Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Comprender el impacto de la opinión sobre la política migratoria

Investigadores de la Unión Europea (UE) arrojan luz sobre cómo la visión de un responsable político sobre migración determina las posibilidades y limitaciones de los reglamentos en materia de migración.

Sociedad

Ya sean los europeos que cruzaron el Atlántico a principios del siglo XX, los refugiados que huyen de una Siria desgarrada por la guerra o profesionales altamente cualificados que se trasladan hacia el oeste por trabajo, la migración ha sido, y siempre será, una parte importante de la historia humana. En la actualidad, 214 millones de personas, o el 3,4 % de la población mundial, son migrantes, según las Naciones Unidas. En consecuencia, la migración es una cuestión muy controvertida, así como un asunto con el que los responsables políticos de todo el mundo siguen lidiando. Se han investigado mucho los motivos por los que las personas se trasladan, así como las respuestas políticas a estos traslados y, sin embargo, todavía sabemos sorprendentemente poco sobre cómo los responsables políticos llegan a esas decisiones. Para descubrirlo, MIGPROSP —un proyecto financiado con fondos europeos a través de una subvención del Consejo Europeo de Investigación (CEI)— trabaja para comprender cómo ven la migración internacional los responsables políticos y cómo esta visión influye sobre las posibilidades y limitaciones de los reglamentos de migración. Según afirma Andrew Geddes, beneficiario de la subvención del CEI y director del Centro de Políticas Migratorias en el Instituto Universitario Europeo en Italia: «Necesitábamos saber más sobre cómo los individuos clave de los sistemas de gobernanza, instituciones y organizaciones ven la cuestión de la migración internacional. Lo que aprendimos es que el modo en que un responsable político da sentido a la migración determinará en última instancia a qué migrantes se permite el acceso a un país, de qué forma y durante cuánto tiempo».

Llegar de A a B

Mientras que la mayoría de las investigaciones sobre la migración tienden a centrarse en comprender por qué se trasladan las personas, MIGPROSP estudió cómo los sistemas de gobernanza dan sentido a la migración. Según explica Geddes: «Nuestro objetivo era mostrar que la migración no es sencillamente una especie de desafío “externo” de los sistemas de gobernanza. En su lugar, queríamos mostrar cómo los sistemas de gobernanza, a través de sus acciones e inacciones, inclusiones y exclusiones, juicios acertados y erróneos, desempeñan un papel fundamental en la definición de los desafíos a los que se enfrentan en tanto que responsables políticos». Los investigadores estudiaron la gobernanza de la migración en Europa, América del Norte y del Sur y la región Asia-Pacífico, con más de cuatrocientas entrevistas en veintisiete países. El trabajo incluyó análisis de las respuestas europeas a la crisis de los refugiados de 2015 y el desplazamiento de los rohinyá en Asia Sudoriental. Los investigadores también estudiaron el repunte de la migración infantil a lo largo de la frontera entre los Estados Unidos y México y la respuesta de la Administración Trump a la crisis. En América del Sur, su trabajo se centró en los efectos de los desplazamientos de los venezolanos. «Tendemos a ver las crisis como desencadenantes del cambio cuando, en realidad, las respuestas a las crisis se integran en una comprensión más cotidiana de las causas y los efectos de la migración», comenta Geddes. Por ejemplo, en Europa, la «normalidad» de la migración se entiende como el potencial de una migración a gran escala y posiblemente incontrolable, lo que ha tenido una función determinante en el desarrollo de la política de la UE desde el fin de la Guerra Fría. En Asia Sudoriental, donde las estructuras de gobernanza formal no están tan desarrolladas como en la UE, la migración se considera «temporal», como los trabajadores temporales «extranjeros» o la protección temporal para los desplazados. «Sean precisas o no, estas percepciones tienen unos efectos potentes sobre la gobernanza de la migración», añade Geddes.

De la investigación a la acción

Ahora que el proyecto ha terminado, los investigadores trabajan para convertir sus descubrimientos en acciones políticas. «Espero que, a partir de nuestro trabajo, desarrollemos un programa de investigación centrado en las causas y consecuencias del sesgo cognitivo en la gobernanza de la migración. Gracias a la comprensión de cómo los responsables políticos dan sentido a la migración en este proyecto, ahora estamos mejor preparados para contribuir al debate sobre la migración global», afirma Geddes.

Palabras clave

MIGPROSP, política migratoria, migración, refugiados, migrantes, migración internacional

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación