Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

¿Qué células aumentan las posibilidades de padecer una arteriopatía coronaria?

Un nuevo estudio arroja luz sobre el papel de los factores de riesgo genéticos y las células implicadas en la aparición de arteriopatías coronarias (AC, o CAD por sus siglas en inglés).

Salud

Para comprender realmente la naturaleza de los diferentes tipos de células, tenemos que examinarlos individualmente. Las tecnologías de célula única lo hacen posible al permitir el análisis detallado de las características de las células individuales y los subtipos celulares. Gracias a esta poderosa herramienta, investigadores de Finlandia y los Estados Unidos han permitido conocer mejor el papel que desempeñan los factores de riesgo genético en la aparición de la AC y las diversas células que intervienen en este proceso. Con el apoyo del proyecto financiado con fondos europeos EnDeCAD, el equipo investigó la accesibilidad de la cromatina de más de 7 000 células obtenidas de lesiones ateroscleróticas humanas. La cromatina es el material del que están hechos los cromosomas y está formada por ADN, ARN y proteínas. Su accesibilidad influye en cuándo y dónde las proteínas de unión al ADN encuentran sus dianas para activar la transcripción genética. En estudios hologenómicos de asociación se han identificado cientos de loci vinculados a la AC. Según una noticia publicada en el sitio web del coordinador del proyecto EnDeCAD, la Universidad de Finlandia Oriental, la gran mayoría de estos loci «se encuentran fuera de los genes codificadores de proteínas, en los llamados elementos reguladores en cis». Los elementos reguladores en cis son regiones del ADN no codificante que regulan la transcripción de los genes cercanos. Su importancia en la patogenia de la AC es aún incierta. En el nuevo estudio se utilizó una técnica denominada ATAC-seq para evaluar la accesibilidad a la cromatina de diferentes células y subtipos celulares implicados en la aparición de la AC. Los investigadores descubrieron cinco tipos principales de células lesionales: células endoteliales, células musculares lisas, monocitos y macrófagos del sistema inmunitario, linfocitos T citolíticos naturales y linfocitos B. También investigaron las características de los subtipos de macrófagos y células musculares lisas que se transforman en fibromiocitos. De este modo, proporcionaron «un recurso particular para estudiar la actividad específica de cada tipo de célula de los elementos reguladores en cis en la pared vascular afectada por la enfermedad», según se informa en la noticia.

Las células endoteliales y musculares lisas desempeñan un papel importante

Como demuestran los resultados de la investigación, las variantes genéticas asociadas a la AC están especialmente enriquecidas en elementos reguladores en cis específicos de las células endoteliales y musculares lisas. Esto demuestra que estas células tienen un papel fundamental en la predisposición de una persona a padecer la enfermedad. Se emplearon datos de mapeo de la accesibilidad a la cromatina y de expresión génica para determinar los posibles genes diana para cerca del 30 % de todos los loci conocidos asociados a la AC. El equipo de investigación también realizó un mapeo selecto experimental de las variantes de la AC identificadas en los estudios hologenómicos de asociación, que les permitió determinar posibles polimorfismos de un solo nucleótido causales y el gen diana asociado para más de treinta loci vinculados a la AC. También se presentaron varios ejemplos de cómo la accesibilidad de la cromatina y la expresión genética pueden asignarse a un tipo de célula, lo que permite comprender mejor los mecanismos a través de los cuales podrían actuar las variantes de riesgo. El estudio se ha publicado en la revista «Circulation Research». El trabajo de investigación, que contó con el apoyo de EnDeCAD (Enhancers Decoding the Mechanisms Underlying CAD Risk), «es un importante paso adelante que ayuda a comprender la verdadera importancia funcional de las variantes de riesgo en la fisiopatología de la arteriopatía coronaria —se concluye en la noticia—. En el futuro, esta información podrá utilizarse para desarrollar tratamientos más eficaces, seguros e individualizados para arteriopatía coronaria». Para más información, consulte: Proyecto EnDeCAD

Palabras clave

EnDeCAD, arteriopatía coronaria, célula, cromatina, accesibilidad de la cromatina, gen, ADN, elemento regulador en cis

Artículos conexos