Skip to main content
European Commission logo print header

Development of a new generation of bioengineered bandages

Article Category

Article available in the following languages:

Un apósito regenerativo comercial para las quemaduras

Las quemaduras pueden provocar lesiones cutáneas graves que provocan infecciones que no pueden curarse con los métodos convencionales. Unos investigadores europeos desarrollaron un apósito cutáneo bioactivo que ayuda a hacer frente a patógenos infecciosos y facilita la regeneración y cicatrización rápidas.

Salud icon Salud

Las quemaduras pueden ser causadas por distintos medios, como el calor, la electricidad, los productos químicos y la radiación ultravioleta. Según su gravedad, pueden dejar a grandes zonas expuestas a patógenos durante períodos prolongados y dar lugar a infecciones graves que, a menudo, están relacionadas con la resistencia a los antibióticos. Dada la elevada mortalidad de quemados con este tipo de infecciones, hay una necesidad apremiante de tratamientos eficaces.

Un apósito regenerativo con propiedades antiinfecciosas

El ámbito del proyecto PHAS era la mejora de la cicatrización de las quemaduras y el control de las infecciones en quemaduras. La investigación se emprendió con el apoyo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie (MSCA) y consistió en la combinación de células, biomateriales y antimicrobianos para sustituir el uso de antibióticos. Philippe Abdel-Sayed, beneficiario de la beca de investigación, probó distintos biopolímeros como matrices biocompatibles para el crecimiento y la diferenciación de células cutáneas progenitoras. La matriz actúa como injerto cutáneo para favorecer la regeneración y la reparación cutáneas. El apósito generado también combina antimicrobianos, tales como bacteriófagos y dendrímeros peptídicos sintéticos con buenas propiedades biocompatibles para su liberación tópica. La propiedades antiinfecciosas resultantes indicaron que el apósito de PHAS podría emplearse como alternativa a los antibióticos o los iones de plata. Además, el proyecto abordó los grandes cuellos de botella técnicos en el desarrollo de tratamientos celulares y puso de relieve la importancia de las fuentes sostenibles de células.

A la espera de la siguiente fase de desarrollo

«El desarrollo de apósitos basados en células con propiedades antiinfecciosas ayudaría a conseguir la reparación tisular y el control dirigido de infecciones, especialmente en el inicio del tratamiento del quemado», explica Lee Ann Applegate, catedrática en el Departamento de Medicina Musculoesquelética del Hospital Universitario de Lausana (CHUV), Suiza. La idea es emplear el apósito generado por PHAS como primera capa para favorecer la regeneración cutánea y combatir el gran problema de la resistencia a antibióticos. La combinación innovadora de PHAS de antimicrobianos y biomateriales como apósitos bioactivos para los quemados presenta unos resultados prometedores. Con todo, se necesita seguir investigando para hacer avanzar la tecnología y generar un producto adecuado para el uso en humanos. Los siguientes pasos de su desarrollo son los ensayos del apósito a escala preclínica en modelos de grandes animales. Tras la aprobación reglamentaria y en colaboración con el Servicio de Cirugía Plástica, Reconstructiva y de la Mano del CHUV, el equipo evaluará la seguridad y la eficacia del apósito de PHAS en humanos. Este medicamento tan innovador tiene potencial para reducir las hospitalizaciones de los pacientes con quemaduras y los costes sanitarios asociados. Y lo que es más importante, se espera que acelere la cicatrización, con lo que se mejorará la calidad de vida de los pacientes.

Un método de ingeniería de tejidos ecológico y sostenible

En otro plano, el equipo de PHAS colaboró con el Centro de Competencia de Innovación en Plásticos (PICC, por sus siglas en inglés) en Suiza para fabricar matrices a base de poliéster-amida (PEA, por sus siglas en inglés) con propiedades mecánicas a medida mejoradas. El control de la fabricación a nivel molecular ofrece unos materiales con propiedades ajustables para una amplia variedad de necesidades de rendimiento. Los investigadores del proyecto combinaron estas matrices con queratina de plumas de pollo, reciclando un residuo, lo cual ofrece un método de ingeniería de tejidos sostenible. «El desarrollo satisfactorio de apósitos biológicos basados en PEA es acorde a la legislación europea sobre reutilización, reciclaje y valorización de residuos y el uso inteligente de biomasa y, su a vez, presenta también beneficios ambientales», concluye Applegate.

Palabras clave

PHAS, apósito, quemaduras, antibióticos, cicatrización, regeneración cutánea, control de infecciones, matrices a base de PEA

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación