Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El panorama de la comunidad energética local de Europa es complicado, según los científicos

Un informe financiado con fondos europeos describe cómo las normativas y políticas actuales repercuten en el funcionamiento de las comunidades energéticas locales (CEL) de Europa y pone de relieve la necesidad de adoptar un planteamiento holístico.

Cambio climático y medio ambiente
Energía

La Unión Europea (UE) aspira a alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050. Convertirse en una economía con cero emisiones netas de gases de efecto invernadero significa cambiar a un sistema energético basado en las energías renovables y modificar drásticamente nuestras infraestructuras, tecnologías y comportamientos. En esta transición energética, las CEL (en otras palabras, grupos de usuarios de energía que han elegido una vía común para satisfacer sus necesidades energéticas) podrían desempeñar un papel esencial. Las CEL tienen la capacidad de promover el prosumerismo (una mayor implicación de los clientes en el proceso de producción), aumentar la eficiencia en el consumo de recursos e integrar las energías renovables producidas a escala local. Sin embargo, tal y como se señala en una nota de prensa publicada en sitio web «Science X», el contexto general en el que operan las CEL es más bien complicado. El proyecto eNeuron, financiado con fondos europeos, acaba de publicar un informe en el que se analiza cómo las normativas y políticas vigentes afectan a los sistemas energéticos locales multivectoriales de Europa. En este tipo de sistemas, múltiples vectores energéticos como la electricidad, la calefacción, la refrigeración y el gas interaccionan entre ellos a escala local.

Un sector energético gobernado por la incertidumbre y la falta de regulación

Según el informe, para que Europa alcance sus objetivos de descarbonización del sector energético, deberá adoptar varias medidas drásticas junto con una vía de transición energética. «Se considera la tecnología de almacenamiento en sus diversas formas como un facilitador fundamental para la transición energética y un elemento aglutinante para los distintos vectores energéticos», se indica en el informe. La introducción de fuentes de energía renovable ha traído consigo la necesidad de incrementar los esfuerzos para equilibrar el sistema eléctrico. Esto «puede convertirse en un importante impulsor del desarrollo del almacenamiento de energía conectado a la red», a medida que las tecnologías como el almacenamiento de calor y de energía hidroeléctrica por bombeo también cobran fuerza. Sin embargo, por lo que refiere al almacenamiento de hidrógeno, es posible que los costes muy elevados y la ausencia de infraestructuras y regulación retrasen su aplicación a escala completa. La impresión general es que la falta de regulación en el sector energético podría retrasar los progresos de la UE en la consecución de sus objetivos para 2050. «La incertidumbre y especialmente la ausencia de disposiciones reglamentarias claras probablemente sean los principales obstáculos actuales, y esto podría disuadir a los inversores de desarrollar activos de infraestructuras», señala el científico investigador y coautor del estudio Andrei Morch de SINTEF Energy Research (Noruega) en la nota de prensa de «Science X». El informe también llama la atención sobre la creciente importancia futura del almacenamiento de calor y menciona que más del 50 % de la energía consumida en la UE se utiliza para generar calor. Se destaca el transporte como el sector de la UE con la menor penetración de energías renovables y que los vehículos eléctricos desempeñan un papel fundamental en su descarbonización. Según explican los autores, a pesar de la disponibilidad de un gran número de tecnologías que pueden promover la descarbonización, su adopción por parte de los consumidores actualmente está conformada por organizaciones con intereses específicos en tecnologías. El panorama de las CEL se complica aún más con la diversidad de soluciones disponibles tanto a escala de consumidor particular como a escala comunitaria. El informe de eNeuron (greEN Energy hUbs for local integRated energy cOmmunities optimizatioN) concluye destacando la necesidad de adoptar un planteamiento holístico «con herramientas de optimización específicas y adaptables, que permitan evaluar las distintas tecnologías de descarbonización». Para más información, consulte: Sitio web del proyecto eNeuron

Palabras clave

eNeuron, comunidad energética local, energía renovable, calor, descarbonización

Artículos conexos