Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Reutilización del calor para reducir la huella ecológica de la producción de cerámica

La industria de la cerámica y otras de este tipo de gran consumo de energía lograrán aumentar su eficiencia energética y reducir sus costes gracias a una tecnología de caloriductor desarrollada por una iniciativa europea.

Tecnologías industriales

La amplia gama de aplicaciones de la cerámica (construcción, productos de consumo, procesos industriales y tecnologías punteras) hace que sea un pilar fundamental del sector manufacturero de la Unión Europea (UE). La cerámica se emplea en industrias de gran consumo de energía como la del hierro, el acero, el cemento, los productos químicos, la pasta y el papel. Además, presenta una huella climática intensa y sus procesos de producción conllevan costes elevados. Según un informe publicado por el Instituto de Estudios Europeos de la Universidad Vrije de Bruselas, las industrias de gran consumo de energía generan cerca del 15 % de todas las emisiones directas de gases de efecto invernadero de la UE. Esto se debe a la necesidad de ejecutar procesos a alta temperatura en los que se consumen combustibles fósiles. La mayoría de las empresas dedicadas a la cerámica también consumen mucha energía, hasta el punto de que esta puede suponer el 30 % de sus costes totales de producción. El proyecto financiado con fondos europeos ETEKINA aborda estos temas a través de un aumento del rendimiento energético de los procesos industriales.

Recuperación y reutilización del calor

ETEKINA se fundamenta en un prototipo de caloriductor con el que se reducirá tanto el impacto medioambiental como la factura energética de tres plantas de producción distintas dedicadas al aluminio, al acero y a la cerámica de España, Eslovenia e Italia, respectivamente. En una noticia publicada en el sitio web del proyecto se explica que «es posible ahorrar mediante la ejecución de procesos más eficientes desde el punto de vista energético, y la industria europea de la cerámica está experimentando con intercambiadores de calor basados en caloriductores (HPHE, por sus siglas en inglés) para recuperar la energía que se pierde en las conducciones de los hornos cerámicos y transferirla a otro punto de la cadena de producción». Un horno cerámico es una cámara aislada térmicamente, un tipo de horno específico para cocer, quemar o secar porcelana, ladrillos u otros productos cerámicos. El consumo energético primario en la fabricación de cerámica se produce en estos hornos, pero también existen otros procesos como el secado de las piezas para los que es necesario aportar energía. Gas natural, gas licuado de petróleo y fuelóleo son los combustibles empleados en la mayoría de las labores de secado y cocción, pero también se utilizan combustibles sólidos, electricidad, gas natural licuado y biogás o biomasa. En la misma noticia, se indica que «los HPHE de ETEKINA se probarán en dos hornos de la nueva planta piloto de Ceramiche Atlas Concorde Spa». Y se añade: «En lugar de desperdiciar el calor, Ceramiche Atlas Concorde Spa quiere recuperarlo y utilizarlo en otros procesos dentro de la misma planta». En una declaración extraída de la misma noticia, Luca Manzini, encargado de la gestión energética en Ceramiche Atlas Concorde Spa, perteneciente al Gruppo Concorde, apuntó: «De esta manera, ahorraremos algo de gas natural. La idea no es una tecnología revolucionaria, no nos va a llevar a la luna. Es algo que ya hacíamos hasta cierto punto. Pero hasta ahora no teníamos la tecnología para recuperar la energía que escapaba del horno». En el sitio web del proyecto ETEKINA se explica la tecnología con mayor detalle: «Un caloriductor transfiere pasivamente la energía térmica de un flujo caliente a uno frío mediante un ciclo de condensación y evaporación dentro de una tubería metálica sellada herméticamente. Así, se transfiere con gran eficiencia el calor de la parte caliente de la tubería a la parte fría. En el proyecto ETEKINA , los ingenieros combinan varios caloriductores para diseñar un intercambiador de calor acorde con las necesidades de cada planta productiva». Está previsto que el proyecto ETEKINA (HEAT PIPE TECHNOLOGY FOR THERMAL ENERGY RECOVERY IN INDUSTRIAL APPLICATIONS) finalice en 2021. Tal y como se expone en el sitio web del proyecto, se propone recuperar del 57 al 70 % del calor residual de las industrias de gran consumo de energía. Para más información, consulte: Sitio web del proyecto ETEKINA

Países

España

Artículos conexos