Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Los satélites de observación de la Tierra miden la perturbación forestal

Los ecosistemas de los bosques tropicales son fundamentales para estabilizar el clima global, proteger las cuencas hidrográficas, mantener la biodiversidad y proporcionar una fuente de sustento para parte de la población mundial. Por ello, una iniciativa financiada con fondos europeos ha mejorado las aplicaciones de los datos de observación de la Tierra (EO) para la supervisión y la gestión de los bosques tropicales.

Alimentos y recursos naturales

Los programas de política forestal nacional y los programas de deforestación cero (ZD, por sus siglas en inglés) requieren sistemas de supervisión que utilicen indicadores de perturbación para determinar la deforestación y la degradación forestal, así como los cambios en la biomasa leñosa aérea. Sin embargo, es necesario superar varios desafíos técnicos para proporcionar servicios operativos de supervisión forestal para los bosques tropicales húmedos y secos, como la existencia de nubes persistentes en las regiones tropicales, que afectan al uso efectivo de los datos ópticos de EO. Los efectos estacionales en los ecosistemas de los bosques secos tropicales, como la caída de hojas en la estación seca, junto con la disponibilidad limitada de coberturas de datos de EO multiestacionales también influyen en la calidad y la rentabilidad de los sistemas de supervisión. No obstante, esta situación ha cambiado de forma drástica desde que están disponibles los datos de los satélites Sentinel del programa europeo Copernicus, que proporciona los datos de radar y ópticos de alta frecuencia y alta resolución necesarios. El proyecto EOMonDis, financiado con fondos europeos, creó unos servicios de supervisión de los bosques tropicales basados en la EO para ayudar a los países y a una amplia gama de usuarios con datos precisos y actualizados sobre los bosques. «La iniciativa ayuda en especial a países que están aplicando el proceso de la política de reducción de emisiones resultantes de la deforestación y la degradación forestal en los países en desarrollo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC REDD+), así como a las partes interesadas que participan en la aplicación de los compromisos de ZD», afirma Thomas Häusler, coordinador del proyecto.

Una supervisión mejor

Los investigadores se centraron en mejorar los sistemas de supervisión de los bosques, lo que contribuyó de forma significativa a la gestión medioambiental sostenible mediante el suministro de datos cuantitativos sobre la pérdida de masa forestal y los cambios en el uso de la tierra. Esta información es necesaria para la aplicación de varias políticas medioambientales, como el Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques, el proceso CMNUCC REDD+ y el Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, así como de estrategias y políticas nacionales y regionales. La supervisión de los bosques y la política REDD+ también están presentes en el Acuerdo de París de 2015. Además, el acuerdo exige a los países que preparen sus actividades para reducir los gases de efecto invernadero en un marco temporal posterior a 2020 como parte de sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés). «En este contexto, la mayoría de los países en desarrollo han incluido la REDD+ en sus NDC, lo que brinda más oportunidades para que se utilicen los resultados del proyecto actual de una forma beneficiosa para la aplicación de la política y la gestión sostenible general de los recursos naturales en los países», explica Häusler.

Productos personalizados

Los proveedores de servicios y socios de investigación de EOMonDis trabajaron juntos para superar los retos existentes en la supervisión de los bosques tropicales mediante la integración de series temporales densas de los sistemas de sensores por radar y ópticos, especialmente de los Sentinel del programa europeo Copernicus. Los científicos desarrollaron y probaron estas técnicas y las demostraron en ubicaciones seleccionadas en Camerún, Gabón, Malaui y Perú. Los comentarios de los usuarios sobre estas demostraciones proporcionaron la base para otras mejoras y personalizaciones de los productos y de la plataforma de servicios. «EOMonDis está listo para proporcionar productos de supervisión forestal personalizados para su puesta en marcha, como mapas de cobertura forestal y utilización de la tierra, mapas de perturbación forestal casi en tiempo real y productos de cambio respectivo», concluye Häusler.

Palabras clave

EOMonDis, bosque, REDD+, perturbación forestal, observación de la Tierra, Sentinel, CMNUCC, Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Acuerdo de París

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación