Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Nuevos métodos de protección y verificación del IdC para la industria europea

El internet de las cosas tiene mala reputación. Nuevas medidas de seguridad promueven la confianza de los usuarios para nuevas aplicaciones diversas.

Economía digital

Al hablar de internet de las cosas (IdC), parece que nos referimos a una red aparte, específica. En realidad, existe una sola red de internet y el IdC se refiere a una forma bastante simple de comunicación entre máquinas a través de ella. Una de las aplicaciones más importantes de IdC es permitir a sensores (que recogen información) comunicarse con actuadores (piezas móviles o cambiantes). Esta combinación hace posibles innumerables tecnologías del mundo moderno, como los automóviles a los que se accede o que se ponen en marcha sin llaves, la iluminación automática en edificios inteligentes y distintos tipos de sistemas de transporte inteligentes. El problema es que la mayoría de aplicaciones de IdC no son seguras ni de confianza, lo cual cobra mucha importancia en los casos en que se combinan tecnologías inalámbricas con cuestiones de seguridad y privacidad. Estas aplicaciones están prácticamente indefensas frente a los ataques cibernéticos. En cuanto un dispositivo es atacado, se puede usar para atacar a todos los demás dispositivos de una red. En algunos casos, esto puede tener consecuencias catastróficas. Por este motivo, los usuarios son, con frecuencia, muy escépticos respecto a la seguridad de los sistemas de IdC, lo cual frena su adopción por parte de los usuarios y limita su eficiencia en el entorno industrial.

Nuevos tipos de evaluación de la seguridad

Teniendo en cuenta la escasa confianza de los usuarios en los sistemas de IdC, el proyecto SCOTT, financiado con fondos europeos, desarrolló métodos sólidos para evaluar la seguridad y la privacidad de los servicios de IdC. Los nuevos métodos priorizan las aplicaciones de IdC en entornos industriales y en dominios de seguridad crítica. Los miembros del equipo también desarrollaron otras tecnologías inalámbricas. Las tecnologías de SCOTT contribuyen al avance de la ciencia centrándose en cerrar las brechas de seguridad restantes. «SCOTT no solo aborda las “cosas conectadas”, sino que más bien se ocupa de las “cosas de confianza conectadas”», explica el Dr. Michael Karner, coordinador del proyecto. «Esto se refiere a las cosas interconectadas mediante tecnologías inalámbricas fiables que respetan las reglas de privacidad de los usuarios finales». Los nuevos desarrollos proporcionan la seguridad fundamental para generar confianza y, además, aportan una interoperabilidad fiable. Las innovaciones están destinadas principalmente a la industria europea, pero también al uso diario de los ciudadanos particulares.

Aplicaciones diversas y reconocimiento

El sistema del proyecto se ha demostrado en sectores como el aeronáutico y el ferroviario, las infraestructuras inteligentes y la sanidad. Entre las aplicaciones figuran la supervisión de la calidad del aire en interiores, sensores para vehículos conectados a infraestructuras de carreteras inteligentes y la atención en entornos de vida asistida y comunitaria. «Este último caso permite a personas mayores permanecer en sus hogares durante mucho más tiempo», añade Karner, «ya que les ayuda a recibir inmediatamente ayuda en caso de accidente, caída o enfermedad repentina». Otro ejemplo de la tecnología del proyecto consiste en un sistema de gestión de nube segura que autentica toda la comunicación desde un sistema basado en la nube y dispositivos de IdC. Se ha reconocido el trabajo de SCOTT por las mejoras que ha aportado a la seguridad y por haber ayudado a preparar la industria europea para la adopción generalizada del IdC. Las aplicaciones de IdC resultantes serán seguras y cumplirán con los valores europeos. Después de estos resultados tan satisfactorios, algunos de los socios industriales del proyecto lanzarán productos nuevos durante 2021 y 2022. Dos socios de investigación de SCOTT trabajan para poner en marcha nuevas empresas basadas en los desarrollos del proyecto. El trabajo iniciado en SCOTT continuará en el nuevo proyecto Electronic Components and Systems ECSEL InSecTT, que profundizará en el desarrollo de la confianza en el IdC utilizando IA en beneficio de la industria y los ciudadanos europeos.

Palabras clave

SCOTT, IdC, seguridad, tecnologías inalámbricas, privacidad, internet de las cosas, ECSEL, InSecTT

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación