Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Científicos buscan el agua perdida de Venus

Científicos europeos están utilizando datos obtenidos por la aeronave Venus Express de la Agencia Espacial Europea para intentar resolver uno de los muchos misterios que oculta nuestro vecino más cercano en el espacio: ¿dónde fue a parar su agua? El tamaño y la edad de Venus...

Científicos europeos están utilizando datos obtenidos por la aeronave Venus Express de la Agencia Espacial Europea para intentar resolver uno de los muchos misterios que oculta nuestro vecino más cercano en el espacio: ¿dónde fue a parar su agua? El tamaño y la edad de Venus son similares a los de la Tierra y hay astrónomos que especulan que, cuando se formaron, ambos planetas debían tener una cantidad similar de agua. Hoy la situación es muy distinta: la Tierra contiene 100.000 veces más cantidad de agua que Venus. El año pasado, el ASPERA (Analizador de Plasma Espacial y Átomos Energéticos), a bordo de la Venus Express, detectó una pérdida importante de átomos de hidrógeno y oxígeno en el lado nocturno del planeta. Las moléculas de agua están compuestas por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno y, puesto que estaban escapando el doble de átomos de hidrógeno que de oxígeno, se llegó a la conclusión de que en la atmósfera de Venus se estaban descomponiendo moléculas de agua. Los investigadores están convencidos de que el causante de este proceso es el viento solar, una corriente de partículas con carga emitidas por el Sol y que se dispersa por el Sistema Solar. El viento solar choca con violencia contra la parte superior de la atmósfera de Venus y arrastra oxígeno, hidrógeno y otras partículas al espacio. Venus podría haber perdido la mayoría de su agua por esta causa. En cambio, el agua en la Tierra no ha sufrido el mismo proceso gracias al campo magnético terrestre, ya que éste protege nuestra atmósfera frente al viento solar. Venus, al no contar con un campo magnético semejante, queda expuesta a dicho viento. Además, el magnetómetro instalado en la Venus Express detectó no hace mucho indicios de que también se produce una fuga de hidrógeno en el lado diurno del plantea. «Se sospechaba que en Venus se daba este proceso, pero es la primera vez que hemos logrado medirlo», declaró Magda Delva, de la Academia de Ciencias austriaca y directora de la investigación. No obstante, hasta ahora los científicos no han logrado descubrir ninguna prueba de la desaparición de átomos de oxígeno en el lado diurno, por lo que no se puede afirmar que los átomos de hidrógeno procedan de moléculas de agua. «Estos resultados muestran que podría existir al menos el doble de hidrógeno en la zona superior de la atmósfera de Venus que lo que inicialmente se había calculado», afirmó la Dra. Delva. «Los iones de hidrógeno detectados podrían estar en regiones atmosféricas muy por encima de la superficie del planeta, pero se desconoce cómo se forman estas regiones.» La Venus Express se encuentra en la órbita de Venus desde abril de 2006. Desde entonces ha suministrado a los científicos grandes cantidades de información sobre la superficie y la atmósfera del planeta.

Artículos conexos