Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Cómo salvar a los olivos de enfermedades destructivas

Usando datos satelitales, un grupo de científicos ha controlado el impacto de una bacteria que mata a olivos en Italia. La investigación ayudará a prevenir la transmisión y los daños.

Alimentos y recursos naturales

Los patógenos vegetales, o virus, bacterias y hongos que provocan enfermedades, pueden causar pérdidas significativas en la producción agrícola y amenazar la seguridad alimentaria y la integridad del ecosistema. Según datos del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea, la bacteria «Xylella fastidiosa» («Xf») causó daños graves entre 2012 y 2017 a olivares de gran tamaño en una extensión de 538 km , equivalente a aproximadamente 6,5 millones de olivos, en Apulia, en el sur de Italia. En el II Congreso Europeo sobre «Xf» organizado conjuntamente con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) y varios socios del proyecto POnTE, financiado con fondos europeos, el doctor Pieter Beck del CCI explicó que la información, basada en datos meteorológicos, se recopiló usando datos del satélite Sentinel-2. Su presentación puede verse en un vídeo. Citado en una noticia en «Eurasia Review» sobre el congreso, el doctor Beck explicó que usar de esta manera los datos satelitales «puede ser útil para valorar la extensión del daño que está causando la "Xylella", además de «servir como fuente para la toma de decisiones con el fin de lograr la adaptación en aquellas zonas donde se ha propagado». Según una nota de prensa de la EFSA, 350 expertos en sanidad vegetal de todo el mundo asistieron al congreso centrado en las maneras en que «la ciencia puede ayudar a encontrar soluciones a las plagas de los vegetales que están causando daños ambientales y económicos en toda Europa». Los resultados y retos principales del proyecto POnTE también se presentaron en el evento. Los investigadores del proyecto han estado analizando diversos aspectos de la «Xf» y sus vectores en olivos, parras, cítricos, drupas, y árboles ornamentales y paisajísticos. «Los síntomas de una infección de "Xylella fastidiosa" incluyen ramas debilitadas, hojas secas y frutos endurecidos y encogidos. Los árboles infectados, en efecto, sufren una sequía interna», como se señala en una ficha informativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Propagación a otras regiones

Originaria de las Américas, la bacteria se detectó por primera vez en Italia en 2013 y empezó a propagarse rápidamente por el sur de Europa y llegó a afectar a España y Francia. La nota de prensa de la FAO también señala que el patógeno, sin cura conocida, amenaza con extenderse más hacia las regiones de Oriente Próximo y el norte de África. La prevención y la detección temprana son vitales para mitigar la posible amenaza de la «Xf». Según una cita en «Eurasia Review», Sybren Vos de la EFSA dijo: «Las tecnologías de teledetección pueden contribuir a la detección temprana de la "Xylella" al detectar los síntomas pre-visuales en las plantas huésped». El proyecto POnTE (Pest Organisms Threatening Europe), que finalizó en octubre 2019, se enfocó en apoyar la prevención, la detección temprana, el control y la gestión de un grupo de plagas que amenaza la agricultura y la silvicultura en la Unión Europea. Además de la «Xf» el proyecto POnTE abarcó «Candidatus Liberibacter solanacearum» y sus vectores que perjudican un gran número de cultivos estratégicos, como la patata, el tomate y la zanahoria. También abordó el «Hymenoscyphus fraxineus» y las especies emergentes de «Phytophthora» que afectan las especies de planifolios y coníferas en los ecosistemas forestales. Para más información, consulte: Página web del proyecto POnTE

Países

Italia

Artículos conexos