Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

En busca de la unificación de los servicios electrónicos

Especialistas en tecnología de la información (TI) y científicos informáticos de Europa e Israel han empezado a trabajar en un proyecto que se propone remediar un obstáculo formidable para el comercio: la incompatibilidad entre servicios electrónicos. La propuesta del consorci...

Especialistas en tecnología de la información (TI) y científicos informáticos de Europa e Israel han empezado a trabajar en un proyecto que se propone remediar un obstáculo formidable para el comercio: la incompatibilidad entre servicios electrónicos. La propuesta del consorcio de ACSI («Compatibilidad de servicios centrada en artefactos»), dividida en dos frentes, consiste en examinar la viabilidad de emplear concentradores o «hubs» de compatibilidad para mejorar la unificación de los servicios electrónicos en un sistema dinámico. El proyecto se ha dotado de 3,24 millones de euros por medio del tema de «Tecnologías de la información y la comunicación» (TIC) del Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE. Para la economía actual, cada vez más globalizada y descentralizada, la incompatibilidad entre servicios electrónicos representa un impedimento considerable. Son muchas las empresas virtuales que tienen la necesidad de aglutinar múltiples servicios electrónicos para que funcionen como un todo (creando «e-service blends» o «combinaciones de servicios electrónicos»), es decir, para que colaboren para lograr objetivos comunes. Lo mismo ocurre en numerosos departamentos gubernamentales y sectores de los países europeos y de la UE en su conjunto (p. ej. energía, salud, agua, medio ambiente y transporte) donde se agudiza la necesidad de compartir conocimientos, sistemas y competencias que actualmente están repartidos por un sinnúmero de servicios electrónicos. Por norma general, el proceso de unión es complejo y está plagado de dificultades, una de las cuales es que algunos sistemas sólo funcionan con aplicaciones concretas y carecen de flexibilidad para ser modificados o evolucionar. Además, dicho proceso es lento, costoso y requiere una adaptación (y un mantenimiento) manual para que distintos procesos colaboren entre sí. Ocho socios de Bélgica, Estonia, Italia, Países Bajos, España, Reino Unido e Israel pondrán en práctica un programa de investigación basado en dos ideas fundamentales durante los próximos tres años. La primera idea, los concentradores de compatibilidad, brindarán un apoyo flexible y escalable a las colaboraciones entre servicios en una red abierta. La segunda idea, los artefactos dinámicos, simplificará la gestión de los datos y procesos entre servicios y organizaciones diferentes. Los investigadores, que confían en su puesta en marcha en 2013, desarrollarán su labor en tres etapas: desarrollo de un nuevo concepto de concentrador de compatibilidad centrado en artefactos; desarrollo de un prototipo para crear y gestionar estos concentradores; y puesta en práctica y comprobación de los resultados científicos. En último término se desarrollará un programa de código abierto que permitirá a cualquier organización del mundo utilizar la tecnología generada. Al mismo tiempo, el equipo de ACSI se ha fijado varios objetivos relacionados con la productividad, concretamente reducir el tiempo necesario para la unión e incrementar la automatización y la eficiencia. Se propone lograr ahorros sustanciales con respecto a los métodos convencionales para la compatibilidad de los servicios, a saber: una reducción mínima del 40% en el diseño y el despliegue de entornos que soportan una gran cantidad de colaboraciones entre servicios; una reducción mínima del 20% en los costes de la transición hacia colaboraciones entre servicios (y su mantenimiento); y una reducción mínima del 30% en la actividad manual permanente que se necesita para mantener estos servicios. Asimismo, los investigadores confían en automatizar al menos el 90% de la transformación de datos en colaboraciones entre servicios. Las actividades de investigación de ACSI estarán a cargo de especialistas en gestión de procesos comerciales, operaciones comerciales centradas en artefactos, verificación, integración de datos y ontologías, minería de procesos y arquitecturas de servicios. El proyecto está coordinado por IBM Research de Israel y cuenta con socios de la Università degli studi di Roma la Sapienza (Italia), la Universidad Libre de Bolzano (Italia), el Imperial College de Ciencia, Tecnología y Medicina (Reino Unido), la Technische Universiteit Eindhoven (Países Bajos), la Universidad de Tartu (Estonia), Indra Software Labs SLU (España) y Collibra NV (Bélgica).

Artículos conexos