Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Codiseño de la participación ciudadana en la vigilancia ambiental

Un consorcio de varios agentes financiado con fondos europeos está codiseñando observatorios ciudadanos de sostenibilidad. Al mejorar el flujo de información de esta forma, será posible gestionar mejor los recursos terrestres y naturales.

Economía digital
Tecnologías industriales
Alimentos y recursos naturales

«Los objetivos generales de Ground Truth 2.0 consisten en codiseñar y poner en práctica observatorios ciudadanos que resulten útiles a las partes interesadas (locales) para conseguir gestionar los recursos naturales de forma sostenible», señala Uta Wehn, coordinadora del proyecto. Los datos de los ciudadanos se recogen a través de aplicaciones móviles y del análisis de las redes sociales, lo que ofrece a los ciudadanos la oportunidad de aportar información importante y participar en la vigilancia ambiental.

De Europa a África

Más concretamente, los esfuerzos del consorcio del proyecto, formado por catorce agentes, han establecido observatorios ciudadanos en Europa y África. La iniciativa demuestra que dichos observatorios son tecnológicamente viables, pueden crearse de manera sostenible y conllevan muchos beneficios sociales y económicos. El observatorio ciudadano belga, Meet Mee Mechelen se centra en mejorar el diálogo entre ciudadanos y responsables políticos a través de una plataforma que permite compartir información relativa a la calidad del aire y al ruido en el entorno extremadamente urbanizado de Flandes. En Amberes, se está desarrollando KlimaatRobuust St-Andries a fin de proporcionar un punto de encuentro físico y en línea en el que ciudadanos, científicos y responsables políticos se reúnan y compartan información sobre el estrés térmico. En España, a través del observatorio ciudadano RitmeNatura.cat los datos recopilados por los ciudadanos acerca de fenómenos relacionados se utilizarán para crear un conocimiento colectivo sobre los impactos locales del cambio climático y para mejorar las políticas y prácticas locales. El Maasai Mara Citizen Observatory de Kenia tiene por objeto equilibrar la conservación de la biodiversidad y unos medios de subsistencia sostenibles permitiendo que las partes interesadas colaboren. El observatorio ciudadano Niti Luli de Zambia contará con una plataforma que respalde las iniciativas existentes y con un enfoque basado en la comunidad para la gestión de los recursos naturales, por lo que las comunidades podrán influir más en las decisiones que afecten a sus vidas y medios de subsistencia.

Gestión de recursos de alta tecnología

El cambio climático se ha vinculado a unas lluvias locales excesivas en los Países Bajos, lo que ha causado graves inundaciones. Por esta razón, el observatorio ciudadano Grip Op Water Altena tiene por objeto compartir datos y conocimientos para crear enfoques de acción. «La plataforma resultante incluye un sitio web con información sobre inundaciones pluviales (incluidos eventos históricos), información sobre los proyectos del municipio y del organismo de gestión hidrológica, medidas que los ciudadanos pueden adoptar, cuestionarios en línea y observaciones. La información, que antes solo estaba a disposición de los expertos, ahora está disponible para un público más amplio. En caso de que se produzca alguna inundación en el futuro, ahora ya contamos con una infraestructura de comunicación», afirma Wehn. El observatorio ciudadano de Suecia, VattenFokus, se centra en la gestión de la calidad del agua en sistemas socioecológicos. La plataforma, que abarca la región de Södermanland, está orientada a la colaboración de las partes interesadas a través de la recogida de datos y el acceso a estos, así como al intercambio de conocimientos, para complementar la gobernanza formal de los ecosistemas acuáticos de la zona. Wehn explica: «La aplicación FreshWater Watch de Earthwatch permite a los ciudadanos medir y registrar la calidad de las masas de agua y se ha adaptado con éxito a los requisitos de los usuarios». Integra un equipo de campo que permite realizar mediciones con una aplicación web y móvil para registrar y enviar datos que incluyen la geolocalización, parámetros medioambientales y una fotografía del lugar.

Acercamiento y participación social

Los socios del proyecto están realizando actividades de concienciación sobre el trabajo y los avances que se están realizando en los observatorios ciudadanos. Durante la semana de Ground Truth 2019, se celebraron seminarios web, eventos locales y talleres. El evento de cinco días cubrió los avances en África y Europa, y brindó la ocasión de presentar vídeos en los que se mostraban las celebraciones locales de varios observatorios ciudadanos. Ground Truth 2.0 ha colaborado con otros proyectos financiados con fondos europeos para elaborar el documento normativo «Observatorios ciudadanos: una voz para los ciudadanos en materia de vigilancia medioambiental». Wehn resume los beneficios inmediatos del proyecto: «A través de unos observatorios ciudadanos bien diseñados, los ciudadanos, no solo científicos y profesionales, pueden asumir nuevas funciones relacionadas con la creación de conocimiento, la toma de decisiones en materia medioambiental y la planificación cooperativa».

Palabras clave

Ground Truth 2.0, observatorios ciudadanos, observatorio ciudadano, agua, vigilancia ambiental, recursos naturales, riego

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación