Skip to main content

An alternative to antibiotics in porcine semen doses

Article Category

Article available in the folowing languages:

Unos péptidos sustituyen a los antibióticos en el semen de verraco para una inseminación artificial sin bacterias

Teniendo en cuenta que el semen porcino para inseminación artificial debe mantenerse refrigerado y almacenado durante días y que pronto el uso de antibióticos en este ámbito será ilegal, un equipo de investigadores de la Unión Europea ha encontrado un sustituto a base de péptidos antimicrobianos.

Alimentos y recursos naturales

La inseminación artificial se utilizó por primera vez a finales del siglo XVIII. Esta técnica presenta numerosas ventajas para los criadores de animales, ya que el semen es mucho más fácil de transportar que los animales y un semental puede engendrar un número casi ilimitado de crías en muchas hembras que se encuentran a distancia. En la actualidad, alrededor del 90 % de las gestaciones de ganado en Europa se inician artificialmente. En más del 99 % de los casos, la inseminación se lleva a cabo con semen fresco y no congelado. El semen se utiliza lo más rápidamente posible, pero puede ser necesario almacenarlo hasta tres días a 15-17 °C. A esta temperatura, el semen puede sufrir contaminación bacteriana, que los criadores han estado controlando con antibióticos. Sin embargo, el uso de antibióticos en ganadería es una de las causas principales de la resistencia bacteriana. Por este motivo, su uso está claramente desaconsejado en Europa y estará prohibido completamente en 2022. Los criadores necesitan una forma alternativa de evitar la proliferación bacteriana en el semen almacenado.

Péptidos antimicrobianos

El proyecto ECOEXTENDER, financiado con fondos europeos, ha desarrollado una alternativa de este tipo destinada al ganado porcino. Los investigadores del proyecto han desarrollado métodos higiénicos para la recogida, el almacenamiento y el uso del semen refrigerado. Según Xavier Barrera, coordinador del proyecto: «Para conseguir este objetivo, estudiamos la sustitución de los medios de conservación comerciales actuales por alternativas que no contengan antibióticos». La clave de este desarrollo es un péptido antimicrobiano. Un péptido es una cadena de aminoácidos y varias de estas cadenas forman una proteína. Muchos tipos de organismos generan péptidos antimicrobianos de forma natural para defenderse de ataques bacterianos, fúngicos y víricos. Los antibióticos no matan las bacterias; solo impiden su reproducción. La resistencia a ellos surge de individuos mutados en quienes la supresión no funciona y que, en consecuencia, pueden seguir reproduciéndose sin obstáculos. Por otro lado, los péptidos antimicrobianos sí matan las bacterias, alterando sus membranas celulares.

Primer estudio en semen porcino

Barrera añade: «El uso de estos péptidos está bien documentado en plantas, pero en semen porcino no se había estudiado antes del proyecto ECOEXTENDER». En concreto, el equipo evaluó el efecto de los péptidos antimicrobianos en la calidad del esperma porcino. Los investigadores también estudiaron la carga bacteriana y analizaron si las bacterias habían desarrollado resistencia a los péptidos. También se estudió la eficacia del tratamiento con péptidos en función de la estación y otros factores ambientales como la concentración. El equipo del proyecto también evaluó si los péptidos afectaban a la potencia del esperma. La investigación permitió elaborar un protocolo de trabajo en el que se define de forma detallada el uso eficaz de los péptidos. En la actualidad, el equipo trabaja para encontrar péptidos sintetizados artificialmente con las mismas propiedades que los estudiados en el marco de esta investigación. Se espera que sean más económicos que los obtenidos a partir de fuentes naturales y más adecuados para la aplicación a gran escala. Ahora, los investigadores del proyecto buscan socios técnicos para colaborar en la síntesis. El semen porcino se diluye en un medio que contendrá los péptidos. Según el estudio de «marketing» del proyecto, el mercado actual para este diluyente en España es de más de 2 millones de euros al año, mientras que el mercado europeo es de más de 12 millones de euros. En cuanto esté listo para su comercialización, el nuevo diluyente debería poder abarcar la mayor parte de este mercado. El equipo de ECOEXTENDER trabaja para tratar de atraer a nuevos clientes de todo el mundo.

Palabras clave

ECOEXTENDER, semen, antibiótico, cerdo, péptido antimicrobiano, semen de verraco, inseminación artificial, diluyente

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación