CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Noticias

Español ES

El sonido de la COVID-19: una nueva aplicación identifica los síntomas a través de la voz y la tos

Un equipo de investigadores ha presentado una aplicación para móviles que escucha la voz y la tos de los usuarios para detectar si están infectados con el nuevo coronavirus.

© elenabsl, Shutterstock

En el marco de los esfuerzos por ayudar a gestionar la pandemia de COVID-19, un grupo de científicos financiado con fondos europeos ha presentado una aplicación para móviles que recopila datos para diagnosticar la COVID-19. Servirá de ayuda a los científicos en el desarrollo de algoritmos de aprendizaje automático que podrían determinar automáticamente si una persona padece COVID-19, basándose en su forma de hablar, toser y respirar. «Todavía desconocemos muchos aspectos de este virus y la enfermedad que provoca. En una pandemia como la que vivimos, cuanta más información fiable podamos obtener, mejor», afirma Cecilia Mascolo, profesora de la Universidad de Cambridge, institución que alberga el proyecto EAR. En declaraciones publicadas en una nota de prensa de la misma universidad, Mascolo añade: «Tras hablar con médicos, uno de los rasgos más comunes que han notado en los pacientes con el virus es la forma de recuperar el aliento al hablar, así como la tos seca y los intervalos de sus patrones respiratorios». La profesora Mascolo señala asimismo: «Existen muy pocos conjuntos de datos de sonidos respiratorios, por lo que para generar algoritmos que puedan servir para la detección precoz, necesitamos tantas muestras de tantos participantes como podamos conseguir. Aunque no recopilemos muchos casos positivos en SARS-CoV-2, podríamos descubrir vínculos con otras afecciones». Además de muestras de voz, respiración y tos, la aplicación recopila datos demográficos y de la historia clínica de los usuarios y les pregunta si han dado positivo en coronavirus. La aplicación está disponible en varias lenguas. En la nota de prensa de la Universidad de Cambridge se afirma lo siguiente: «Una vez concluido el análisis inicial de los datos recopilados por la aplicación, el equipo publicará el conjunto de datos para que esté a disposición de otros investigadores. Estos datos podrían ayudar a arrojar luz sobre la evolución de la enfermedad y la relación de las complicaciones respiratorias con la historia clínica, por ejemplo».

Los sonidos del cuerpo humano

En una noticia del Consejo Europeo de Investigación, la profesora Mascolo resume cómo su equipo estudia «formas eficaces y eficientes para que los sistemas capten los sonidos del cuerpo humano y pueda realizarse un diagnóstico precoz de distintas enfermedades mediante inteligencia artificial. Las anomalías en sonidos como los latidos del corazón, los suspiros, la respiración o la voz, son indicadores de enfermedad y, como tal, una poderosa fuente de información médica». Explica que el equipo se centra en perfeccionar las tecnologías de audio de los dispositivos móviles para analizar el inicio y la evolución de diversas enfermedades respiratorias y cardiovasculares, «con un enorme potencial para el diagnóstico a gran escala y rentable». El proyecto EAR (Audio-based Mobile Health Diagnostics), que respaldó parcialmente el desarrollo de la nueva aplicación, se prolongará hasta septiembre de 2024. El objetivo de sus modelos de audio es «extender el uso de recursos de “hardware” locales con la optimización de su potencia y precisión tanto en tiempo casi real como en un número escaso de muestras de audio», como se indica en CORDIS. Para más información, consulte: Proyecto EAR

Palabras clave

EAR, coronavirus, COVID-19, tos, voz, sanidad móvil