Skip to main content

Connecting Patients and Carers using wearable sensor technology

Article Category

Article available in the folowing languages:

Sensores ponibles mejoran la atención a pacientes vulnerables

Un sistema inalámbrico de monitorización de pacientes detecta signos de empeoramiento de la salud de los pacientes, tanto en el hospital como cuando se les da el alta y vuelven a sus hogares.

Salud

La monitorización inadecuada de pacientes vulnerables puede dar lugar a la pérdida de oportunidades de intervención temprana y a muertes evitables. Para rellenar esta brecha, los pacientes están empezando a desempeñar un papel más activo en su propia atención sanitaria, incluida la monitorización de sus propias constantes vitales. El proyecto NIGHTINGALE, financiado con fondos europeos, desarrolló un sistema de monitorización de pacientes inalámbrico e inteligente que recoge los signos de empeoramiento de la salud. El sistema permite que los equipos sanitarios observen a los pacientes de forma remota, tanto en las salas de los hospitales como cuando son dados de alta y enviados a sus hogares. El equipo de NIGHTINGALE, un consorcio de socios de los sectores médico e industrial, desarrollaron y probaron con éxito el sistema «Checkpoint Cardio», que recoge un conjunto completo de constantes vitales como las que toma el personal de enfermería en las salas de los hospitales, y ofrece un método de comunicación sencillo para que los cuidadores contacten con los pacientes cuando estén preocupados, y viceversa. Cor Kalkman, profesor emérito de Anestesiología del Centro Médico Universitario de Utrecht comenta: «Los resultados demostraron que la monitorización inalámbrica ponible puede detectar el deterioro del paciente en una etapa temprana».

Desarrollo del sistema con la ayuda de socios industriales

A través de la estrategia de contratación precomecial de la UE, el equipo de NIGHTINGALE realizó un llamamiento a la industria para que desarrollase una nueva tecnología ponible que pudiera ayudar a monitorizar a pacientes vulnerables. De las 125 empresas que asumieron el reto, el equipo redujo los participantes a cuatro prototipos. A continuación, ensayó el único sistema que se consideró listo para las pruebas con pacientes quirúrgicos de alto riesgo hospitalizados. El recién desarrollado sistema Checkpoint Cardio es un conjunto de sensores inalámbricos ponibles que pueden realizar el seguimiento de la frecuencia cardiaca, ECG (un registro de la actividad eléctrica del corazón), la frecuencia respiratoria y la temperatura. Los algoritmos procesan enormes cantidades de los datos recabados mediante los sensores para encontrar tendencias y señales de alerta, antes de alertar al personal médico.

Lecciones aprendidas mediante los ensayos en hospitales

La mayor parte del equipo de NIGHTINGALE es personal de enfermería y profesionales médicos, lo que significa que durante la pandemia muchos de ellos tuvieron que trabajar turnos extra en cuidados intensivos. Kalkman, coordinador del proyecto NIGHTINGALE, añade: «A pesar de los retrasos como consecuencia de la COVID-19, logramos finalizar una evaluación clínica del sistema Checkpoint Cardio en cinco hospitales europeos». El equipo probó el sistema en veinticinco pacientes de alto riesgo procedentes de cada uno de los cinco hospitales. Lo compararon con los monitores habituales de los hospitales, de forma que observaron lo bien que detectaba las tendencias en las constantes vitales, y generaron puntuaciones para el deterioro de la salud. Además de los resultados iniciales prometedores, el equipo también aprendió que un sistema de este tipo no puede simplemente aplicarse en los entornos clínicos existentes, sino que requiere cambiar los flujos de trabajo del personal de enfermería en las salas.

Ambiciones de un proyecto de mayor envergadura alimentadas por la pandemia

Habida cuenta de la experiencia vivida durante la pandemia de COVID-19, el equipo se percató de que este sistema podría contribuir a una transición hacia un alta de los pacientes más temprana, con una mayor monitorización remota en casa. Esto aliviaría la presión de las unidades de cuidados intensivos y de las salas de los hospitales, especialmente en situaciones de presión similares como las afrontadas por muchos hospitales europeos en los dos últimos años. En la actualidad, el equipo de NIGHTINGALE estudia activamente las oportunidades para un proyecto de mayor envergadura que incluya más hospitales europeos. Kalkman explica: «Aplicaremos estos novedosos sistemas en la práctica clínica, incluida la realización de pruebas iniciales de sistemas de apoyo a las decisiones clínicas y el suministro de la gran cantidad de datos clínicos necesarios para crear sistemas de autoaprendizaje».

Palabras clave

NIGHTINGALE, paciente, atención, sensor, ponible, vital, constantes, enfermero, monitorización, algoritmo, datos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación