Skip to main content

Accuracy assessment of the annual average indoor radon concentration based on measurements of different duration

Article Category

Article available in the folowing languages:

Los escolares rastrean bolsas de gas radiactivo

Los centenares de mediciones efectuadas por escolares de Israel han dado lugar a nuevas pautas para vigilar el radón, un contaminante ambiental potencialmente peligroso.

Salud

El radón es un gas radiactivo invisible que se genera en el suelo y en los materiales de construcción pétreos debido al decaimiento del uranio de vida larga. Las concentraciones de este gas, capaz de penetrar en los edificios, pueden variar significativamente incluso dentro de un mismo vecindario. «A veces, la concentración de radón en los edificios puede ser comparable a la de las minas subterráneas», señala el supervisor del proyecto RadonACCURACY, Konstantin Kovler, de la Facultad de Ingeniería Civil y Medioambiental del Instituto Tecnológico de Israel. «Es una situación muy peligrosa, ya que hay estudios que vinculan el aumento de la concentración de radón en interiores con un mayor riesgo de cáncer de pulmón». Un problema clave a la hora de determinar las concentraciones medias anuales de radón en interiores es que varían mucho con el paso del tiempo, lo cual cuestiona la precisión de las estimaciones calculadas con pruebas de solo un par de días. El objetivo general de RadonACCURACY era evaluar debidamente dichas concentraciones con pruebas de corta duración para poderlas comparar de forma fiable con un nivel de referencia.

Promover la ciencia ciudadana

El objetivo del proyecto, desarrollado con el apoyo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie, era desarrollar principios y algoritmos estadísticos para regular el radón en interiores que tuvieran en cuenta estas variaciones a lo largo del tiempo. Los escolares israelíes desempeñaron un papel fundamental al llevar a cabo pruebas de corta duración en casa, con el respaldo del centro de investigación Taking Citizen Science to School y un equipo mejorado a base de carbón vegetal. En total, participaron más de catorce escuelas situadas en distintas regiones de Israel y se efectuaron más de cuatrocientas mediciones. Los resultados se muestran en un mapa de radón público, garantizándose la confidencialidad. Se identificaron edificios con un alto nivel de radón. A continuación, se llevó a cabo una vigilancia anual sincronizada para evaluar las variaciones temporales del radón en interiores, así como la influencia del clima, el radón del suelo y la actividad sísmica. «El proyecto RadonACCURACY se inspiró en parte en la experiencia de la reglamentación del radón en Estados Unidos, donde son prioritarias las pruebas de corta duración», explica Kovler. «Debido a su sencillez y bajo coste, los propios residentes aceptan de buen grado pagar las pruebas y medir ellos mismos el radón en el interior».

Mediciones de radón precisas

El equipo del proyecto consiguió reunir nuevos datos sobre las variaciones temporales del radón en interiores con el clima cálido y la geología inestable típicos de Israel. También se recabaron nuevos conocimientos sobre la influencia de los factores ambientales y la forma en que se transfiere el radón del suelo a los edificios. El sistema RadonTest en línea ya está disponible para su uso gratuito y puede aportar información para efectuar pruebas de radón a gran escala en cualquier país. «Los principales beneficiarios de este trabajo son las autoridades reguladoras y las organizaciones científicas y de normalización, así como la industria de medición del radón», afirma Kovler. «Este proyecto también beneficiará a los propios residentes y ha contribuido a promover la ciencia ciudadana». Entre los próximos pasos se incluye aumentar el número de pruebas de radón efectuadas en interiores en Europa, con la creación de nuevos laboratorios de radón rentables. Informar a la población acerca de los peligros del radón e implicarla en su medición mediante equipos sencillos respaldados por un sistema en línea también deberían ser objetivos prioritarios. El proyecto RadonACCURACY ha logrado progresar en todos estos ámbitos. Kovler concluye: «El auténtico reto ahora será llevar a cabo un control anual del radón en interiores en diferentes países. Así podríamos crear por primera vez una base para la regulación racional del radón en interiores y desarrollar una norma internacional adecuada».

Palabras clave

RadonACURACY, radón, gas, cáncer, edificios, media anual de radón en interiores, suelo, medio ambiente

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación