Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Una ayuda para la policía sobresaturada de información

Empresas de comunicación, institutos científicos y organismos policiales de Europa han unido fuerzas para que la policía motorizada lleve a cabo su trabajo con mayor seguridad, eficacia y efectividad al contar con una nueva forma de procesar información y atender solicitudes. ...

Empresas de comunicación, institutos científicos y organismos policiales de Europa han unido fuerzas para que la policía motorizada lleve a cabo su trabajo con mayor seguridad, eficacia y efectividad al contar con una nueva forma de procesar información y atender solicitudes. El proyecto MOVEON («Interfaz de interacción sin distracciones multimodal y multisensor para vehículos de dos ruedas en movimiento») recibió cerca de 2 millones de euros mediante el área temática «Tecnologías de la sociedad de la información» (TSI) del Sexto Programa Marco (6PM). En situaciones de urgencia, un policía motorizado debe procesar una enorme cantidad de información y tomar decisiones de forma rápida. Un proyecto científico liderado por entidades de los sectores público y privado de toda la Unión Europea, entre ellas Microtech International (Polonia), la policía de la región de West Midlands (Reino Unido), Thales Communications (Francia) y la Universidad de Patras (Grecia), pretende utilizar tecnología de última generación para evitar los peligros que plantea el exceso de información. «La policía no siempre rinde al máximo debido a la limitación de los dispositivos de los que disponen», indicó Elias Kalapanidas, del Departamento de Ingeniería Informática y Eléctrica de la Universidad de Patras y coordinador técnico del proyecto MOVEON. «El proyecto se propuso facilitar y acelerar procedimientos corrientes, como cambiar el canal de comunicación, y aumentar al máximo la información que un policía puede enviar y recibir sin sufrir distracciones ni detener la motocicleta», explicó. Sobre la base de un estudio exhaustivo de las condiciones reales y las necesidades identificadas por agentes de policía, la empresa italiana de ingeniería de la automoción Pinifarina diseñó un casco especial que se sometió posteriormente a un análisis virtual mediante análisis de dinámica de fluidos computacional (DFC). El prototipo creado por MOVEON ya se ha probado sobre el terreno en el Reino Unido y el Dr. Kalapanidas colabora actualmente con el resto de socios comerciales del proyecto para desarrollar productos universales, es decir, que no estén limitados a la policía sino que sirvan para bomberos y otros servicios de emergencias. Los socios de MOVEON se percataron de que la simple transmisión de una mayor cantidad de información a los policías motorizados, por ejemplo mediante una pantalla de GPS sobreimpresionada o una táctil en el brazo, no mejoraría necesariamente la eficacia de sus intervenciones y que la información transmitida en un momento inoportuno podría distraer o desbordar al policía, con consecuencias peligrosas. Por ello crearon el procesador MOVEON, que combina información biométrica sobre las últimas interacciones de los policías y datos sobre las condiciones de conducción, como la velocidad, la aceleración, la inclinación de la moto y la proximidad a una intersección. «Hemos desarrollado un algoritmo que reúne toda esta información y calcula la carga cognitiva general del piloto y las solicitudes introducidas por los canales visual, acústico y táctil», explicó el Dr. Kalapanidas. «Con toda esta información se puede elegir el canal más adecuado en un momento determinado.» Además, si el sistema determina que la transmisión de más información sería excesiva para el agente de policía, detiene temporalmente la comunicación. «Cuando el volumen de información se vuelve a situar por debajo del límite aceptable, se reactiva el flujo de información», aclaró. Una motocicleta a gran velocidad es muy ruidosa, por lo que los investigadores tuvieron que desarrollar un sistema de reconocimiento de voz mejorado capaz de comprender las órdenes orales de un policía pese al ruido del entorno. «En nuestros requisitos no se incluía un vocabulario extenso, sino un algoritmo de reconocimiento de voz muy sólido capaz de distinguir el habla entre los distintos ruidos generados por el entorno y por la motocicleta», aclaró el Dr. Kalapanidas. Además, en previsión de situaciones en las que las órdenes orales no funcionen, se añadió un modo independiente de control táctil. Así, los policías pueden controlar el sistema MOVEON mediante una palanca de mando colocada en el manillar de la motocicleta y mediante una pantalla táctil instalada en la manga de la chaqueta. «Estos dispositivos son complementarios y conforman un sistema de introducción de órdenes muy fiable», concluyó el Dr. Kalapanidas.

Países

Grecia

Artículos conexos