Skip to main content

New Environmental friendly and Durable conCrete, integrating industrial by-products and hybrid systems, for civil, industrial and offshore applications – EnDurCrete

Article Category

Article available in the folowing languages:

Refuerzo de la posición del hormigón como material de construcción sostenible

EnDurCrete es más que un hormigón más ecológico, ya que aumenta el rendimiento y la durabilidad, al tiempo que mejora la huella de carbono de este material de construcción omnipresente.

Tecnologías industriales

Sólido, duradero, eficaz y seguro, el hormigón es, con diferencia, el material de construcción preferido a escala mundial. Según «Nature», cada año se utilizan 30 000 millones de toneladas de hormigón en todo el mundo. De hecho, la BBC estima que el hormigón representa casi la mitad de todas las cosas hechas por el hombre y que hay tanto que pronto superará a toda la materia viva de la Tierra. El problema de todo este hormigón es que acarrea una huella de carbono bastante importante. Tal como señala «The Guardian», el hormigón es responsable de entre el 4 y el 8 % de la producción mundial anual de CO2. La mayor parte de las emisiones generadas por el hormigón se producen durante la fabricación del clínker de cemento Pórtland, uno de los principales materiales utilizados para fabricar cemento. «En la producción de clínker se consumen grandes cantidades de materiales y energía», afirma Arnaud Muller, científico principal de HeidelbergCement. «Por esta razón, la mayoría de los esfuerzos realizados para reducir la huella de carbono del hormigón se han centrado hasta ahora en disminuir la parte de clínker». Los materiales cementantes suplementarios, o MCS, se han convertido en el sustituto estándar de parte del clínker. «Aunque los MCS consiguen reducir el uso de materiales y energía, puede que el producto final —el hormigón— no ofrezca el rendimiento y la durabilidad de los hormigones tradicionales», añade Muller. Con el apoyo del proyecto EnDurCrete, financiado con fondos europeos, HeidelbergCement dirigió un esfuerzo colectivo para desarrollar un hormigón rentable que fuera a la vez sostenible y duradero. Para lograrlo, el proyecto recurrió a la tecnología.

Prolongación de la vida útil de los hormigones

En lugar de fijarse solo en el uso de material, el equipo de EnDurCrete se centró en todas las vías disponibles para prolongar la vida útil de los hormigones. «Al alargar la vida útil del hormigón y de las estructuras que lo utilizan, podemos reducir la cantidad que se fabrica, que es donde se produce la mayor parte de las emisiones», explica Muller. El equipo del proyecto comenzó desarrollando nuevos cementos y hormigones con poco clínker. A continuación, todo el consorcio llevó a cabo estudios de laboratorio exhaustivos para comprender mejor los factores que causan daños en el hormigón. «No solo queríamos desarrollar nuevos hormigones más ecológicos, sino también entender cómo podíamos superar los límites actuales y ampliar el rendimiento, al tiempo que mejorábamos la sostenibilidad», señala Muller. Uno de los métodos que los investigadores utilizaron para aumentar su capacidad de detección y seguimiento de daños fue el uso de aditivos a base de carbono para mejorar la conductividad eléctrica. Sin embargo, cuando se descubrió que el material seleccionado inicialmente no cumplía los requisitos de salud y seguridad en todos los Estados miembros de la Unión Europea, el equipo se vio obligado a buscar alternativas. «No podemos sacrificar la salud y la seguridad por la sostenibilidad, ya que van necesariamente unidas», señala Muller. «Gracias al intenso trabajo de los socios del proyecto, pudimos identificar una alternativa adecuada que obtuvo los resultados que necesitábamos».

Los hormigones duraderos y ecológicos se convertirán en la norma

A partir de este trabajo inicial, el proyecto añadió varias tecnologías a los hormigones EnDurCrete, como las funciones de regeneración y supervisión automáticas. Con su integración en un elemento final de hormigón, se espera que la innovación de EnDurCrete sea un 40 % más duradera que el hormigón convencional y que reduzca el potencial de calentamiento global casi a la mitad. «La industria de la construcción trata de ser cada vez más sostenible, duradera y ecológica, por lo que hormigones como los desarrollados en el proyecto EnDurCrete se convertirán en la norma», concluye Muller. Las soluciones de EnDurCrete se han probado en demostradores reales —incluidos túneles, puertos y puentes— y algunas se están desarrollando aún más comercialmente.

Palabras clave

EnDurCrete, sostenibilidad, hormigón, material de construcción sostenible, material de construcción, emisiones, cemento, huella de carbono, clínker, cemento, calentamiento global

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación