Skip to main content

REuse and REcycling of CDW materials and structures in energy efficient pREfabricated elements for building REfurbishment and construction

Article Category

Article available in the folowing languages:

Reciclar y reutilizar los escombros de los constructores

Las actividades de demolición y construcción europeas generan montañas de residuos de los que menos de la mitad se reciclan. Gran parte pueden reutilizarse y reciclarse, beneficiando así la competitividad del sector y su transición a una economía circular.

Cambio climático y medio ambiente

Los residuos de la construcción y la demolición (CDW, por sus siglas en inglés), con un total de 750 millones de toneladas anuales, constituye entre el 25 y el 30 % de todos los residuos de la Unión Europea (UE). Darles una nueva vida a los metales, la madera, el vidrio y el cemento, así como mantenerlos fuera de los vertederos, es una prioridad para la UE. Para promover este objetivo, su Estrategia Europa 2020 necesita que los países miembros reutilicen, reciclen y recuperen como mínimo el 70 % del peso de los CDW no peligrosos. «Nuestro proyecto demostró que Europa puede lograr ese objetivo construyendo y reacondicionando edificios mediante el uso los CDW», afirma Sonia Saracino, coordinadora del proyecto RE4 financiado con fondos europeos, un consorcio de trece instituciones colaboradoras repartidas en ocho países.

Gestionar todos los CDW

«Al reutilizar y al reciclar los materiales y las estructuras de los CDW, podemos construir edificios más eficientes en materia de energía y minimizar el impacto medioambiental de la industria de la construcción», añade Saracino, directora sénior del proyecto en el Centro de Investigación Europeo de Materiales y Diseño de Tecnologías en Italia. El proyecto desarrolló varias soluciones innovadoras para abordar la gestión de los CDW antes, durante y después de las fases de clasificación. Los resultados fueron impresionantes. Por ejemplo, el proyecto RE4 demostró cómo las estructuras y los materiales derivados de los CDW se pueden reintroducir de manera eficaz en los ciclos de producción de los componentes de la madera y del cemento, con una tasa de reemplazo de entre el 50 y el 85 %. «Nuestras instalaciones de prueba españolas mostraron que, incluso, es posible crear un edificio prefabricado, energéticamente eficiente y totalmente reutilizable para instalaciones comerciales o residenciales», afirma la coordinadora. Para la construcción y el reacondicionamiento de edificios, el proyecto desarrolló cinco nuevos materiales de cemento, cuatro componentes nuevos (bloques, azulejos, tablones y paneles de aislamiento) y cuatro elementos prefabricados nuevos. Al utilizar materias primas secundarias como cemento, ladrillos, madera y tejas, esos elementos se utilizan para paneles de la fachada o tabiques internos. Las conexiones reversibles permiten el desmantelamiento completo al final de su vida útil.

Robot de clasificación inteligente

«Estamos orgullosos del sistema robótico de clasificación "in situ" que alcanzó una tasa de reciclaje de hasta el 95 %. Mejora la calidad de los materiales clasificados al centrarse en aquellos que tienen un mayor valor económico, como la arena», indica Saracino. Para aprovechar al máximo el potencial de reciclaje de los CDW, el proyecto definió nuevas clases de calidad para los agregados que derivan de los CDW e identificó estrategias de reciclaje óptimas para cada una. Esas clases de calidad han sido enviadas a los comités de normalización de la UE con el objetivo de apoyar el desarrollo de las normas del ámbito. A lo que Saracino añade: «Todas las soluciones del proyecto se probaron en cuatro instalaciones de demostración diferentes y en condiciones reales, con réplicas de edificios en España, Italia, Reino Unido y Taiwán. Los componentes de RE4 recientemente desarrollados demostraron tener la flexibilidad suficiente como para soportar diferentes condiciones climáticas. También se pueden utilizar en diferentes tipos de edificios que se encuentran por toda Europa, así como en aquellos que tienen diferentes requisitos estructurales, como la resistencia a los terremotos». El proyecto ha generado un amplio interés de la comunidad técnica y general, ayudado por el reconocimiento internacional como el premio Hans Sauer 2020, un folleto con las mejores prácticas y una amplia cobertura en publicaciones científicas. «Las soluciones del proyecto RE4 pueden beneficiar al medio ambiente y a la economía ecológica. Nuestros nuevos componentes y materiales basados en los CDW son un 20 % más baratos de producir que los convencionales, lo que genera más de un 50 % de ahorro en emisiones de CO2, y consumen menos energía y materias primas», concluye Saracino.

Palabras clave

RE4, edificio, CDW, residuo de la construcción y la demolición, diseño, desarrollo, eficiente en materia de energía, materiales, prefabricado, reciclaje, reacondicionamiento, reutilizar

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación