Skip to main content

Introducing the Internet of Bees: A Smart Beehive System

Article Category

Article available in the folowing languages:

Conectar a los granjeros y apicultores al internet de las abejas

Un sistema inteligente que escucha el zumbido de una colonia puede ayudar a los apicultores a mantener colmenas sanas y productivas.

Economía digital
Alimentos y recursos naturales

El sector de la apicultura en la UE respalda a más de 600 000 apicultores, que colectivamente gestionan unos 16 millones de colmenas. Las abejas melíferas tienen un papel vital en nuestro sistema agrícola, ya que polinizan alrededor de un tercio de los cultivos que llegan a nuestras mesas. La apicultura comercial requiere trasladar frecuentemente colmenas de granja en granja, lo que puede suponer la pérdida de colonias. En el proyecto Pollenity, financiado con fondos europeos, se desarrolló un sistema de colmena inteligente que permite que los apicultores controlen de forma más minuciosa sus colmenas y reciban alertas por adelantado de amenazas que puedan dañar a esas colonias.

Escuchar en el interior

«La tasa de mortalidad de las abejas en regiones muy industrializadas ha ido aumentando en los últimos veinte años y es bastante devastadora», afirma Sergey Petrov, coordinador del proyecto. «Queremos armar a los apicultores con datos acerca de la salud y la productividad de las colonias de abejas, recopilados por dispositivos sensores del internet de las cosas». Pollenity ofrece dos productos principales. El primero es hiveBase, una báscula electrónica que transmite las lecturas de forma inalámbrica y que permite que los apicultores sepan cuánta miel ha producido la colmena. El segundo es Beebot. «Esta es una tecnología patentada que desarrollamos desde cero, consistente en un pequeño ordenador que recopila datos de temperatura, humedad y movimiento, y analiza las vibraciones del zumbido de las abejas», explica Petrov. Las abejas se comunican entre ellas mediante estas vibraciones, de forma que el zumbido se relaciona con eventos concretos en la colmena. «Beebot graba esas vibraciones y, por medio de una fórmula llamada transformada de Fourier, las analiza directamente», añade Petrov. «Así se reduce el tamaño del archivo para que los datos que se transmiten después no sean muy voluminosos».

Abejas perdidas

Los datos permiten a los apicultores comprender qué está pasando dentro de la colmena sin abrirla ni molestar a las abejas. Beebot puede advertir sobre eventos como la enjambración, cuando la colonia abandona la colmena para buscar un nuevo lugar en el que vivir. «Podemos detectar este evento cinco días antes de que haya indicios físicos», afirma Petrov. Beebot también puede alertar a los apicultores si una colmena está siendo asaltada por avispas o avispones, lo que ofrece una oportunidad para defenderla, al mismo tiempo que alerta a los apicultores si se pierde una reina. Para presentar estos datos, Pollenity ofrece una interfaz de usuario llamada Bboard, que también recopila datos pertinentes de terceras fuentes, como las que emiten alertas meteorológicas. El proyecto se financió a través del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea. «Esto nos permitió determinar los mejores mercados geográficos en los que actuar», apunta Petrov. «Identificamos a los clientes con mayor probabilidad de participación, no necesariamente la base de clientes más amplia».

Sensores vivientes

La empresa se ha convertido en una empresa separada, como socio comercial en el proyecto Hiveopolis, financiado con fondos europeos. Este proyecto aspira a convertir a las abejas en detectives ambientales mediante el uso de un contador capaz de rastrear a las abejas que salen de una colmena y luego regresan a ella. «Queremos que los apicultores y granjeros puedan rastrear lo que entra en una colmena, ya sea una abeja, una abeja que transporta polen, una abeja que transporta néctar, un zángano, una reina, un avispón o una avispa», comenta Petrov. «Esta posibilidad ayuda a una serie de partes interesadas: apicultores, granjeros, ciudadanos. Cualquier persona que quiera comprender lo contaminada que está una zona podría usar una colmena como sensor».

Palabras clave

Pollenity, abeja, abeja melífera, apicultores, sensor, colonia, internet, de forma inalámbrica, báscula, zumbido

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación