Skip to main content
European Commission logo print header

Citizen Science as the new paradigm for Science Communication

Article Category

Article available in the following languages:

Espíritu de equipo: cómo puede tener éxito la ciencia ciudadana

Involucrar a los ciudadanos como coinvestigadores conlleva que puedan participar en la producción de conocimiento científico. El equipo del proyecto NEWSERA, financiado con fondos europeos, ha puesto en marcha laboratorios de cocreación de soluciones compartidas.

Sociedad icon Sociedad

La ciencia y la sociedad pueden beneficiarse de la ciencia ciudadana (CC), que acerca a estos dos ámbitos. La apertura de la ciencia a la industria, el comercio y los responsables políticos genera oportunidades de financiación y colaboración, así como la posibilidad de recabar grandes conjuntos de datos a través de la participación ciudadana. Al mismo tiempo, desarrollar una mayor alfabetización científica mejora la capacidad de los ciudadanos para contrarrestar la información errónea y aumentar así su confianza en la ciencia. «La CC, además, da credibilidad a las campañas de concienciación, con un público informado, que contribuye a la toma de decisiones, las políticas y el cambio de conductas», comenta Rosa Arias, coordinadora del proyecto NEWSERA, así como directora general y fundadora de Science for Change. «Pero las iniciativas de CC funcionan dentro de complejos ecosistemas de partes interesadas, que afrontan múltiples retos que, en esencia, se pueden resumir en la falta de confianza, conocimientos y recursos». Con el fin de ayudar a superar estos escollos, el equipo de NEWSERA estableció los laboratorios CitSciComm, en los que se codiseñaron, pusieron en práctica y validaron estrategias de comunicación de CC dirigidas a partes interesadas específicas. Los cinco laboratorios, que se probaron durante tres años, funcionaron a través de comunidades de práctica compuestas por profesionales de CC, entre los que se incluían miembros de treinta y nueve proyectos de España, Italia y Portugal. En NEWSERA se impartieron más de doscientas cuarenta horas de tutoría y se organizaron noventa actividades, como seminarios y sesiones formativas, a las que asistieron más de ciento cuarenta participantes. Un programa de puesta en contacto de periodistas con proyectos dio lugar a la publicación de varios artículos en la prensa internacional, lo que «demuestra el potencial de los datos generados por los ciudadanos para elaborar historias de interés periodístico social, en las que la narración visual es fundamental», afirma Arias. Además se ha publicado la Guía de comunicación científica de NEWSERA, destinada a aquellos que se inician en este campo, y se ha presentado una serie de resúmenes de recomendaciones políticas, en los que se describen las mejores prácticas de comunicación científica.

Laboratorios para atender la hélice quíntuple

Los laboratorios de NEWSERA se crearon para abordar las necesidades del denominado grupo de la «hélice quíntuple» de partes interesadas, a saber: ciudadanos; científicos universitarios; industria y pymes; sector público y responsables políticos; y periodistas. Cada laboratorio identificó obstáculos para una CC efectiva y constituyeron un foro para explorar, cocrear, probar y compartir los resultados de las soluciones. Entre los colaboradores se encontraban los miembros de los treinta y nueve proyectos implicados, científicos que trabajan en universidades y centros de investigación, expertos en periodismo y comunicación científica e integrantes del equipo de NEWSERA. Por citar un ejemplo: en el «Citizens and society at large Lab» («Laboratorio de ciudadanos y sociedad en general») se reconoce que, si bien los ciudadanos pueden desempeñar múltiples funciones en el ámbito de la CC, como «sensores humanos», los proyectos suelen tener dificultades para seleccionar más allá de los que ya están interesados en la ciencia o en temas específicos, sobre todo entre los grupos de difícil acceso. A la hora de involucrar al sector público, Arias recuerda su etapa como coordinadora del proyecto D-NOSES, centrado en que los ciudadanos vigilen la contaminación olfativa: «En primer lugar, y antes de ejecutar los proyectos piloto locales, cartografiamos las comunidades afectadas con la aplicación OdourCollect. A continuación, la participación de los responsables políticos permitió redactar un resumen de recomendaciones políticas nacionales, seguido de la revisión de las directivas de la Unión Europea y la elaboración de un libro verde, que se presentó en el Parlamento Europeo». El resultado de todo ello fue que los datos de los ciudadanos fueron aprobados por primera vez como norma técnica por UNE, la Asociación Española de Normalización. Otros proyectos pilotos de NEWSERA (GEOVACUI-2, RIUS y Mosquito Alert) también han sido reconocidos con menciones honoríficas en el Premio de la Unión Europea a la Ciencia Ciudadana. «A cualquier proyecto nuevo de CC que empezara le diría que la tarea no es fácil, que hay que planificar con anticipación, sobre todo en lo que respecta a las repercusiones políticas. Así las cosas, hemos demostrado que se puede hacer», comenta Arias.

Laboratorios sin fronteras

El «Data and Science Journalist Lab» («Laboratorio de periodismo científico y datos») de NEWSERA ofreció oportunidades para establecer colaboraciones innovadoras, lo que posibilitó destacar aún más la importancia del periodismo en el ámbito de la CC. El equipo de NEWSERA colaboró con el proyecto ENJOI para organizar la conferencia emblemática DATA4CitSciNews. El equipo de coordinación de NEWSERA participa ahora como coordinador científico del proyecto COALESCE, financiado por el programa Horizonte Europa, cuyo objetivo es ayudar a establecer el Centro Europeo de Competencias para la Comunicación Científica.

Palabras clave

NEWSERA, ciencia ciudadana, participación, información errónea, alfabetización científica, política, partes interesadas, comunicación científica

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación