Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una técnica pionera ofrece diagnósticos de precáncer de boca

Un método novedoso y no invasivo para detectar temprano lesiones orales precancerosas podría conducir a tratamientos más efectivos del cáncer de boca, así como a mejorar las tasas de supervivencia.

Salud

El cáncer de boca es el decimoctavo tipo de cáncer más común en el mundo, con 354 864 casos nuevos y 177 384 fallecimientos documentados en 2018. Los principales factores de riesgo incluyen el consumo de alcohol o tabaco y la exposición al virus del papiloma humano (VPH). «Las lesiones orales premalignas, como las leucoplasias (parches blancos) y las eritroplasias (parches rojos), también pueden aumentar el riesgo de cáncer», explica Fiona Lyng, coordinadora del proyecto RAMAN-Dx y gestora del Centro de Radiación y Ciencias Ambientales (RESC) de la Universidad Tecnológica de Dublín (Irlanda). «Los distintos grados de precáncer pueden definirse como displasia leve, moderada o severa en función del grado de cambio celular y tisular». A pesar de las mejoras en el tratamiento, no ha habido mejoras significativas en cuanto a la tasa de supervivencia de cinco años de los pacientes con cáncer de boca, que sigue siendo de cerca del 50 %. Un problema clave es el hecho de que el diagnóstico del precáncer de boca depende en primera instancia de los exámenes visuales y, por lo tanto, puede ser subjetivo. «Existe una clara necesidad de técnicas nuevas y objetivas para detectar lesiones premalignas», afirma Lyng. La buena noticia es que las técnicas de espectroscopia óptica han demostrado ser prometedoras en la caracterización de tejidos, células y fluidos biológicos. En concreto, la espectroscopia Raman, que suele utilizarse para identificar moléculas específicas, podría tener el potencial de diagnosticar el cáncer de boca.

Análisis tisular preciso

El proyecto RAMAN-Dx, que se llevó a cabo con el apoyo del programa de Acciones Marie Skłodowska-Curie, se basó en esto para desarrollar dos métodos nuevos basados en la espectroscopia Raman de apertura temporal y la espectroscopia Raman de superficie mejorada (SERS, por sus siglas en inglés), a fin de detectar lesiones orales premalignas. Para empezar, se recopiló una biblioteca de muestras de células exfoliadas y de saliva tanto de donantes sanos como de pacientes con displasia leve, moderada y severa, y cáncer del Hospital dental de Dublín. Entonces, se realizaron las mediciones con la espectroscopia Raman de apertura temporal de las células exfoliadas y las mediciones SERS de la saliva. El equipo pudo desarrollar una base de datos exhaustiva de espectroscopia Raman de donantes sanos y muestras de displasia leve, moderada y severa. «Nuestro modelo de clasificación alcanzó una sensibilidad y una especificidad excelentes», señala Lyng. «Esto nos permitió identificar casos de displasia basándonos en el conjunto de datos espectrales obtenidos de las células exfoliadas y la saliva». El beneficiario de una beca individual de investigación Marie Skłodowska-Curie, Amuthachelvi Daniel, realizar esta labor tanto en la Universidad Tecnológica de Dublín como en el VTT de Finlandia. «Eso permitió a Daniel trabajar en un entorno no académico, lo cual ha sido muy beneficioso para su promoción profesional», afirma Lyng. «Cuando terminó la estancia, ofrecieron a Amutha un puesto permanente como especialista de aplicaciones sénior en Timegate Instruments, una empresa derivada de VTT».

Diagnósticos tempranos y efectivos

Los métodos utilizados de forma pionera en el proyecto RAMAN-Dx podrían desarrollarse más para realizar pruebas efectivas para el diagnóstico de cáncer de boca. «Los resultados que obtuvimos muestran cómo puede utilizarse la espectroscopia Raman en muestras no invasivas para distinguir entre pacientes sanos y aquellos con displasia oral», añade Lyng. «El uso de células exfoliadas o saliva para detectar y controlar lesiones orales, también implica que podría reducirse sobremanera la necesidad de biopsias tisulares invasivas. Estas pruebas también podrían ayudar a dirigir a los médicos al punto de biopsia más adecuado en el caso de lesiones orales de mayor tamaño». Para los pacientes, el beneficio clave es la posibilidad de una detección más temprana de las lesiones precancerosas. La conclusión es que esto podría llevar a mejores resultados de los tratamientos y, en última instancia, una mejor calidad de vida. El próximo paso es que estos métodos pioneros se conviertan en soluciones rentables y novedosas que puedan utilizarse para detectar el cáncer de boca y lesiones orales sospechosas.

Palabras clave

RAMAN-Dx, cáncer de boca, espectroscopia Raman, lesiones precancerosas, displasia

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación