Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Realidad aumentada: una nueva era para la cirugía de rodilla

Las rodillas son un claro ejemplo de ingeniería evolutiva, se pueden doblar,extender e incluso tienen cierto grado de rotación. Un proyecto financiado con fondos europeos ha desarrollado un «software» revolucionario para devolver la capacidad de movimiento a las rodillas lesionadas.

Economía digital

Cada año, se realizan más de 700 000 cirugías de ligamentos cruzados anteriores y 2,6 millones de artroplastias totales de rodilla. Existe una tasa de descontento medio entre el 20 y el 25 %, de la cual entre un 10 y un 15 % requiere una cirugía correctiva. Esta situación ha motivado la puesta en marcha del proyecto in.nav. «Por primera vez, los cirujanos utilizarán la realidad aumentada como herramienta de apoyo para realizar intervenciones quirúrgicas complejas. El proyecto desarrolló y validó dos aplicaciones de “software” en sujetos “post mortem” gracias a la tecnología de in.nav para la cirugía de rodilla», destaca Rui Melo, director técnico de Perceive3D, empresa coordinadora del proyecto ubicada en Portugal.

Vivo y coleando, in.nav apoya la cirugía de rodilla

En las cirugías de ligamentos cruzados anteriores que utilizan in.navACL se coloca un nuevo injerto de ligamento en los túneles del fémur y la tibia. Una aplicación procesa el vídeo desde una torre de artroscopia, registra la superficie del hueso con un TAC o un IRM preoperatorios y abarca la ubicación de los túneles del fémur y la tibia. Se basa únicamente en el tratamiento del vídeo de la artroscopia y en herramientas especializadas con marcadores fiduciarios (un conjunto de puntos de referencia) para rastrear la anatomía y los instrumentos. Mediante in.navTKA para artroplastias totales de rodilla, se ejecuta una aplicación en un dispositivo portátil que utiliza su cámara para guiar al cirujano a lo largo de las múltiples etapas de la cirugía de rodilla sin imagenología, a fin de colocar el implante de forma precisa. En este caso, no existe un TAC ni un IRM preoperatorios y el procedimiento se basa en el tratamiento del vídeo y en pequeños marcadores fiduciarios adjuntos al fémur y a la tibia cerca de la incisión.

Desafíos para el sistema de vídeo

«Tener un sistema de navegación de realidad aumentada durante una cirugía de ligamentos cruzados anteriores, la cual se basa únicamente en el vídeo, resulta ideal, puesto que los cirujanos ya necesitan utilizar una cámara para ver el interior de la articulación—señala Melo—. Sin embargo, la complejidad de los instrumentos utilizados y el limitado espacio para realizar la operación presentan desafíos para in.navACL». Existen inevitablemente líquidos, residuos, aparatos de iluminación y múltiples instrumentos presentes al mismo tiempo en el campo de visión, lo que representa un desafío considerable para un sistema que se basa en el contenido de imágenes reales a fin de ofrecer información de guiado. «Sin embargo, fuimos capaces de llegar a un punto en que la facilidad de uso del sistema podría ser evaluada por cirujanos en experimentos “post mortem”, a fin de obtener información clínica», explica.

El futuro de las rodillas de Europa y Estados Unidos

«Con la culminación de este proyecto reducimos en gran medida el riesgo del “software” de in.navACL y avanzamos con nuevas versiones de los instrumentos quirúrgicos», recalca Melo. Este trabajo dejó a la empresa bien situada para aprovechar su red de contactos y encontrar el socio adecuado con el que incorporar esta tecnología en la torre quirúrgica y solicitar una licencia. El siguiente objetivo de la empresa es lanzar su propio producto para artroplastias totales de rodilla el año que viene en la Unión Europea y Estados Unidos. Llevar el poder de la realidad aumentada a la cirugía de rodilla resolverá problemas ergonómicos y económicos en el quirófano y preparará el terreno para una posterior integración de los sistemas robóticos. Hasta ahora, la investigación se ha centrado principalmente en mejorar los instrumentos y los implantes de metal y de plástico. Melo concluye: «Habilitar tecnologías como in.nav democratizará el uso de la navegación para todos los cirujanos y las instalaciones sanitarias gracias a su reducida inversión inicial y la mejora de la ergonomía».

Palabras clave

in.nav, cirugía, rodilla, realidad aumentada, ligamento anterior cruzado, artroplastia total de rodilla

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación