Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia masculina?

Científicos financiados con fondos comunitarios han identificado los síntomas del hipogonadismo de aparición tardía o «menopausia masculina», una afección rara que afecta al 2% de la población masculina. Este estudio ha relacionado por primera vez nueve síntomas con una produc...

Científicos financiados con fondos comunitarios han identificado los síntomas del hipogonadismo de aparición tardía o «menopausia masculina», una afección rara que afecta al 2% de la población masculina. Este estudio ha relacionado por primera vez nueve síntomas con una producción baja de testosterona, el factor principal del hipogonadismo de aparición tardía. El estudio, de siete años de duración, formó parte del proyecto EMAS («Estudio del envejecimiento de europeos varones»), financiado con 6 millones de euros procedentes del Programa Temático «Calidad de vida y gestión de recursos vivos» del Quinto Programa Marco (5PM). Se espera que los descubrimientos realizados, sobre los que se ha publicado un artículo en la revista New England Journal of Medicine, ayuden a evaluar la necesidad de administrar terapias de testosterona. Científicos de Bélgica, Estonia, Finlandia, Hungría, Italia, Polonia, España, Suecia y Reino Unido entrevistaron a 3.369 hombres de entre 40 y 79 años de edad de esos mismos 8 países. Realizaron preguntas concretas sobre su salud sexual, física y psicológica y midieron sus niveles de testosterona. De los 32 síntomas considerados por el equipo sólo 9 de ellos se asociaron con un nivel bajo de testosterona. Los científicos identificaron tres síntomas sexuales como los más importantes: una menor incidencia de tumescencia peneal nocturna, menor cantidad de pensamientos sexuales y aparición de disfunción eréctil. Aunque un paciente puede presentar otros síntomas no sexuales, el diagnóstico del hipogonadismo de aparición tardía precisa que exista un bajo nivel de testosterona y la presencia de los tres síntomas sexuales. Se espera que estos descubrimientos ayuden a evaluar mejor la enfermedad y la necesidad de tratamiento, especialmente con terapia de testosterona. El autor principal del estudio, el profesor Fred Wu de la Universidad de Manchester (Reino Unido), afirmó que estos descubrimientos indican que el tratamiento con testosterona puede ser de utilidad sólo en una pequeña cantidad de casos en los que se sospeche una deficiencia de andrógenos, «puesto que muchos síntomas posibles del hipogonadismo clásico no se asociaron a un menor nivel de testosterona en hombres mayores». Los científicos también identificaron tres síntomas físicos: incapacidad para participar en actividades intensas (correr o levantar objetos pesados); incapacidad para andar más de un kilómetro e incapacidad para agacharse, doblarse o encorvarse. Los tres síntomas restantes son psicológicos: pérdida de energía, tristeza y fatiga. No obstante, se ha demostrado que la relación entre los niveles de testosterona y estos seis síntomas es menor que entre dichos niveles y los síntomas sexuales. El equipo descartó otros síntomas tradicionalmente relacionados con el hipogonadismo de aparición tardía al no encontrar relación entre ellos y la testosterona, tales como cambios en los patrones de sueño, falta de concentración y poca autoestima. El equipo también identificó los niveles de testosterona por debajo de los cuales son más comunes los síntomas específicos, aunque advierten que las diferencias en los niveles de testosterona entre hombres que presentaban los síntomas y otros que no los presentaban eran escasas. «La larga lista de síntomas no específicos que pueden asociarse a la deficiencia de testosterona hace difícil que se pueda establecer un diagnóstico claro del hipogonadismo de aparición tardía. Esta situación se complica si se tiene en cuenta que incluso los síntomas sexuales más específicos de la deficiencia de andrógenos son relativamente comunes entre los hombres con niveles normales de testosterona», explicó el profesor Wu. Éste añadió que para aumentar la probabilidad de diagnosticar correctamente el hipogonadismo de aparición tardía es importante concretar la presencia de los tres síntomas sexuales del total de nueve relacionados con la testosterona identificados en el estudio y además comprobar que existe un nivel bajo de testosterona. «La aplicación de estos criterios nuevos debería impedir el diagnóstico excesivo de hipogonadismo y reducir el peligroso empleo de las terapias de testosterona en hombres mayores», concluyó el profesor Wu. La «menopausia masculina», o andropausia, suele estar relacionada con la obesidad y una salud deficiente. Desde 1999 la prescripción de terapias de testosterona masculina se ha cuadruplicado en Estados Unidos, una estadística que no se ha producido en ninguna otra parte del mundo.

Países

Bélgica, Estonia, España, Finlandia, Hungría, Italia, Polonia, Suecia

Artículos conexos