la compraventa de servicios sanitarios electrónicos relacionados con la imagen. El proyecto, financiado con 949.759 euros, concluirá en 2009. R-Bay favorecerá el establecimiento de un mercado interno para el intercambio de servicios sanitarios electrónicos, lo que permitirá que se puedan compartir recursos sanitarios a escala paneuropea. Según los socios del proyecto, la radiología electrónica puede utilizarse para compensar las desigualdades relativas al número de radiólogos existentes. R-Bay permitirá extender la radiología electrónica mediante la expansión de un mercado electrónico. En su concepción habitual, la radiología electrónica se sirve de conexiones punto a punto, por lo que también se denomina tele-radiología, para prestar servicios a proveedores y clientes. Aquí radica el problema: hay limitaciones en la cantidad de proveedores y el nivel de conocimientos técnicos disponibles en las distintas regiones. Mediante R-Bay, el mercado electrónico ofrecería a las regiones una conexión de «muchos a muchos», que los socios del proyecto describen como correduría de mercancías e intercambio de servicios radiológicos. R-Bay se ha fijado el objetivo de desarrollar la primera centralita virtual y segura para la difusión y el consumo de servicios radiológicos que se rige por las reglas del mercado. En el marco del proyecto, y concretamente en ocho sitios web, se hará una validación comercial de métodos de procesamiento y análisis de imágenes basándose en un modelo de «pago por tráfico» (pay per-click), según explica el equipo, que está formado por centros de investigación, responsables y proveedores de sanidad y expertos en el desarrollo del mercado. El proveedor de la infraestructura técnica, Carestream Health, también participa en el proyecto. Sus sistemas de radiología y gestión de la información son los que hacen funcionar la plataforma inicial de pruebas del proyecto, pues facilitan la transmisión de imágenes entre especialistas clínicos en Estonia, Lituania y Países Bajos y hospitales checos, daneses y finlandeses. «Carestream Health posee una amplia experiencia en la integración de sistemas y en temas de interoperabilidad asociadas a la puesta en marcha de sistemas nacionales y regionales», declaró el Sr. Ulf Andersson, Director de Marketing de Carestream Health para la región del Norte de Europa. «Como parte del proyecto R-Bay, este sistema ayudará en último término a distribuir mejor los recursos radiológicos para ofrecer a todos los pacientes de Europa la oportunidad de acceder a servicios médicos óptimos mediante servicios de imagen paneuropeos.» El equipo de R-Bay confía en que el proyecto impulsará el progreso de los entornos de trabajo sanitarios en toda Europa al brindar un acceso más homogéneo a los servicios de especialistas. También se espera que cree nuevos modelos de negocio y modalidades de servicios sanitarios. R-Bay también atajará el problema que supone la fuga de cerebros en Europa oriental al administrar los excedentes de radiólogos. Como resultado, los europeos tendrán acceso en igualdad de condiciones a cuidados médicos adecuados, afirman los socios.

Artículos conexos