Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Involucrar a los estudiantes en el diseño de intervenciones en residencias de personas mayores

El aumento del envejecimiento de la población significa que una de cada cuatro personas acudirá a un centro de mayores. Estas personas requieren intervenciones sostenibles para atender sus necesidades complejas en materia de salud física y mental.

Salud

Tanto la actividad física habitual como la reducción del sedentarismo frenan la aparición y el avance de trastornos discapacitantes. Las personas mayores son el segmento menos activo y más sedentario de la población, que presenta dependencia física, deterioro cognitivo y morbilidad crónica.

Involucrar a los universitarios en el diseño de intervenciones

Introducir en programas de actividad física a las personas mayores que viven en residencias de forma habitual puede mejorar las actividades de la vida diaria. Sin embargo, aún están por determinar las características de la intervención más eficaz y sostenible. Para atender las necesidades físicas y cognitivas especiales de los residentes, el proyecto GET READY integró una metodología de aprendizaje-servicio en los programas universitarios que ofrecía a los estudiantes la opción de realizar prácticas en residencias. El proyecto, desarrollado con el apoyo de las acciones Marie Skłodowska-Curie (MSC), involucró a estudiantes de primero de Fisioterapia de la Universidad Glasgow Caledonian y a alumnos de tercero de Ciencias del Deporte de la Universidad Ramon Llull de Barcelona. Los colaboradores añadieron contenido relativo a la metodología de aprendizaje-servicio, junto con información sobre la manera de crear intervenciones satisfactorias conjuntamente. Con la ayuda de los profesores y de Maria Giné-Garriga, beneficiaria de una beca de investigación individual MSC, los estudiantes diseñaron dos talleres para residentes en centros de mayores y un tercer taller para los trabajadores, familiares y directivos. «Era primordial involucrar en el diseño de la intervención a las personas residentes, a los familiares y a los trabajadores de los centros para concienciarlos y cambiar la mentalidad de los profesionales que trabajan con este sector de la población, que presenta altos niveles de fragilidad y comorbilidad», subraya Giné-Garriga. Las intervenciones diseñadas conjuntamente tenían como objetivo reducir el sedentarismo y aumentar el movimiento de los residentes en centros de mayores a lo largo del día.

Validar las intervenciones de GET READY en un estudio piloto

Durante la segunda etapa del proyecto, el equipo probó la viabilidad y los efectos preliminares de la intervención creada conjuntamente en un estudio piloto efectuado en cuatro centros de mayores situados en Glasgow y Barcelona. Un total de treinta y un residentes en centros de mayores participaron en el estudio piloto aleatorizado, que duró doce semanas y en el que se evaluaron diversos parámetros, tales como el tiempo de sedentarismo y de actividad física diario, la calidad de vida, el miedo a las caídas y la funcionalidad. En comparación con el grupo de control, las personas que participaron en las intervenciones de GET READY mostraron una mejoría en el movimiento y las habilidades funcionales. Pasaron menos horas diarias sentadas o acostadas, con el consiguiente aumento de la velocidad de marcha habitual. En general, no se observaron efectos adversos y los participantes expresaron un temor menor a caer.

Repercusión y perspectivas del proyecto

Existe un consenso cada vez mayor para involucrar a los pacientes y al público en el diseño de las prestaciones de servicios sociales. GET READY implicó a estudiantes universitarios en el diseño de intervenciones para personas mayores, contribuyendo a crear un marco sostenible con trabajadores futuros más concienciados y conocedores de la importancia del movimiento para las personas que residen en centros de mayores. El equipo del proyecto también mejoró la colaboración entre los usuarios finales y el personal y sentó las bases para desarrollar estrategias individualizadas y enfoques sostenibles de movimiento a lo largo del día. «Los residentes en centros de mayores deben participar en las tareas domésticas tanto dentro como fuera de la residencia, en conexión directa con la comunidad, como lo hacían cuando vivían de forma autónoma», propone Giné-Garriga. Esto los ayudará a mejorar los resultados sanitarios y la calidad de vida, así como a superar los miedos más frecuentes a depender de los demás y a aislarse en un entorno cerrado.

Palabras clave

GET READY, residencia de mayores, ancianos, intervención, estudiante universitario, ensayo

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación