Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Formación de inspectores para combatir el fraude fiscal

Una investigadora de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) trabaja para ayudar a los inspectores a prevenir el fraude fiscal de las empresas y a devolver los impuestos no abonados a las arcas públicas.

Sociedad

Cada año, la elusión fiscal, la evasión fiscal y el blanqueo de capitales ocasionan que las arcas públicas dejen de recaudar hasta 15 billones de euros. Por desgracia, la ausencia de políticas y normativas internacionales ha permitido que durante demasiado tiempo este dinero circulara sin problemas. Pero esta situación comenzó a cambiar a raíz de la crisis financiera y económica de 2008 y la consiguiente necesidad de los países de aumentar rápidamente los ingresos. Desde 2008, se han puesto en práctica un conjunto de nuevas reformas políticas destinadas a luchar contra la evasión fiscal. Estas reformas constituyen un cambio radical en la política fiscal y el régimen tributario de la Unión Europea (UE), por lo que es fundamental que todas las partes interesadas comprendan muy bien que es lo que se necesita, lo que funciona y lo que no funciona. Para ayudar en este cometido, el proyecto COFFERS, financiado con fondos europeos, desarrolló un marco destinado a comprender mejor la situación actual, cuantificar el progreso de la innovación normativa, identificar la trayectoria del cambio de sistema y paliar las deficiencias de la política fiscal de la UE. «El objetivo último era devolver los impuestos no abonados a las arcas públicas», comenta Brigitte Unger, profesora de la Universidad de Utrecht y coordinadora del proyecto COFFERS.

Identificación de las lagunas tributarias

Para lograr este objetivo, los investigadores analizaron la eficacia de las reformas fiscales internacionales destinadas a reducir la elusión fiscal, la evasión fiscal y el blanqueo de capitales. Además calcularon la cantidad de impuestos no abonados y ofrecieron a los responsables políticos recomendaciones para cerrar lagunas tributarias en el sistema tributario internacional. Uno de los principales hallazgos fue que, en lo que respecta a la reducción de la evasión fiscal, el intercambio automático de información constituía una reforma eficaz de la política internacional. Sin embargo, aunque los Estados Unidos no participan de la reforma, Europa aún debe proporcionar información sobre las finanzas de ciudadanos estadounidenses. «Esta falta de reciprocidad crea lagunas tributarias para los europeos e incentivos para depositar su dinero en el extranjero», explica Unger. Con respecto a las lagunas tributarias, el proyecto identificó asimismo el efecto negativo que tienen determinadas políticas nacionales, por ejemplo los «visados de oro», en el cumplimiento de las obligaciones fiscales. «Se puede comprar por muy poco dinero un visado de oro en Malta, Chipre u otras jurisdicciones y, en esencia, escapar del intercambio de información tributaria», comenta Unger. Las zonas francas constituyen otra laguna tributaria. «La idea de zonas francas era favorecer que los bienes que se importaran desde terceros países estuvieran exentos del pago de derechos de importación, siempre y cuando fueran a ser exportados de nuevo—comenta Unger—. Sin embargo, como no están incluidas en las normativas en vigor, actualmente se utilizan para guardar permanentemente dinero, arte y riquezas en lugares como Suiza y Luxemburgo».

Sigue el rastro del dinero

Según Unger, muchas de estas lagunas tributarias son aprovechadas por asesorías fiscales multinacionales que se ganan la vida asesorando sobre una planificación fiscal agresiva. A lo que añade: «Estos mismos asesores también desempeñan el papel de inspectores y auditores, lo que constituye un posible conflicto de intereses que debe hacerse transparente». ¿Qué se puede hacer para cerrar estas lagunas? El proyecto COFFERS recomienda que los inspectores creen registros públicos de titularidad final. «Si se sabe quién está detrás de las intrincadas corporaciones, fideicomisos, asociaciones y fundaciones internacionales, se puede seguir el rastro del dinero», concluye Unger. Para ayudar a los inspectores a crear dicho registro, COFFERS desarrolló una serie de herramientas, todas ellas disponibles en el sitio web de COFFERS.

Palabras clave

COFFERS, elusión fiscal, evasión fiscal, blanqueo de capitales, política fiscal, política fiscal de la UE, intercambio automático de información

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación