Skip to main content

Article Category

Entrevista

Article available in the folowing languages:

Saskia Biskup, ganadora del Premio de la Unión Europea para Mujeres Innovadoras 2014

Saskia Biskup, directora ejecutiva de CeGaT (Alemania), fue homenajeada el pasado 10 de marzo en la ceremonia inaugural de la «Convención de innovación 2014», al ser la ganadora de la edición de este año del Premio de la Unión Europea para Mujeres Innovadoras. Este galardón vi...

Saskia Biskup, directora ejecutiva de CeGaT (Alemania), fue homenajeada el pasado 10 de marzo en la ceremonia inaugural de la «Convención de innovación 2014», al ser la ganadora de la edición de este año del Premio de la Unión Europea para Mujeres Innovadoras. Este galardón viene a premiar los destacados e innovadores logros de Biskup en su investigación sobre las enfermedades neurodegenerativas así como su éxito inusitado a la hora de transformar los resultados científicos en productos comerciales. La labor realizada por Biskup y su equipo ha permitido que su empresa, CeGaT, crezca hasta convertirse en una empresa biotecnológica líder en paneles génicos para diagnóstico y ha arrojado grandes avances de cara a diagnosticar a pacientes afectados por enfermedades raras. En el momento de la entrega del premio, de manos del presidente de la Comisión José Manuel Barroso, Biskup fue ovacionada por un auditorio plagado de entusiastas de la innovación reunidos en Bruselas con motivo de la mencionada convención, de dos días de duración. En el escenario estuvo flanqueada por las ganadoras del segundo y el tercer premio, Laura van't Veer (Países Bajos) y Ana Maiques (España) respectivamente, homenajeadas también por sus innovaciones y por su capacidad para conjugar la excelencia científica con la pericia comercial. CeGaT, constituida en 2009, tiene ya una plantilla de sesenta personas y no para de crecer. Biskup no duda en animar a otras personas innovadoras a asumir el riesgo de independizarse. «Es incomparable la sensación de libertad que aporta administrar tu propia empresa. Es distinto trabajar en una universidad o un centro médico. El grado de libertad que se alcanza con una empresa propia es tan fabuloso que, una vez que te haces emprendedor, pienso que nunca dejarás de serlo». ' En tanto que genetista del género humano, investigadora científica y bioinformática, Biskup se encuentra en la encrucijada entre la diagnosis, la investigación y la clínica. Su trabajo se articula en torno al desarrollo de nuevos indicadores biológicos que permitan un diagnóstico precoz de enfermedades neurodegenerativas. En su equipo están buscando la proverbial «aguja en un pajar»; extraen sangre o un tumor de un paciente y tratan de hallar la causa de su enfermedad analizando el código genético y, seguidamente, determinando con exactitud la terapia conveniente, avanzando así hacia una clase de medicina personalizada. Entre sus logros, Biskup puede contar el ser la primera en descubrir variaciones en el gen LRRK2, un gen que interviene en la enfermedad de Parkinson. No tiene la impresión de que ser mujer haya supuesto una desventaja a lo largo de su carrera. «Para ser sincera, no creo haberme enfrentado a dificultades especiales como mujer innovadora. Opino que, en gran medida, depende de una misma, de si persigues tu propósito y del empeño que pones. Pero aprecio este galardón porque pienso que motivará a otras mujeres para seguir esta trayectoria. No es tanto una cuestión de si he encontrado ventajas o desventajas, sino de mi gran determinación. Quizás resulte alentador para otras mujeres ver que se puede conseguir, que no hay que ser hombre para alcanzar el éxito, así que pienso que este premio es realmente fantástico». Biskup aludió a estos sentimientos en su breve discurso de la ceremonia de entrega: «Espero que esto anime a otras mujeres a fundar sus propias empresas y tener fe en sus propias ideas». Preguntada por el secreto del éxito en la innovación, Saskia destacó la importancia de la diversidad. «El elemento central y crucial de la empresa es la diversidad de disciplinas que abarcamos y de expertos con los que contamos. Reunir a personas que poseen conocimientos técnicos totalmente distintos y, a continuación, reflexionar sobre un mismo problema desde distintas perspectivas. Hasta a mi esposo, que es economista, le interesan mucho la genética y la biología y formula preguntas radicalmente distintas a las formuladas por nuestro equipo, por lo que son muy esclarecedoras. El hecho de que distintas personas formulen preguntas diferentes es, de verdad, lo que nos impulsa hacia adelante, y también es la parte más divertida». En opinión de Biskup, la mayor contribución de la UE consiste en el fomento de la colaboración y, en concreto, en la ayuda prestada a proyectos jóvenes para que reúnan a los especialistas que necesitan. «La mayor aportación que puede realizar la UE es reunir a las personas. Cuando uno tiene una idea, tiene que rodearse del equipo adecuado, y eso no es nada fácil. Cuando empezamos, nos costó muchísimo encontrar a personas que quisieran trabajar con nosotros. Al principio no tienes el prestigio, nadie te conoce, por eso es muy complicado encontrar a gente que quiera trabajar contigo, pero si reúnes a personas a las que entusiasma la misma idea y que poseen el mismo entusiasmo, la cosa empieza a coger velocidad. Una vez te conocen, la gente empieza a postularse para tus empleos sin necesidad de publicidad, pero al principio es determinante contar con una red, y pienso que la UE disfruta de una posición inmejorable para aportar ese elemento». CeGaT participa en dos proyectos del 7PM, CAM-PAC y DESIRE. El consorcio responsable de CAM-PAC se dedica al cáncer de páncreas, y el equipo de Biskup se ocupa de la secuenciación del transcriptoma de líneas celulares y tejidos de este cáncer. Por su parte, DESIRE trata sobre el tratamiento de la epilepsia. Según Biskup: «En DESIRE nos corresponde una tarea muy interesante y complicada a la vez, secuenciar microARN a partir de trombocitos. Es evidente que, cuando hay un proceso en marcha en el encéfalo, se aprecian cambios correspondientes en la periferia. Sobre todo en el caso de las enfermedades encefálicas, opino que supondría una ventaja formidable disponer de pruebas mejores que permitan acceder a sangre y extraer conclusiones sobre lo que ocurre en el encéfalo. Me apasiona este proyecto». Biskup también está entusiasmada por las posibilidades que se abren con Horizonte 2020. «Me parece fantástico que en esos nuevos programas se esté impulsando de verdad la colaboración entre institutos de investigación y PYME. Este hecho es bueno para mí, pero también para los ámbitos de la investigación y la empresa».

Países

Alemania