Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Aprendizaje digital del inglés al ritmo de cada niño

¿Busca la mejor manera de ayudar a los niños pequeños a aprender inglés? La aplicación Lingokids proporciona a padres y educadores una forma única, personalizada e interactiva para lograr ese objetivo, que está especialmente creada para niños de entre dos y ocho años.

Economía digital

Muchos estudios han demostrado que los niños aprenden más rápido y retienen más información durante más tiempo cuando se están divirtiendo, sobre todo durante los primeros años de sus vidas. Hace tiempo que este conocimiento se está aprovechando en la mayoría de las ramas de la educación y, en general, se ha adaptado bastante bien a la innovación tecnológica. Lo que podía encontrarse hace unos años en los libros de los niños ahora se está remplazando o complementando cada vez más con aplicaciones y otros programas de educación interactiva. El aprendizaje de idiomas, sin embargo, se ha quedado atrás. «Hace unos años, estaba intentando enseñar inglés a mi sobrina Marieta y me di cuenta de que no había aplicaciones especializadas para la primera infancia. Todas las propuestas que existían se basaban en métodos muy clásicos. Incluso hoy en día la mayoría de los métodos para enseñar inglés, hasta los digitales, siguen siendo muy académicos», afirma Cristóbal Viedma, fundador y director general de Lingokids. Lingokids es una empresa naciente creada en 2015 para ocupar esta laguna en el mercado. Su producto principal es una aplicación de aprendizaje que permite a los niños de entre dos y ocho años perfeccionar su inglés a través de lo que el personal de Lingokids denomina el método Playlearning™. «Playlearning™ se basa en el proceso de aprendizaje natural de los niños, que tiene tres elementos fundamentales: autonomía (los niños aprenden mejor a su propio ritmo), inmersión y aprendizaje a través del juego», explica Viedma. Para maximizar la efectividad de este método, Lingokids ha basado su producto en una tecnología de aprendizaje adaptativo impulsado por la inteligencia artificial (IA). Personaliza el camino de aprendizaje para cada niño en función de su nivel, sus preferencias y su estado emocional, todo ello en tiempo real. Pero, ¿cómo puede empezar a utilizarse? En la actualidad, Lingokids está disponible en dos formas: un plan básico, que es de uso gratuito y proporciona a los niños tres juegos, canciones o vídeos al día, y un plan ilimitado, que da acceso directo a más de seiscientas actividades. Digamos, por ejemplo, que queremos que uno niño de tres años comience a aprender inglés en casa y estamos muy concienciados. «Con Lingokids Unlimited, su hijo podrá disfrutar de un número ilimitado de actividades al mes. Recomendamos que empiece a explorar Lingokids con su hijo y siga su progreso en el área para padres. Nuestro contenido se organiza en diez unidades y cada una contiene seis temas. Los estudiantes también pueden encontrar actividades adicionales y de temporada en el “mapa de aprendizaje”, y encontrará actividades como canciones, vídeos, juegos y datos rastreables. Además, puede descubrir nuestras actividades para “jugar juntos”, que le permitirán disfrutar del tiempo en familia con su hijo o incluso cantar y bailar con nuestro ABC Chant», añade Viedma. Si uno no está seguro de por dónde empezar, siempre es posible acceder a la sección y comunidad de la aplicación «contenido para padres», en la que pueden encontrarse los últimos trucos y noticias sobre crianza de los hijos, junto con consejos sobre las mejores formas para utilizar la aplicación Lingokids y discusiones sobre temas importantes con otras familias. La guinda del pastel es que la aplicación también está diseñada para que la usen educadores. Tras registrarse, tienen acceso a funciones especiales para optimizar el uso y la gestión en clase. El proyecto LINGOKIDS 2.0 (The Best Adaptive Platform for Self-Directed Home Education in Early Childhood) está en su segunda ronda de financiación de la Unión Europea con cargo al Instrumento PYME. Esta segunda fase aporta una arquitectura mejorada, un sistema de gestión de contenidos actualizado con nuevas funciones y servicios, una prueba piloto de caso de uso en clase y una prueba A/B con 3 000 usuarios. Viedma concluye: «Ya tenemos 12 millones de usuarios y estamos presentes en más de 190 países. Creemos que todo niño debería tener la oportunidad de aprender a su propio ritmo y a su modo, y nuestra tecnología puede transformar tanto la manera en que los estudiantes aprenden como la forma en la que los profesores enseñan».

Palabras clave

LINGOKIDS 2.0, digital, aprendizaje, inglés, primera infancia, aplicación, Playlearning

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación