Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un estudio esclarece las propiedades anticancerígenas de la vitamina D

Un nuevo estudio financiado con fondos comunitarios ha logrado ampliar los conocimientos que se tienen sobre las propiedades anticancerígenas que parece poseer la vitamina D. Los descubrimientos resaltan la necesidad de profundizar en el tema mediante pruebas clínicas que exam...

Un nuevo estudio financiado con fondos comunitarios ha logrado ampliar los conocimientos que se tienen sobre las propiedades anticancerígenas que parece poseer la vitamina D. Los descubrimientos resaltan la necesidad de profundizar en el tema mediante pruebas clínicas que examinen el potencial de la forma activa de la vitamina D3 para prevenir y tratar el cáncer de colon. Los resultados se han publicado en Internet en la revista Journal of Clinical Investigation. El apoyo comunitario al trabajo procedió de los proyectos NUCSYS («Biología de sistemas de receptores nucleares: un enfoque sobre las enfermedades relacionadas con la vejez desde el punto de vista de la nutrigenómica»), financiado por el área de actividad «Recursos humanos y movilidad» perteneciente al Sexto Programa Marco (6PM), y MICROENVIMET («Comprender y combatir la metástasis mediante la modulación del microentorno del tumor a través de la interferencia en la red de la proteasa»), financiado mediante el tema «Salud» del Séptimo Programa Marco (7PM). Cada año se diagnostican en Europa más de 400.000 casos de algún tipo de cáncer colorrectal, siendo el segundo en incidencia en mujeres y el tercero en hombres. Provoca la muerte de más de 200.000 personas al año, lo que lo convierte en la segunda causa de muerte por cáncer en hombres y mujeres. Una serie de estudios han indicado que la forma activa de la vitamina D3 puede poseer propiedades anticancerígenas importantes. Estudios anteriores sobre líneas celulares de cáncer de colon humano han mostrado que los niveles de actividad de un gen denominado CST5 pueden verse afectados por la forma activa de la vitamina D3. El CST5 es responsable de la producción de una proteína denominada cistatina D. En este trabajo reciente, investigadores españoles estudiaron esta proteína en mayor profundidad. Sus indagaciones revelan que la cistatina D posee importantes propiedades supresoras de tumores y que éste es el mecanismo por el que la vitamina D3 influye en las células cancerígenas. «Estos resultados contribuyen a esclarecer el incremento de la susceptibilidad a sufrir cáncer de colon en caso de carencia de vitamina D en modelos animales. También explican los resultados de diversos estudios epidemiológicos y clínicos que indican una acción antitumoral de la vitamina D en humanos», aclaran los investigadores. En primer lugar, los investigadores establecieron que la forma activa de la vitamina D3 moviliza de forma directa el gen CST5 en las líneas celulares de cáncer de colon humano. Esto provoca un aumento de los niveles de la proteína cistatina D en las células. La proteína cistatina D bloquea el crecimiento de líneas celulares de cáncer de colon humano, según se ha constatado en experimentos realizados en probetas y en ratones. Reducir de forma artificial la actividad del gen CST5 provoca que las células no respondan a los efectos anticancerígenos de la vitamina D. Cabe añadir que los mecanismos concretos mediante los que la cistatina D controla las células cancerígenas no han logrado aclararse todavía. No obstante, los investigadores concluyen que: «En conjunto, nuestros descubrimientos ponen de manifiesto que el CST5 posee una sorprendente actividad supresora de tumores. Además, nuestros resultados ilustran lo que consideramos un nuevo mecanismo contra el cáncer del metabolito más activo de la vitamina D y ofrecen argumentos a favor de su uso preventivo y terapéutico contra el cáncer de colon.»

Países

España, Polonia

Artículos conexos