Skip to main content

Article Category

Entrevista

Article available in the folowing languages:

Cooperación sinoeuropea en el ámbito de las TIC

No todos los proyectos pertenecientes al Séptimo Programa Marco (7PM) se dedican a la ciencia en sí misma o a las nuevas tecnologías. Algunas iniciativas revisten igual importancia, pero trabajan en el fortalecimiento de los lazos entre investigadores dedicados a distintas dis...

No todos los proyectos pertenecientes al Séptimo Programa Marco (7PM) se dedican a la ciencia en sí misma o a las nuevas tecnologías. Algunas iniciativas revisten igual importancia, pero trabajan en el fortalecimiento de los lazos entre investigadores dedicados a distintas disciplinas o radicados en regiones diversas. El proyecto OPENCHINAICT es uno de ellos. Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) es uno de los mercados más competitivos e innovadores del mundo. Las estadísticas no precisan de comentarios, pues más de 2 700 millones de personas utilizan Internet en 2013 y más de 6 000 millones poseen acceso a un teléfono móvil. En palabras de la Vicepresidenta de la Comisión Europea Neelie Kroes, la apertura completa del mercado único europeo dedicado a las comunicaciones digitales podría generar un aporte adicional a la economía de hasta 110 000 millones de euros anuales, una cifra superior al 0,8 % del PIB de la Unión Europea. Innovación, infraestructuras mejores y la inversión en I+D resultan claves para lograr este objetivo, sobre todo si se tiene en cuenta que este mercado penaliza las vacilaciones. La competencia internacional es dura y países como China está invirtiendo este año 2013 en las TIC cantidades que se elevan hasta 234 000 millones. Dada la situación cabe preguntarse si existe margen para la cooperación. El proyecto financiado con fondos del 7PM OPENCHINAICT ha dedicado cerca de dos años a incidir en los beneficios mutuos que aportaría una cooperación mayor entre las dos regiones. Europa tiene mucho que aprender de la inversión científica en materia de TIC que dedica China a prepararse ante retos venideros y el sector científico chino dedicado a las TIC saldría bien parado de una integración en el Espacio Europeo de Investigación. Kay Matzner, coordinador de OPENCHINAICT, concedió una entrevista a la revista de resultados de research*eu en la que habló sobre los pasos dados por el proyecto destinados a aumentar la comunicación directa entre agentes interesados, entre los que se cuentan políticos y científicos, tanto de la UE como de China. ¿Cuáles son los objetivos principales del proyecto? El objetivo general de OPENCHINAICT fue contribuir de manera notable y medible a facilitar la cooperación científica relacionada con las TIC entre Europa y China. Para ello se ha creado un plan de estudio prospectivo de la cooperación sinoeuropea en el que se revisa el panorama científico de las TIC en ambas regiones. Para aumentar la cooperación y poner en marcha diálogos políticos, el proyecto celebró en distintas regiones chinas un congreso de gran relevancia y dos talleres temáticos dedicados a los temas «Ciudades inteligentes y sostenibles» e «Internet de los objetos». El consorcio prestó apoyo a la celebración de reuniones de consulta sobre políticas entre representantes oficiales de Europa y China. Los resultados del proyecto sirvieron para redactar el borrador «Plan de cooperación en materia de TIC entre la UE y China» (EU-China ICT cooperation plan), el cual servirá de guía para la Dirección General de Redes de Comunicación, Contenido y Tecnologías de la Comisión Europea a la hora de fomentar la cooperación internacional sinoeuropea sobre las TIC. ¿Puede coexistir la competencia internacional con un mayor grado de cooperación? Todos los datos y las teorías tanto económicos como econométricos se decantan en favor de la internacionalización debido a los beneficios que ofrece a todos los interesados en cuanto a integración e investigación. Con respecto a la investigación, este tipo de colaboraciones resulta fundamental para los descubrimientos y la solución de los retos mundiales pues dan acceso a las capacidades y las mentes más idóneas disponibles. La internaciolización ha influido enormemente en los sistemas de I+D de todo el planeta y las cadenas de valor ya están interconectadas. El impacto económico general de la internacionalización para todos los agentes implicados resulta positivo debido a su influencia sobre las capacidades, las transferencias mutuas de tecnologías y las consecuencias de los accesos a los mercados, entre otras ventajas. En lo que respecta a China, un motor importante de la economía europea ha residido en un intercambio comercial más intenso de productos de alta tecnología. Este ha permitido capear la última crisis económica mundial, pero a costa de ejecutar una evaluación sobre los propios sistemas de innovación europeos. Otras economías europeas menos potentes también poseen margen de mejora en este sentido. ¿Qué beneficios mutuos espera que se logren gracias a la colaboración sobre TIC con China? El consorcio de OPENCHINAICT ejecutó varios análisis en China y Europa para evaluar y obtener un mayor conocimiento de todos los aspectos más relevantes en este tipo de colaboración. Las respuestas de interesados de China y Europa permitieron identificar beneficios mutuos como oportunidades de acceso a mercados, la implementación paralela de estándares, el acceso a y el intercambio de conocimientos técnicos por ambas partes, la mejora de la comunicación política y el acceso compartido a recursos humanos y materiales. No obstante, este tipo de colaboraciones se enturbia en ambas partes a causa de malentendidos culturales, transferencias de conocimientos tecnológicos no deseadas, la competencia y los conflictos políticos. Si bien los europeos se muestran receptivos a este tipo de colaboraciones, los interlocutores chinos no asimilan del todo el valor añadido para ellos de la investigación financiada por la Comisión Europea y por tanto muestran reticencias a apoyar este tipo de colaboraciones a nivel europeo cuando han de aportar sus propios recursos. ¿Qué dificultades surgieron y cómo se resolvieron? Los proyectos con socios procedentes de economías emergentes como China siempre resultan complicados. Esto se debe sobre todo a diferencias en cuanto a la cultura de trabajo, las estructuras organizativas, las metodologías, los trasfondos y los marcos jurídicos. Este tipo de retos podría provocar retrasos en la implementación del proyecto y no siempre pueden predecirse a la hora de ponerlos en marcha ya que cada persona, y casa socio, es un mundo. OPENCHINAICT no fue una excepción en este sentido, pero logramos resolver los problemas mediante una mayor comunicación y aumentando las labores de gestión. ¿Cuáles son los resultados concretos del proyecto hasta ahora? OPENCHINAICT no se dedica a la investigación en sí, sino que trabaja para facilitar la comunicación entre agentes europeos y chinos a fin de mejorar y desarrollar cooperaciones científicas reales. El principal resultado palpable se aprecia en el plan de cooperación redactado, pero también se manifiesta en la mejora de los canales dedicados al establecimiento de redes para funcionarios e investigadores chinos y europeos. ¿De qué modo resultará el proyecto provechoso para la investigación y la cooperación en materia de TIC? Desde el consorcio del proyecto se espera que el plan de cooperación sea recibido de manera positiva y aceptado por los funcionarios de la Comisión Europea y de China, pues les servirá de guía para mejorar las colaboraciones científicas. ¿Qué etapas restan del proyecto? El proyecto progresa hacia dos objetivos importantes: la publicación del plan de cooperación final y el congreso de clausura de OPENCHINAICT, que se celebrará el 5 de noviembre en Vilna (Lituania). Los interesados en este último o en los documentos del proyecto pueden obtener más información al respecto en la página web del mismo. La coordinación del proyecto recae sobre el Instituto Fraunhofer (Alemania).Para más información, consulte: OPENCHINAICT http://openchina-ict.eu/ Ficha informativa del proyecto

Países

Alemania

Artículos conexos