Skip to main content

Advanced Prediction in Polar regions and beyond: Modelling, observing system design and LInkages associated with ArctiC ClimATE change

Article Category

Article available in the folowing languages:

La ciencia del Ártico es la clave para una previsión meteorológica más precisa en Europa

El proyecto financiado con fondos europeos APPLICATE ha arrojado nueva luz sobre la fuerza del vínculo existente entre el Ártico y el clima y las condiciones meteorológicas a latitudes medias. Su trabajo contribuye a obtener previsiones más precisas, incluso de fenómenos meteorológicos extremos.

Cambio climático y medio ambiente

Desde las terribles inundaciones en Bélgica y Alemania hasta los devastadores incendios en Grecia y California, las condiciones extremas en grandes zonas del hemisferio norte han acaparado los titulares durante el verano. ¿Cómo podemos mejorar nuestra capacidad de prever tales fenómenos y de prepararnos para ellos? Según los investigadores, centrando nuestra atención en el Ártico. «Es importante que nos concentremos en el Ártico porque las variaciones que se están produciendo a causa del cambio climático, como el retroceso del hielo marino o el calentamiento de los mares y la atmósfera, podrían llegar a influir en las condiciones meteorológicas y el clima en las latitudes medias», explica Thomas Jung, climatólogo en el Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina del Instituto Alfred Wegener. Jung coordinó el proyecto APPLICATE (Advanced Prediction in Polar regions and beyond: Modelling, observing system design and LInkages associated with ArctiC ClimATE change), que reunió a socios de toda Europa para comprender en mayor detalle esos vínculos y lograr mejorar de forma eficaz las predicciones para la región polar y otras zonas.

Colmar las lagunas

El equipo desarrolló varios métodos importantes que permiten obtener pronósticos más precisos, entre otras cosas de los fenómenos extremos. La modelización climática avanzada desempeñó una importante función. Esta implicó aprovechar los sistemas de observación existentes para diversas aplicaciones de modelización, la determinación del rendimiento de esos modelos y el diseño de modelos mejorados mediante comparaciones con las observaciones. APPLICATE llevó a cabo asimismo un análisis de vacíos para identificar las carencias de los sistemas de observación existentes y valoró cuánto se podían mejorar las previsiones colmando esas lagunas. «Uno de los principales resultados de los experimentos es que tenemos mucho que ganar si mejoramos la eficacia del uso de las observaciones existentes», comenta Jung. Uno de los principales focos de atención para la mejora de los modelos fue la troposfera, que incluye la interfaz aire-hielo-océano, conocida por su importante papel en la previsión climática y meteorológica. El progreso alcanzado en la representación de la capa límite atmosférica, incluidas las nubes, el hielo marino y la nieve, por ejemplo, contribuyó a mejorar la predicción operativa de parámetros meteorológicos cerca de la superficie como la temperatura y la lluvia. Los datos satelitales fueron una fuente clave de información para alcanzar tales avances. Las observaciones de la Tierra, tanto nuevas como existentes, de parámetros como el grosor del hielo marino y la deriva del hielo se añadieron directamente a la evaluación de los modelos y las acciones de desarrollo.

Alerta rápida

El equipo del proyecto llevó a cabo varios estudios de caso para explorar cómo se podrían utilizar estas previsiones para problemas reales. Por ejemplo, examinaron el riesgo y los efectos de las fuertes lluvias en Svalbard durante el otoño y el invierno. En este archipiélago, situado entre Noruega continental y el Polo Norte, ese tipo de fenómenos meteorológicos podrían convertirse en un gran reto en un mundo que se está calentando rápidamente. «Las precipitaciones extremas pueden desencadenar corrimientos de tierras y avalanchas de lodos, a menudo seguidas por condiciones de congelación que influyen en la formación de hielo sobre el suelo, lo cual puede requerir el cierre de carreteras y aeropuertos, con los consiguientes efectos sobre la movilidad de la población y la reducción de los ingresos procedentes del turismo», añade Jung. Tales fenómenos también pueden provocar la muerte por inanición de los renos silvestres por la falta de acceso a los recursos alimentarios. El estudio de fenómenos con lluvias fuertes durante los últimos inviernos permitió al proyecto identificar los patrones meteorológicos responsables y predecir las probabilidades de que se produzcan tales eventos con una escala temporal de entre dos semanas y dos meses. Así el equipo logró contribuir directamente a la creación de un sistema de alerta rápida y a mejorar el grado de preparación de la población. Para que los resultados de APPLICATE puedan aprovecharse en futuros estudios, se ofrecerá acceso a una serie de recursos clave en repositorios públicos, como el portal de datos de APPLICATE, Zenodo y Google Scholar.

Palabras clave

APPLICATE, cambio climático, Ártico, condiciones meteorológicas, previsiones, predicciones, modelización climática, observación, preparación

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación