CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

Noticias

Español ES

Cómo mejorar el nivel de preparación ante pandemias como la COVID-19

Las herramientas que ofrece un proyecto financiado con fondos europeos para gestionar mejor los riesgos relacionados con la transmisión de enfermedades infecciosas en nodos de transporte podrían ayudar a luchar contra la nueva enfermedad del coronavirus de 2019.

© NAUFAL ZAQUAN, Shutterstock

Los países han cerrado sus fronteras con la intención de frenar la propagación del coronavirus y, ahora, irse de vacaciones parece un recuerdo lejano. A pesar de que es difícil predecir con exactitud cómo será la vida cuando acabe el confinamiento, es muy probable que los viajeros tengan que afrontar estrictas normas y un mayor control para evitar futuros brotes de enfermedades infecciosas. Los nodos de transporte como los aeropuertos o las estaciones de tren, los focos de contagio más probables en los que se produce una rápida transmisión de enfermedades, se encuentran en el punto de mira de los esfuerzos para combatir la COVID-19 y seguir el rastro de los últimos brotes, como la enfermedad del virus del Ébola y la epidemia del síndrome respiratorio agudo grave. Tras admitir la necesidad de mejorar la resiliencia de los transportes colectivos urbanos de Europa y del tráfico aéreo ante pandemias y otros episodios patógenos de alto riesgo en los nodos de transporte, el proyecto PANDHUB, financiado con fondos europeos, ha desarrollado un conjunto de herramientas para abordar cada fase del ciclo de seguridad: evaluación de la amenaza, prevención, preparación, respuesta y mitigación, así como la recuperación. Los resultados del proyecto podrían ayudar a mantener en marcha el sector del transporte público en caso de futuras pandemias o brotes de patógenos de alto riesgo. PANDHUB apoyó a los operadores de transporte y las partes interesadas pertinentes en cuanto al desarrollo del nivel de preparación ante patógenos y a los planes de respuesta. El proyecto logró profundizar en el conocimiento que se posee sobre los mecanismos de transmisión en el entorno del transporte mediante el desarrollo de un sistema informático de recopilación de datos, una herramienta de evaluación de amenazas y un marco para la identificación de focos de contagio. También creó directrices para la protección de pasajeros e infraestructuras, así como para procedimientos de descontaminación. Los resultados de PANDHUB se han aplicado y actualmente, entre otros, los utilizan las autoridades finlandesas.

Resultados útiles

Uno de los resultados de PANDHUB con una particular importancia en la lucha contra la COVID-19 fue el desarrollo de directrices a medida para asistir a los operadores de nodos en la gestión de comunicaciones en materia de salud pública sobre enfermedades. Ello se logró ofreciendo asesoramiento práctico sobre el control y la prevención de infecciones y desarrollando parámetros para optimizar el nivel de preparación. Las directrices a medida se crearon en torno a cinco principios comunes de control: ventilación, exclusión de personas sintomáticas, separación de los viajeros nacionales e internacionales, distanciamiento interpersonal y medidas para reducir la transmisión por contacto indirecto. La guía sobre desinfección y descontaminación representa otro resultado que podría ser útil para combatir la COVID-19. Consiste en revisar las opciones adecuadas para la desinfección y la descontaminación en caso de que se produzca una contaminación con riesgo biológico o patógenos de alto riesgo. Entre las posibles rutas de la transmisión de la infección que podrían producirse en los nodos de transporte encontramos la inhalación de aerosoles infecciosos, el contacto directo de materiales con microorganismos como la sangre, heces, vómitos y secreciones respiratorias, así como el contacto indirecto con materiales infecciosos en las superficies. La guía facilita la selección del enfoque más adecuado para los tipos específicos de incidente, teniendo en cuenta el microorganismo en cuestión y el alcance de la contaminación y la protección personal. Recientemente, en el marco de la explicación sobre las formas de transmisión del coronavirus, como la transmisión por aerosol o respiratoria que podría producirse cuando una persona infectada estornuda o tose, los socios del proyecto PANDHUB publicaron dos vídeos con animaciones en el sitio web del proyecto. La primera animación ilustra la distancia a la que vuelan las gotitas tras estornudar, mientras que la segunda animación muestra que taparse la boca reduce el alcance de las gotitas espiradas. El proyecto PANDHUB (Prevention and Management of High Threat Pathogen Incidents in Transport Hubs) se llevó a cabo entre 2014 y 2017. Para más información, consulte: Sitio web del proyecto PANDHUB

Palabras clave

PANDHUB, coronavirus, COVID-19, pandemia, patógeno de alto riesgo